Ecuador cerró la década con deflación

Secciones
Revista Gestión

Ecuador cerró la década con deflación

Enero 7, 2020 - 08:22

El último mes del 2019 registró una inflación mensual negativa de -0,01%, es decir, una deflación leve, dando continuidad a la tendencia del año. El Índice de Precios al Consumidor se ubicó en 105,21 puntos que, si se compara con diciembre de 2018, demuestra que ha habido una variación impositiva de 0,07 puntos. Así, Ecuador cerró el año siendo uno de los países con menor inflación en Latinoamérica y el menor en comparación con países de la CAN.

La inflación se entiende como el alza generalizada de los precios tomando como referencia de medición el Índice de Precios al Consumidor (IPC). El IPC está compuesto de una canasta de bienes y servicios con mayor ponderación de consumo a nivel nacional que consiste en 359 productos. Por ende, si la canasta básica se ve afectada y existe una variación positiva o impositiva significa que hay inflación.

Su medición puede estar dada de tres maneras. La primera: inflación mensual, que indica la variación de precios del mes previo al que se analiza. La segunda, inflación anual, donde se identifica la variación del mes con respecto al mismo mes del año anterior. Y, por último, la inflación acumulada que mide la variación de precios del mes desde diciembre del año anterior.

Los datos de inflación de diciembre de 2019 regresan a la línea de tendencia que está entre -0,1% a 0,2% (Gráfico 1). El cambio abrupto de la inflación mensual de -0,70 en noviembre a -0,10 en diciembre se debe a la estabilización macroeconómica luego del caos de los dos meses pasados. La inflación anual, en cambio, pasa de 0,04% en noviembre a -0,07% en diciembre, aunque estos valores no reflejan minuciosamente los acontecimientos recientes que fueron trascendentales en los datos inflacionarios del último trimestre del 2019.

Gráfico 1 Variación de precios mensual, anual y acumulada

Diciembre es el mes que tiene mayor circulación del stock de los locales comerciales. Y como en la mayoría de los sectores, la inflación está determinada por la oferta y la demanda. Es el caso más evidente de 3 de las 12 divisiones de consumo en inflación mensual: Alimentos y bebidas no alcohólicas en -0,46%; Restaurantes y bebidas no alcohólicas tuvo una desinflación mensual de -0,15% y Muebles y artículos para el hogar también tuvo inflación mensual negativa de -0,14%.

Estos sectores en época de festividades de navidad y fin de año buscan fomentar una mayor demanda. Por otro lado, la recreación y cultura muestra un dato positivo de 1,29% resaltando los programas culturales y sociales que se ejecutan en el mes de diciembre y que son muy demandados.

Si se contrasta con la medición anual, las variaciones de los precios tienen mayor repercusión en otros sectores evidenciando que las preferencias del consumidor y el comportamiento del mercado han cambiado notoriamente (Gráfico 2). Educación, salud y transporte fueron los sectores más afectados por sobre el 0,7%, mientras que los bienes de vestimenta y calzado tuvieron una inflación negativa de más de dos puntos porcentuales.

Gráfico 2 Variación anual y mensual en divisiones de consumo

 

LA SIERRA CAMBIA LA TENDENCIA NACIONAL

Si bien la inflación mensual de la Sierra es 0,04% menor a la de la Costa, en diciembre la variación de precios anuales muestra resultados opuestos (Gráfico 3). Se registra, para la Sierra, una inflación anual positiva de 0,12% mientras que para la Costa una desinflación de -0,24%. Estos resultados, se atribuyen a la tendencia al consumo por región ya que la inflación está directamente vinculada con la propensión marginal a consumir de cada ciudad o región.

Gráfico 3 Inflación por regiones

 

Fueron varios los factores suscitados en el 2019 que hicieron que la inflación continúe su tendencia negativa, desde el tratado con el FMI hasta los conflictos sociales del paro nacional. La inestabilidad social, económica y política del país son un bloqueo permanente para la inversión y para inyectar mayor liquidez a la economía ecuatoriana que permita dar un giro a esta tendencia deflacionaria que ha venido desde el 2011. Por el momento, cerramos una década con una inflación anual negativa de -0,07% e iniciamos un 2020 siendo uno de los países con mayor inflación negativa de la región.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

El rumbo de la economía nacional para 2020 es poco claro

Los cuatro hitos que marcaron la economía en 2019

En diez años la producción nacional mejoró, pero no cambió

2020 será aún más complicado para las finanzas nacionales

El Ecuador compra y vende lo mismo que hace diez años