El aumento de la inflación cambió el consumo del ecuatoriano

Secciones
Inflación

El aumento de la inflación cambió el consumo del ecuatoriano

Revista Gestión *
Agosto 10, 2022 - 06:00

Las familias ecuatorianas han tenido que ajustar su consumo en los últimos meses debido a la inflación experimentada a partir del contexto global. Este ajuste se ve representado en el cambio en las preferencias de compra, pues los ciudadanos cada vez optan por productos más económicos (46% de la población encuestada). Además, se evidencia que el aumento de los precios ha incidido en mayor medida en los alimentos, ubicando a los mercados y supermercados como los lugares en donde se ha intensificado este fenómeno. No obstante, a pesar de priorizar el ahorro, el consumidor ecuatoriano sigue teniendo altas expectativas y demanda una mayor calidad de las marcas que consumen.

LOS ECUATORIANOS CADA VEZ BUSCAN MARCAS MÁS ECONÓMICAS

El aumento sostenido de la inflación en el país tras la recuperación post-covid ha incidido en las preferencias de consumo de los ciudadanos. El estudio realizado por la empresa de investigación de mercado IPSOS muestra que más del 46% de encuestados reporta que ha cambiado sustancialmente sus hábitos de compra, y solo el 6% indica que no ha realizado modificaciones en su consumo.

No es casualidad, entonces, que las preferencias de los consumidores ecuatorianos hayan cambiado después de presenciar una inflación de 2,89% en abril y 3,38% en mayo (meses en los que se realizó la encuesta) hacia una preferencia de marcas más económicas, con un 46% y 48% de personas que simplemente han encontrado productos y marcas nuevas (Gráfico 1). 

Gráfico 1

Razones por las que el consumidor ha cambiado las marcas de los productos que compraba antes

Tanto en Quito como en Guayaquil existe un gran cambio en la selección de marcas. En el nivel socioeconómico medio-bajo, cinco de cada 10 encuestados han cambiado en gran magnitud las marcas que compraban con anterioridad. A su vez, más de la mitad de los jóvenes de la generación Z (aquellos nacidos entre 1995 y 2009) indican que han cambiado sustancialmente las marcas de los productos que compraban antes. Por otra parte, quienes han cambiado poco sus preferencias de consumo de marcas específicas son los adultos mayores, con un 38,1%.

Es importante tener claro las preferencias de los consumidores y cómo estas han ido cambiando y respondiendo a los diferentes shocks macroeconómicos; esto no solo es útil para las empresas y sus estrategias de mercado, sino también para los hogares y los hacedores de políticas públicas, ya que pueden identificar de mejor manera los efectos qué causan un aumento/reducción en el poder adquisitivo de las personas, y cómo reacciona cada grupo poblacional.

9 DE CADA 10 ENCUESTADOS CONSIDERAN QUE LOS PRECIOS HAN AUMENTADO

El estudio muestra que el malestar del público con relación a los precios y su aumento es generalizado, ya que 90% de las personas opina que los precios han aumentado de manera general, mientras que 98% considera que el precio de los alimentos se ha incrementado.

Adicionalmente, los resultados muestran que los ecuatorianos han sentido más el aumento de los precios en los mercados y supermercados, con 65% y 84%, respectivamente, siendo el delivery la categoría que menos impacto ha tenido en el público, con 37%; esto se explica porque, de acuerdo a las cifras publicadas en el mismo estudio, solo 50% de las personas realizó compras a través de internet en las últimas semanas.

 

Gráfico 2

¿Dónde ha notado más el aumento de precios?

El hecho de que las personas sientan el efecto de la inflación con mayor intensidad en mercados y supermercados se da debido a que los alimentos constituyen el 32,03% de los productos de la canasta del Índice de Precios al Consumidor y representan el 22,45% de la ponderación del mismo. Esta división, a su vez, es sensible a cambios en los precios por fenómenos climáticos, producción estacional, entre otros, por lo cual se ha visto afectado no solo por el fenómeno monetario de inyección de liquidez a nivel mundial, sino también por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. 

Es así como para mayo, la división con mayor incidencia en la inflación mensual fue el consumo de alimentos y bebidas no alcohólicas, con una incidencia de 0,2313%

A su vez, el estudio indica que después de considerar que existe un incremento de precios en supermercados, los guayaquileños declaran que el aumento lo han evidenciado en tiendas y mercados mientras que en Quito ha sido más notorio en panaderías y tiendas.

EL CONSUMIDOR TIENE GRANDES EXPECTATIVAS SOBRE LAS MARCAS QUE CONSUME

Si bien el ahorro es fundamental, los ecuatorianos esperan más de los productos que consumen. Esperan marcas que los hagan sentir seguros y tranquilos usando sus productos, es decir, los ecuatorianos no son indiferentes con el trato que brindan las empresas a sus colaboradores, y a su vez esperan que los empresarios puedan unir al país y la sociedad.

Gráfico 3

¿Qué esperan los ecuatorianos de las marcas?

Es importante señalar que, en un estudio paralelo realizado por la misma empresa, se constató que el público ecuatoriano posee una gran confianza en el sector privado y los empresarios, es por esto que las personas tienen altas expectativas sobre su desempeño y demandan una mayor calidad a las marcas que consumen.

En definitiva, el consumo y el comportamiento de los individuos no puede ser una mirada aislada y requiere ser analizada desde la perspectiva del hogar, eje económico y núcleo fundamental del funcionamiento de la sociedad. 

 (*) Jorge Pérez, analista económico Revista Gestión.

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

¿Qué puede hacer el Ecuador para mejorar su integración comercial al mundo?

¿El control de precios disminuiría la inflación en el país?

Los ciudadanos no creen que el Gobierno pueda sacar adelante al país

Ecuador cumplió 50 años de derrames petroleros y oleoductos sin mantenimiento