El subempleo en Ecuador no mejora, y menos en el área rural

Secciones
Revista Gestion

El subempleo en Ecuador no mejora, y menos en el área rural

Revista Gestión *
Diciembre 26, 2021 - 19:00

Según cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), en noviembre de 2021 el desempleo nacional disminuyó, pasó de 4,9% a 4,6%, aumentó el empleo pleno, de 32,0% a 33,7%, pero también aumentó el subempleo, de 22,7% a 23,9%. Mientras las cifras de empleo adecuado y desempleo tienen cierta tendencia de mejora, el subempleo en el país sigue aumentando, especialmente en la ruralidad.

Las cifras de empleo, en especial de empleo adecuado y desempleo, tienen una leve tendencia de mejora desde junio del 2021. Ese no es el caso del subempleo, aún bastante presente en el país. En el Ecuador, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) realiza mensualmente la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Censos (Enemdu) a 9.016 viviendas, la cual provee información de la actividad económica y las fuentes de ingreso de la población. Desde el año 2003 hasta el 2020, la Enemdu se realizaba trimestralmente; sin embargo, en el 2020 y hasta mayo de 2021, las cifras se obtienen mensualmente.

Para noviembre de 2021, el 71,1% de la población se encuentra en Edad de Trabajar (PET), es decir, son personas mayores a 15 años de edad. De este porcentaje, 66,5% están dentro de la Población Económicamente Activa (PEA), aquellas que trabajaron al menos una hora en la semana de referencia, tuvieron trabajo en el pasado o están activamente buscando uno. Esto representa 8’479.555 personas, de las cuales, 95,6% tienen empleo y 4,4% se encuentran en la desocupación, lo cual representa una leve disminución del desempleo con respecto a octubre, cuando el desempleo se ubicó en 4,6%.

EN NOVIEMBRE, EL EMPLEO ADECUADO SE RECUPERÓ CON RESPECTO A OCTUBRE

El empleo adecuado es el verdadero indicador de cómo se encuentra el mercado laboral en el Ecuador. Esta cifra toma en cuenta a aquellas personas con empleo que perciben un ingreso laboral igual o superior al salario mínimo, trabajan igual o más de 40 horas a la semana, independientemente del deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales. También forman parte del empleo adecuado las personas que igual perciben ingresos igual o superior al salario mínimo, pero trabajan menos de 40 horas y no desean trabajar horas adicionales.

Desde junio del 2021, a excepción de octubre, las cifras de empleo adecuado han aumentado mensualmente. Octubre presentó una disminución de alrededor de 159.000 empleos. Pero en noviembre, volvieron a subir 173.624, ubicándose en 33,7% de la Población Económicamente Activa, el porcentaje más alto desde diciembre del 2019 (38,8%) (Gráfico 1). Aun así, están varios puntos porcentuales bajo el promedio histórico de 44% en el país.

Gráfico 1

Empleo adecuado

 

El empleo adecuado para las mujeres en noviembre aumentó en 2,7%, un porcentaje superior al incremento de los hombres (1,2%). Sin embargo, hay muchas menos mujeres (26,5%) en este tipo de empleo que hombres (39%). El incremento con respecto a noviembre del 2020 es significativo, lo cual es una demostración de mejora en el mercado laboral, tanto para hombres como para mujeres, pero la brecha aún es muy grande.

Una situación similar sucede al analizar el empleo por área rural y urbana. El incremento mensual del empleo adecuado fue mayor en el área rural, de 2,6%, mientras que en el área urbana fue 1,6%. Pero la diferencia entre ambos empleos es importante, pues el área urbana tiene una tasa de empleo adecuado muy superior, de 41,8%, y el área rural no alcanza ni a la mitad, pues es de 18,3%.

También es importante tener en cuenta que las dinámicas laborales en ambas áreas son muy diferentes. El empleo adecuado sería lo óptimo en la ruralidad, pero también se pueden implementar medidas que se acoplen más a la realidad de las zonas rurales.

EN EL ÁREA URBANA AUMENTA EL DESEMPLEO

A pesar de que a nivel nacional el desempleo presenta una disminución en noviembre, de 4,6% a 4,4%, esta se da únicamente en el área rural. El desempleo a nivel nacional se encuentra en cifras menores a septiembre y marzo del 2019, y, además, el incremento con respecto a noviembre del 2020 es significativo.

Desde julio, el desempleo a nivel nacional ha disminuido (Gráfico 2), pero esta tendencia es clara únicamente en el área rural. En el área urbana, aumentó en septiembre, y nuevamente en noviembre. Lo que puede indicar que el empleo urbano sigue muy inestable, la tendencia de mejora se ve únicamente en ciertos meses. Sin embargo, con respecto a noviembre del 2020, el desempleo en el área urbana presenta una diferencia significativa, de 7,7%.

 

Gráfico 2

Desempleo

 

EL SUBEMPLEO SIGUE SIN PRESENTAR MEJORA

Una disminución en el desempleo, así como puede ser una buena señal, puede indicar también que hay más personas con empleo no adecuado. Un tipo de empleo no adecuado es el subempleo.

La tasa de subempleo a nivel nacional aumentó en noviembre, pasó de 23,9% a 24,5% hay 71.033 personas más en subempleo que el mes anterior. El subempleo son aquellas personas con empleo que, durante la semana de referencia, percibieron ingresos inferiores al salario mínimo y/o trabajaron menos de la jornada legal y tienen el deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales.

Previo a la pandemia, aunque tenían una tendencia similar, el subempleo en el área rural era mayor al del área urbana. Sin embargo, esta característica cambió durante el 2020. Desde septiembre del 2020 hasta julio 2021, el subempleo estaba bastante variable, y, por lo general, el área urbana presentaba cifras mayores.

Por el contrario, desde agosto 2021, empezó a marcarse nuevamente una brecha entre ambas áreas. El porcentaje de la población en subempleo en el área rural supera de forma importante al área urbana, y para noviembre, el incremento mayor de subempleo es también en el área rural, pues pasó de 25,9% en octubre a 27,5% en noviembre, mientras que en el área urbana aumentó únicamente de 22,8% a 22,9%.

Gráfico 3

Subempleo

 

Noviembre también presenta una diferencia en el subempleo entre hombres y mujeres. Para los hombres, el subempleo aumentó, pasó de 24,8% a 26,2%, en cambio, para las mujeres disminuyó, pasó de 22,7% a 22,1%. Es decir, es un buen indicador para las mujeres en este mes, no así para los hombres, a pesar de que el subempleo de hombres sigue siendo superior.

El mercado laboral es un indicador sumamente importante para la economía de un país, en Ecuador existen indicios de mejora, en especial al comparar con el año 2020. Para el año 2022, se proyecta que la mejora continúe; sin embargo, el regresar a niveles antes de la pandemia requerirá de más tiempo.

(*) Elaborado por Maí Suárez, redacción Revista Gestión.

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

¿Son reales los 275.000 “nuevos” empleos creados por Guillermo Lasso?

Octubre rompió la tendencia de mejora del mercado laboral

En el 2020, se perdieron 186.457 plazas de empleo

El mercado laboral mejora, pero menos en la ruralidad

El mercado laboral nacional no logra una mejora sostenible