La precariedad laboral en el campo, una explicación de la protesta

Secciones
Agricultura

La precariedad laboral en el campo, una explicación de la protesta

Revista Gestión *
Junio 24, 2022 - 06:00

El mercado laboral del Ecuador mejora. La tasa anual de empleo pleno aumentó en tres puntos porcentuales y el desempleo se redujo a cifras inferiores a las registradas antes de la pandemia. No obstante, esta mejora no se ha dado de manera homogénea, sino que las condiciones de trabajo en la ciudad han mejorado más que en el área rural, lo que explicaría en gran parte la protesta social de estos días, pues existe más precariedad en el campo. Adicionalmente, el desempleo abierto muestra una tendencia a disminuir a favor del desempleo oculto, evidenciando nuevas problemáticas. 

EL ÁREA URBANA MEJORA Y LA RURALIDAD SE ESTANCA

El reporte presentado por el INEC con base en la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu) realizada en mayo, presenta resultados favorables en la gran mayoría de indicadores relacionados con los niveles de empleo. Así, se evidencia un aumento en la tasa de empleo pleno de abril a mayo (32,5% a 33,2%), lo que equivale a 72.806 personas más con condiciones mínimas de empleo, es decir, los trabajadores que laboran 40 horas y perciben ingresos laborales mensuales iguales o superiores al salario mínimo ($ 425).

El empleo pleno también creció con relación a mayo de 2021, presentando una variación positiva de tres puntos porcentuales y llegando a ser la tasa más alta registrada en 2022. No obstante, este aumento se vio impulsado mayoritariamente por la mejora en las condiciones de empleo del área urbana, donde pasó de 37,4% a 41,4%, en comparación con el área rural, donde se incrementó únicamente de 16,5% a 17,5% (Gráfico 1).

Gráfico 1

Evolución del empleo pleno y el desempleo en el área urbana y rural (2021-2022)

De la misma manera, la mayor disminución del desempleo se dio en el área urbana, donde bajó de 8,5% a 4,4%, mientras que para el área rural, en comparación con mayo de 2021, aumentó levemente, de 2,1% a 2,2%. Se puede inferir así que las condiciones para el campo han sido menos favorables, lo que podría provocar que la brecha económica entre la ciudad y el área rural se intensifique aún más, y lo que también podría explicar en gran parte la movilización indígena actual, pues la mayoría de manifestantes provienen precisamente del campo, donde las condiciones de trabajo son más precarias.

El otro empleo no pleno es la segunda condición de actividad que más aumentó después del empleo adecuado. A nivel nacional, el crecimiento con relación al anterior año es significativo, ya que pasó de 26,5% a 28,1%. A su vez, respecto a abril de 2022 (28,1%) aumentó ligeramente. Su aumento anual corresponde en mayor medida al área urbana, pasando de 23,4% a 27,5%. Mientras que el área rural decreció sutilmente del 32,3% al 31,6%.

DESEMPLEO SE REDUCE A NIVELES PRE PANDEMIA

Si bien la tasa de empleo pleno no llega a los niveles experimentados antes de la pandemia -37,9% en promedio entre marzo y junio de 2019 en comparación con 33,2% para mayo del presente año-, la reactivación sí ha logrado disminuir los niveles de desempleo a tasas similares e incluso menores a las registradas pre pandemia. Es así como mayo reflejó una tasa de desempleo de únicamente 3,7% (314.988 personas), siendo menor incluso que las registradas en 2019 (4,6% en marzo y 4,4% en junio). 

Gráfico 2

Evolución del nivel de desempleo nacional (2019-2022)

Cabe recalcar que, en general, las tasas de desempleo en el país históricamente han sido bajas (menos del 10%) comparadas con países desarrollados como Estados Unidos o aquellos pertenecientes a la Unión Europea, debido a la falta de cobertura de protección social en caso de desempleo, por lo que los trabajadores al verse sin empleo y por consiguiente sin recursos, se refugian en el subempleo, usualmente en el sector informal.

EL DESEMPLEO ABIERTO PREDOMINA 

El INEC caracteriza al desempleo según la búsqueda que haya realizado el agente económico en el periodo analizado, de esta manera lo divide en dos grupos: desempleo abierto, el cual comprende a las personas sin empleo que buscaron trabajo e hicieron gestiones concretas para conseguirlo o para establecer algún negocio; y desempleo oculto, que abarca a todo tipo de personas que no han hecho gestiones concretas para conseguir empleo o para establecer algún negocio.

Las cifras registran una predominancia del desempleo abierto, que pasó de 90,1% en mayo de 2021 a 88,3% para el mismo mes del presente año (Gráfico 3)

Gráfico 3

Comparación en los niveles de desempleo abierto y oculto (2021-2022)

Dentro de este último, el INEC considera las siguientes razones por las cuales los ecuatorianos no buscan empleo:

  • Ya tienen un trabajo ocasional o para empezar inmediatamente.
  • Esperan respuesta por una gestión en una empresa o negocio propio.
  • Esperan respuesta de un empleador para conseguir empleo.
  • Esperan cosecha o temporada de trabajo.
  • Piensan que no le darán trabajo o se cansaron de buscar.

Este último punto es de suma relevancia, ya que refleja los problemas institucionales y la gran cantidad de obstáculos subyacentes en el mercado laboral, el cual impone ciertos requisitos que las personas no creen posible cumplir. 

LA TASA DE EMPLEADOS PÚBLICOS NO HA CRECIDO DESDE ENERO 

La política de gobierno del presidente Guillermo Lasso plantea priorizar al sector privado como el eje del crecimiento económico y la creación de empleo pleno en el país, a través de la captación de inversión privada. De allí que no se ha visto un incremento en la tasa de empleados públicos a lo largo de su gestión, y más bien ha ido disminuyendo debido a la creación de plazas de empleo privadas, tanto en subempleo como empleo pleno. Así, el porcentaje de empleados públicos es el segundo más bajo del año (19,1%), solo por detrás del mes de enero, el cual registró una tasa de 18,3% (Gráfico 4)

Gráfico 4

Evolución de los tipos de empleo en el país (2021-2022)

Si bien es deseable un menor gasto corriente en momentos de austeridad como el que está experimentando el país, no se debería sacrificar la calidad de los servicios públicos. El Estado y sus instituciones son nodos centrales en los que recae el resto de la economía privada, mejores niveles de institucionalidad y eficiencia en los servicios públicos impulsan a su vez el desarrollo del sector privado, por lo que ambos tipos de empleo se complementan.

(*) Jorge Pérez, analista económico Revista Gestión.

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

¿Por qué sube el precio del aceite vegetal en Ecuador?

La gestión del primer año de Lasso fue insuficiente para evitar el estallido social

La recuperación del PIB del Ecuador podría alterarse por la protesta

El IVA personalizado, una herramienta para la consolidación fiscal con equidad