El aumento del desempleo refleja la situación económica nacional

Secciones
revista gestión

El aumento del desempleo refleja la situación económica nacional

Octubre 17, 2019 - 05:00

Las cifras del mercado laboral del tercer trimestre de 2019 fueron publicadas, y aunque el desempleo ha incrementado en 0,9% en el último año, dejando sin trabajo a poco más de 70.000 personas, los trabajadores de sectores informales han logrado generar cierta estabilidad mediante la consecución de más horas trabajadas y mejores salarios alcanzados. Se podría decir que el desempleo es un fenómeno que se relaciona con la calidad y el desempeño económico nacional. De los datos se destaca la relación que existe entre las crisis nacionales e internacionales y la poca empleabilidad de las personas.

Cada trimestre, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) publica los datos referentes a temas laborales mediante la información levantada en más de 17.000 hogares con la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU). La ENEMDU se viene levantando desde finales de la década de los 80 y es una de las principales herramientas para conocer el estado del mercado laboral, y de esta manera, la elaboración y ejecución de políticas públicas aterrizadas a la problemática nacional. La información presentada a continuación corresponde al tercer trimestre del 2019 (q3 2019) para el periodo de julio, agosto y septiembre.

La población en edad de trabajar (PET) alcanza los 12’359.400 de ecuatorianos, lo que representa 71,1% del total de la población ecuatoriana. De ese número, 8’379.355 se encuentran en la Población Económicamente Activa (PEA) que se caracteriza por tener más de 15 años y tener deseos de trabajar o ya trabaja, al menos una hora a la semana. En términos relativos, poco menos de la mitad de toda la población se encuentra en edad y condiciones para trabajar.

La clasificación de la PEA se muestra así (Gráfico 1):

Gráfico 1 Caracterización de la PEA

tabla

 

EL DESEMPLEO SIGUE ALTO, PERO NO HA SIDO EL PEOR

Contrario al empleo, el desempleo son todas aquellas personas mayores a 15 años que durante el periodo de referencia no desempeñaron ningún papel en el mercado laboral y presentan dos principales características: se encuentran disponibles para trabajar, pero aun así no logran conseguir un empleo.

Para septiembre de 2019 se registró una tasa de desempleo de 4,9%, afectando a 406.871 ecuatorianos; esta problemática aumentó en 0,5% en comparación con el trimestre pasado – junio 2019- y en 0,9% en contrastación con el año pasado. El desempleo es un efecto causal del estado de la economía nacional, que no está pasando por sus mejores momentos, pues está siendo afectada por un gran déficit fiscal y condiciones de desaceleramiento productivo mundial (Gráfico 2).

Gráfico 2 Desempleo (2007-2019)

 

La anterior afirmación se puede respaldar sobre los mismos datos; las peores cifras referentes al desempleo se han registrado en periodos de crisis económica de carácter mundial y local. El 2009, por ejemplo, cerró con un desempleo de 6,5% -siendo el más alto en los últimos 12 años-, cabe recalcar que el deterioro del sistema financiero estadounidense afectó a los mercados alrededor del mundo. Sucedió algo similar en 2016, cuando los precios del petróleo bajaron drásticamente y generaron inestabilidad fiscal en las cuentas nacionales, por la gran dependencia que se provocó a partir de los altos importes del crudo WTI.

 

LEVE MEJORA EN LA CALIDAD DEL EMPLEO

El pleno empleo se genera cuando el trabajador ejerce 40 o más horas y percibe un salario igual o superior los $ 394 que estipula la ley. Sucede lo contrario con el subempleo, que se genera por dos razones: cuando el trabajador no puede ejercer más de 40 horas laborales semanales – pero quiere hacerlo- o percibe una renta menor al Salario Básico Unificado (SBU) mencionado ya.

La desagregación de otro empleo no pleno se basa en personas que perciben menos salario u horas de trabajo, pera tampoco se encuentran deseosos de completarlas. Finalmente, el empleo no remunerado se caracteriza porque los trabajadores no perciben renta alguna, generalmente está relacionado con tareas del hogar o jornaleros.

Las estadísticas indican que alrededor de 0,6% de la población con trabajo se ha trasladado de sectores informales a los formales en el último trimestre, es decir, alrededor de 100.000 personas se han incorporado al pleno empleo entre julio y septiembre de este año (Gráfico 3).

Gráfico 3 Empleo 2014-2019

 

En términos más generales, aproximadamente 8 millones de ecuatorianos tiene un empleo, de ellos, 3,2 millones tienen un empleo adecuado, 1,6 millones se desenvuelven en el sector de la informalidad (sea porque no generan la suficiente renta o porque no trabajan las suficientes horas), y 2,1 millones de personas se encuentran realizando labores sin ninguna retribución; esta problemática se hace más evidente en el campo y en los hogares, en los cuales no se visibiliza las labores realizadas.

En un escenario ideal, el pleno empleo debería alcanzar los mayores porcentajes posibles, brindando seguridad y estabilidad laboral a los trabajadores, así mismo permitiéndoles desenvolverse en los sectores en los cuales son especialistas o al menos, capacitados. 

Por: Eduardo Cobos, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

Ocho de cada diez ecuatorianos quieren un negocio propio

La calidad del empleo se deteriora y el subempleo se profundiza

La minería paga mejor, pero el comercio emplea más

El salario crece, pero no permite ahorrar

El panorama laboral aún es complejo para los jóvenes en Ecuador