Al Ecuador aún le falta camino para recuperar el mercado laboral

Secciones
Empleo

Al Ecuador aún le falta camino para recuperar el mercado laboral

Revista Gestión *
Abril 27, 2022 - 06:00

En marzo 2022, el empleo pleno aumentó, pero el desempleo y el otro empleo no pleno también. El empleo pleno pasó de 31,7% en febrero a 32,7% en marzo, el incremento se dio en el área urbana y rural. Por otro lado, el desempleo volvió a aumentar, actualmente está en 4,8%, mientras en febrero fue de 4,3%. En comparación con marzo 2021, el subempleo se mantiene igual, el otro empleo no pleno aumentó y el empleo no remunerado disminuyó. Las cifras no indican mejora en el mercado laboral en el último año. 

En Ecuador, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) realiza la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Censos (Enemdu) a 9.016 viviendas, la cual provee información de la actividad económica y las fuentes de ingreso de la población. 

Para marzo de 2022, el 71,1% de la población se encontró en edad de trabajar (PET), es decir, tienen más de 15 años de edad. De este porcentaje, el 64,9% está dentro de la Población Económicamente Activa (PEA), aquellas que trabajaron al menos una hora en la semana de referencia, tuvieron trabajo en el pasado o están activamente buscando uno. De ellas, 95,2% tienen empleo y 4,8% se encuentra en la desocupación

30.000 PERSONAS MÁS EN DESEMPLEO

El desempleo en marzo del 2022 se ubicó en 4,8%, un aumento de 0,5 puntos porcentuales con respecto a febrero (4,3%). El mes pasado, la disminución del desempleo anual fue significativa, pero para marzo volvió a aumentar. En un mes se registraron 29.991 personas más en desempleo,  actualmente suman 397.645 personas. 

Con respecto a marzo del 2021, la reducción es mínima, de 4,9% a 4,8%. La disminución, sin embargo, es únicamente porcentual, pues el número de personas desempleadas fue mayor en marzo del 2022, por 5.014 personas

El desempleo aumentó solo en el área urbana, donde pasó de 5,5% en febrero a 6,2% en marzo, y con respecto a marzo del 2021 (6,1%) también aumentó 0,1 punto porcentual. En el área rural, por otro lado, el desempleo disminuyó (2,1%), tanto en comparación con febrero (2,2%) como con marzo del 2021 (2,6%) (Gráfico 1). 

Con respecto al sexo, el desempleo creció tanto para hombres (4,3%) como para mujeres (5,5%). Febrero había registrado una disminución, lo cual era un buen indicador, pero el aumento de marzo indica que la mejora fue temporal, y que no se tiene una tendencia de mejora en el país. 

 

Gráfico 1

Tasa de desempleo nacional y por área

EMPLEO ADECUADO AUMENTA PERO AÚN ESTÁ LEJOS DE NIVELES PRE PANDEMIA

En marzo hubo 35.843 personas más con un empleo adecuado, es decir, que perciben ingresos iguales o superiores al salario mínimo, trabajan igual o más de 40 horas a la semana, independientemente del deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales. También forman parte de esta categoría las personas con empleo que perciben ingresos laborales mayores pero trabajan menos de 40 horas. 

En marzo del 2022, el empleo adecuado se registró para el 32,7% de la PEA, mientras que para marzo del 2021 fue de 31,6% y para febrero 2022 31,7%, pero aun así el incremento no es significativo. En los años prepandemia, 2018 y 2019, cuatro de cada 10 personas en edad de trabajar tenían un empleo adecuado, a partir del 2020 son únicamente 3 de cada 10, y no se evidencia una tendencia a la alza (Gráfico 2)

 

Gráfico 2

Tasa de empleo adecuado

El incremento del empleo adecuado se da principalmente en el área urbana; en un año pasó de 39,0% a 40,6%. En el 2018 y 2019, el empleo adecuado urbano representaba la mitad de la población, pero actualmente se mantiene en cuatro de cada 10 personas, lo cual significa menores ingresos, seguridad laboral y beneficios. 

