Alto riesgo en el nuevo financiamiento de Ecuador con Goldman Sachs por $ 500 millones

Secciones
DOLARES

Alto riesgo en el nuevo financiamiento de Ecuador con Goldman Sachs por $ 500 millones

María de la Paz Vela *
Agosto 31, 2018 - 14:15

El 28 de agosto Ecuador cerró una nueva operación de crédito con Goldman Sachs International (GSI) que le proveerá de $ 500 millones en recursos frescos, ante la desesperada necesidad de financiamiento fiscal y el bajo nivel de reservas internacionales que mantiene el Banco Central para su operatividad. La operación trascendió este viernes 31 de agosto.

El financiamiento se cerró con las características de un Acuerdo de Recompra mediante el cual la República vendió y transfirió a GSI bonos soberanos por un valor nominal de $ 1.201’616.000 emitidos por una reapertura de los bonos 2020 y 2022.  A cambio recibió de GSI un desembolso en efectivo por $ 500 millones pagaderos a cuatro años, con una tasa de interés variable que corresponde a Libor de 90 días más 425 puntos (6,6%) aproximadamente.

Se trata de una operación que le da una tasa de interés menor a la que el mercado le estaría prestando, dado que su riesgo país fluctuó entre 623 puntos básicos y 721 puntos básicos en el mes de agosto y su última operación de crédito en los mercados internacionales en enero 18 fue de $ 3.000 millones a 10 años con una tasa de interés de 7,87%.

Lo crítico es que el colateral es de 2,4 veces el monto del crédito en efectivo que recibe Ecuador. Al ser una operación de recompra (repo), si al término de la operación, en cuatro años, la República está en condiciones de pagar en efectivo los $ 500 millones, recupera los bonos emitidos.  Estos bonos no se contabilizarán en la deuda externa porque al operar como colateral son considerados un contingente.  Pero en el caso en el cual el Estado no cuente con la disponibilidad de recursos en efectivo, se efectivizará el cobro de los bonos soberanos y en el costo final efectivo de la operación se pagaría el capital multiplicado por 2,4 veces. 

Se trata de un riesgo extremadamente elevado para el país en la situación de escasez de recursos presente y futura, con el alto nivel de endeudamiento que enfrenta –de un 60% del PIB o más-, extender un colateral de 2,4 veces el valor del crédito, teniendo previstos vencimientos elevados de capital por otros bonos contratados en años anteriores.

Con razón el precio de los bonos ecuatorianos decayó aún más en el mercado internacional al conocerse esta operación cerrada con GSI el 28 de agosto, y el riesgo país subió de inmediato, de un nivel de 679 puntos el 28 de agosto a 710 puntos hasta el 30 de agosto.

El Gobierno manda un mensaje de que prefiere continuar el endeudamiento oneroso e inconveniente por sus condiciones de riesgo en lugar de poner en orden su economía.  Continúa el desorden fiscal y la adicción al endeudamiento en malas condiciones para el país y para la sostenibilidad de las finanzas públicas.