7 consejos para combatir financieramente el coronavirus

Abril 3, 2020 - 10:00

Sabemos que la incertidumbre prolongada en el tiempo es un mal aliado para combatir la situación. De partida, el no conocer el tiempo que durará la cuarentena, el confinamiento, puede generarnos ese miedo que llevamos dentro. Debemos medir esa perspectiva que nos permita contextualizar bien en el tiempo el escenario y conocer la magnitud del problema de forma objetiva, y, más importante aún, sin atender a los catastrofismos que vemos continuamente en los distintos medios de prensa con el tema del coronavirus.

Sin embargo, somos conscientes de que si posees una empresa, o tu familia es administradora de un negocio, de poco sirve la perspectiva cuando los ingresos no llegan al bolsillo familiar. Por esta razón, tampoco debemos preocuparnos, simplemente debemos realizar una planificación que nos permita adaptarnos a este escenario, gestionando todos los posibles riesgos y garantizando la total preparación para que cuando la actividad económica se reanude, podamos estar preparados para volver más fuertes. Por ello, desde Economipedia hemos realizado una serie de consejos que podrían serte de utilidad para paliar estos efectos del coronavirus.

En primer lugar, debemos hacer una planificación financiera. Es momento de sentarnos en el escritorio y coger las cuentas. Estima que el tiempo de duración de este coronavirus, hasta la recuperación de la actividad económica y tomando como referencia a los países asiáticos, es de tres meses. Sabiendo esto, planifica todas tus finanzas, de tal forma que estimes todos los posibles gastos que tienes en el mes, así como los ingresos que, en estos momentos, estás recibiendo. De esta forma, sabiendo y conociendo tus finanzas en su totalidad, podrás saber cómo afrontar la situación de una forma más precisa y objetiva.

En segundo lugar, reduce todos aquellos gastos superfluos. En situaciones extraordinarias debemos adoptar medidas extraordinarias. Piensa que, en un escenario de confinamiento, todos esos gastos hormiga que realizas en tu día a día se han esfumado de un plumazo. Es decir, de partida ya contamos con un capital que, en situaciones normales, no contaríamos con el. Por este motivo, una vez nos hemos planificado y controlamos la situación de nuestras finanzas, trata de planificar todos los costes, reduciendo al máximo aquellos que, en estos momentos, no sean de estricta necesidad.

En tercer lugar, utiliza el wifi de casa. Puede parecer insignificante, pero pasamos el día metidos en internet con nuestro Smartphone, consumiendo paquetes de datos con elevados costes para poseer internet fuera de casa. En casa, si tenemos wifi, esta línea de datos no nos hace falta. Con wifi en casa, incluso el gasto que hacemos en llamadas, podemos hacerlo de forma gratuita. Usa Skype, Whatsapp, Facetime, cualquier herramienta que permita comunicarnos de forma gratuita y con el simple requisito de tener un router wifi como el que te permite acceder a nuestra plataforma para leernos. Este confinamiento, dentro de lo malo que puede traer, puede ayudarnos a reducir un poco los costes que genera nuestro teléfono móvil.

En cuarto lugar, compra ofertas y en grandes cantidades. Habitualmente, cuando vamos a comprar al supermercado, no solemos comprar comida en grandes cantidades, pues nuestra actividad en el día a día, en muchas ocasiones, nos impide consumir los alimentos y nos obliga a desecharlos, perdiendo el dinero. Es por ello que solemos comprar lo justo y necesario para vivir. Sin embargo, en un escenario de confinamiento, y donde nos piden que salgamos poco a los supermercados, es un buen momento para aprovecharnos de todas esas ofertas de 2×1 y 3×2 que promueven los supermercados. Piensa que debes desayunar, comer, merendar y cenar en casa. En este escenario, ahorrarás dinero en el coste de los alimentos, a la vez que no desecharás nada.

En quinto lugar, haz cosas y actividades que, habitualmente, te conllevaban un coste. Si eres una persona atrevida, tareas como cortar el pelo al perro, arreglar el jardín, arreglar un grifo de casa, tintarte el pelo, pintar la habitación, cualquier tarea que, de normal, te obligaría a contratar a un profesional, hoy, ante el confinamiento provocado por el coronavirus, puedes realizarla, además del aporte de entretenimiento y ocupación que supone el llevarla a cabo. Una forma de pasar el tiempo y, a la vez, adelantar ahorros que, en el futuro, te habrían supuesto un coste añadido. 

En sexto lugar, y si puedes, cultiva tus propios alimentos. Si tienes espacio para ello, el confinamiento puede ser un buen momento para comenzar una carrera en el mundo de la agricultura. Planta algún tipo de alimento en casa que, a la vez que te permita pasar el tiempo de forma ocupada, también te puede hacer ahorrar unas monedas en la compra del supermercado. Si no tenías tiempo para cultivarlo, ahora ya lo tienes. Además de que aprenderás cosas nuevas, también ahorrarás un dinero ante la innecesaria labor de comprarlos en el supermercado de forma diaria.

En séptimo lugar, descubre tu creatividad. Y este, y sin ser un consejo como tal, es el mejor consejo de todos. Momentos como estos inspiraron a los grandes pensadores de nuestra historia para crear y generar oportunidades que, nunca antes, fueron planteadas. Utiliza este tiempo para descubrirte a ti mismo, piensa de qué forma puedes aprovechar esta situación, descubre, idea, innova, plantea hipótesis, rétate. Haz cosas nuevas y deja que despierte tu creatividad. Empieza por intentar añadir 3 nuevos consejos más a esta lista y completar el bloque, pues no hay nada mejor que retarse a uno mismo.

Revista Gestión

Fuente: Economipedia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen
Revista Gestión