EL EMPLEO INADECUADO TAMPOCO PRESENTA MEJORAS 

Alrededor de seis de cada 10 personas económicamente activas tienen un empleo inadecuado. Dentro de esta categoría, están el subempleo, el otro empleo no pleno y el empleo no remunerado. En comparación con marzo del 2021, únicamente el empleo no remunerado registra mejora, disminuyó de 12,6% a 10,6%. Sin embargo, con la información presentada no se puede determinar si es realmente una mejoría, pues la reducción en este tipo de empleo puede significar aumento del desempleo o de otra categoría.

El subempleo, a pesar de haber disminuido en marzo con respecto a febrero, se encuentra en el mismo porcentaje que hace un año, 23%. El otro empleo no pleno, sin embargo, también disminuyó en la cifra mensual, pero con respecto al marzo 2021 aumentó, pasó de 27,2% a 28,5% (Gráfico 3).

 

Gráfico 3

Población ocupada según condición de actividad

En países en vías de desarrollo, el análisis de la calidad del empleo es importante, pues el mercado laboral se caracteriza por mucho más allá del empleo y el desempleo. El concepto de calidad de empleo se planteó por primera vez en 1999 como trabajo decente. Un empleo de calidad debería ser productivo, al menos cubrir las necesidades básicas, elegido en libertad, equitativo, ofrecer protección contra accidentes, enfermedades, vejez y desempleo, permitir participación y capacitación, así como promover estándares internacionales y derechos fundamentales en el lugar de trabajo.

Weller y Roethlisberger, autores de economía laboral, destacan que las características individuales de los trabajadores tienen un impacto importante para la calidad del empleo. En especial ciertos grupos de personas, como migrantes, mujeres, indígenas, afrodescendientes, personas que pertenecen al grupo LGBTI+, entre otros. Estos grupos son discriminados dentro del mercado laboral, y tiene mayor probabilidad de obtener empleos de menor calidad  pese a tener características muy similares que otra persona. 

Dentro del empleo inadecuado remunerado se encuentra el subempleo y el otro empleo no pleno. El subempleo incluye a aquellas personas con empleo que percibieron ingresos inferiores al salario mínimo y/o trabajaron menos de la jornada legal y tienen el deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales. El otro empleo no pleno tiene las mismas características, con la diferencia de que no tienen el deseo o disponibilidad de trabajar horas adicionales. 

En ambos tipos de empleo existe un porcentaje de personas indígenas (13,1% subempleo y 13,5% otro empleo no pleno) y montubias (7,1% subempleo y 8,2% en otro empleo no pleno) mucho mayor a las que se encuentran con un empleo pleno, lo que corrobora lo establecido por los autores mencionados previamente. 

Para marzo, 68% de las personas con otro empleo no pleno y 70% de aquellas en subempleo se encontraban en el sector informal. Un aspecto interesante sobre el empleo informal es que, en gran parte, es voluntario en países en vías de desarrollo, de acuerdo con el autor Weller. Pues los individuos que se encuentran en la informalidad, al realizar el análisis costo-beneficio de formalizar tanto en empresas como en contratos, determinan que en la informalidad no se tiene que asumir gran cantidad de costos. Por esta razón, muchas personas deciden permanecer en el mercado informal, lo que se traduciría a empleos de baja calidad

Además de las características individuales de las personas, otro factor fundamental para la calidad del empleo es el contexto económico y productivo. El mercado laboral es un reflejo de la economía ecuatoriana en general, a pesar de registrar mejores cifras que en 2020, al comparar con 2021 las diferencias en marzo fueron bajas y no significativa. Esto demuestra que a la economía le falta para lograr recuperarse de la crisis, más aún si no se efectúan acciones por parte del gobierno para lograrlo. 

(*) Elaborado por Maí Suárez, redacción Revista Gestión.

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Los ingresos del gobierno aumentan, pero no hay obra pública ¿por qué?

La educación determina tener un buen empleo y un mejor salario

El récord histórico de las remesas, ¿es realmente una buena noticia?

La preventa petrolera china, el mal negocio que aprisiona al Ecuador