El consumo sostiene el crecimiento del PIB pero la desaceleración es evidente

Secciones
revistagestion.ec

El consumo sostiene el crecimiento del PIB pero la desaceleración es evidente

Octubre 1, 2018 - 11:59

Las estadísticas macroeconómicas de 2018 para el segundo trimestre fueron publicadas por el Banco Central del Ecuador (BCE). Allí se pueden destacar dos cuestiones: la primera referente a los ajustes estadísticos realizados respecto al año 2017, donde se observa que el crecimiento fue menor, alcanzando 2,37% (respecto a 2016) frente al presentado en junio, donde se reportaba un crecimiento de 3%; la segunda proviene del evidente estado actual de desaceleración de la economía ecuatoriana.

 

SOBRE LOS AJUSTES ESTADÍSTICOS

De acuerdo con las estadísticas macroeconómicas publicadas, el Producto Interno Bruto (PIB) de 2017 alcanzó los $ 70.955,7 millones, lo cual es $ 183,5 millones menor a lo que se había presentado anteriormente; esta disminución se explica principalmente a partir del ajuste al alza de las importaciones, en $ 627 millones, además por la disminución del consumo privado y público en $ 45,8 y $ 108 millones, respectivamente, y la reducción en la inversión de $ 800 millones, siendo este el ajuste más significativo, pues este indica que para 2017 la inversión se redujo en 0,55% cuando inicialmente se reportó un crecimiento de 5,31 % en este rubro (Gráfico 1).

 
Gráfico 1
Crecimiento del PIB (2016 – 2017) por el lado de la oferta (estadísticas presentadas en junio y septiembre)
revista
Fuente: Banco Central del Ecuador.
Elaboración: Consultora Multiplica.

 

LA DESACELERACIÓN ES UN HECHO

Por otra parte, las estadísticas para el segundo trimestre de 2018 muestran que la economía presentó un crecimiento de 0,92% respecto al mismo periodo de 2017 y de 0,38% respecto al primer trimestre de este año, con un PIB de $ 17.848 millones, por lo que la situación de desaceleración es clara (Gráfico 2). Hace dos trimestres la tasa de crecimiento interanual fue de 2,76 %, para el primer trimestre de este año fue de 1,62 % y en el segundo no llega al 1 %. 

El aumento de las importaciones (8,65 % frente al año anterior) hace que el PIB crezca a una menor tasa, las exportaciones por otra parte presentaron un crecimiento de 0,2%, una tasa muy pequeña como para potenciar a la economía; la inversión, por otra parte, mejoró y alcanzó un crecimiento de 2,42%, sin embargo, son el consumo público y privado los que sostienen a la tasa de crecimiento, con tasas de 3,92% y 3,27%, respectivamente. Estos dos rubros representaron  78% del PIB total en el periodo en cuestión.

 
Gráfico 2
Tasa de crecimiento interanual del PIB (segundo trimestre 2018)
revista
Fuente: Banco Central del Ecuador.
Elaboración: Consultora Multiplica.

De acuerdo con el BCE, las industrias que más crecieron (Gráfico 3) en el segundo trimestre respecto al año anterior fueron: Suministro de electricidad y agua (6,5 %), Enseñanza y servicios sociales y de salud (5,7 %) y Acuicultura y pesca de camarón (4,1 %), sin embargo, las que más aportaron al crecimiento fueron la administración pública, con una contribución de 0,28 al crecimiento del PIB, seguida de la categoría de Enseñanza y servicios sociales y de salud (0,12) y la de Transporte, con una contribución de 0,13.

Las industrias que presentaron una reducción en su aporte al PIB fueron la Refinación de petróleo, con una importante caída de 36,2% respecto a 2017, Petróleo y minas se vio también reducida en 3,8% y la Pesca cayó 3,6%. La construcción, en cambio, empieza a recuperarse y es el segundo trimestre consecutivo que presenta tasas de crecimiento positivas tanto mensual como anualmente (0,17 % y 1,05 %, respectivamente), lo cual no ocurría desde el tercer trimestre de 2014.

 
Gráfico 3
Tasas de crecimiento interanual e intermensual del PIB por industria (segundo trimestre 2018)
revista
Fuente: Banco Central del Ecuador.
Elaboración: Consultora Multiplica.

Con estos datos, es urgente que el Gobierno tome medidas cuanto antes para poder contrarrestar esta desaceleración en la economía, aunque la responsabilidad no recae únicamente sobre este actor sino también sobre el sector privado que debe prepararse para una posible recesión en el corto plazo.

Para el tercer trimestre no se espera una situación distinta, quizás se mantenga la etapa de desaceleración o incluso se produzca un decrecimiento en la economía. Sectores importantes como la manufactura, comercio y transporte -que además de aportar al PIB en gran medida generan muchas plazas de empleo- se encuentran creciendo a tasas muy pequeñas, lo cual frena a la economía. Adicionalmente, es necesario apuntar al crecimiento a partir de las industrias que generen valor agregado lo cual potenciaría las exportaciones, aumentando su tasa de crecimiento y ayudaría a reducir las importaciones.

 
Por: Sebastián Rodríguez, redacción Revista GESTIÓN.
 
 
Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

“Esperamos cerrar 2018 con una producción de 540.000 barriles de crudo por día”

Economía crece aupada nuevamente por el consumo de los hogares

El prepago del crédito a China, una jugada para aliviar el peso fiscal

La fragilidad de las reservas internacionales: un problema heredado que el Gobierno sigue sin afrontar (OPINIÓN)