Los ingresos del gobierno aumentan, pero no hay obra pública ¿por qué?

Secciones
Obras públicas

Los ingresos del gobierno aumentan, pero no hay obra pública ¿por qué?

Revista Gestión *
Abril 24, 2022 - 06:00

En el primer trimestre del 2022, los ingresos petroleros fueron los más altos de los últimos siete años; los ingresos tributarios aumentaron en 25% en comparación con el mismo período 2021, pero aun así, la inversión pública es la más baja en la historia del país. Los ingresos petroleros alcanzaron $ 668 millones, producto del incremento del precio del barril por la guerra en Ucrania; en promedio el crudo ecuatoriano se vendió en $ 87. Sin embargo, la inversión en obras públicas alcanzó apenas $ 67 millones en lo que va del año. Esto se explica porque la política del Gobierno se enfoca en reducir el déficit, dejando de lado las obras y los proyectos sociales tras la fuerte crisis económica que dejó la pandemia del coronavirus. 

PRIMER TRIMESTRE DEJÓ SUPERÁVIT DE $ 609 MILLONES PARA EL GOBIERNO

De enero a marzo del 2022, los ingresos del Estado solo incrementaron, más no los gastos. El aumento del precio del petróleo, la eliminación de los subsidios a los combustibles y el incremento en recaudación de impuestos explican en gran parte los mayores ingresos, por lo que el primer trimestre del año dejó un superávit fiscal parcial

De acuerdo con las cifras de ejecución presupuestaria del Ministerio de Finanzas, en este periodo el gobierno tuvo ingresos por $ 5.204 millones, un aumento del 29% comparado con el mismo periodo del 2021, cuando los ingresos fueron $ 4.045 millones.  

Por otro lado, el gasto cayó un 7% en comparación con el mismo periodo de 2021; en el 2022 el gasto fue de $ 4.596 millones. El desempeño de las cuentas fiscales, por lo tanto, resultó en un superávit de $ 609 millones, pues los ingresos fueron mayores que los gastos.  

Los ingresos se explican en parte por la guerra en Ucrania, pues el valor del barril de crudo incrementó su precio, incluso superando los $ 100 a inicios de marzo. El valor del crudo ecuatoriano promedió los $ 87 por barril en estos tres meses, en contraste con los $ 59,20 que fueron presupuestados para este año. A inicios del 2021, el precio por barril fue de $ 54

Los ingresos petroleros alcanzaron los $ 668 millones, más del triple registrado en los primeros meses del 2021, cuando llegaron a únicamente $ 154 millones. Los ingresos petroleros están en los niveles más altos en siete años. En el año 2015 fueron de $ 694 millones (Gráfico 1).

 

Gráfico 1

Ingresos petroleros primer trimestre

El 78% de los ingresos entre enero y marzo de 2022, equivalente a $ 4.072 millones, provino de la recaudación de impuestos, tasas y contribuciones, lo cual se debe en parte a una mayor actividad económica y también a la reforma tributaria. El impuesto al valor agregado (IVA) es el de mayor peso, con $ 1.397,3 millones, un 22% más frente a igual periodo del año anterior. Con respecto al impuesto a la renta, también se incrementó en un 12% (Gráfico 2) 

El incremento del IVA se explica principalmente por la mayor actividad económica en el país, demostrando una recuperación, mientras que el aumento del impuesto a la renta se debe especialmente a la reforma tributaria

 

Gráfico 2

Recaudación tributaria 2020-2022

LOS INGRESOS AUMENTAN Y LOS GASTOS DISMINUYEN

El gasto se redujo en los tres primeros meses del 2022 en 7%. La mayor reducción se da en la asignación de transferencias o donaciones corrientes, especialmente a los gobiernos seccionales. Otra caída fue en inversión pública, la cual se redujo en 82% en los tres primeros meses de 2022, lo que demuestra que está prácticamente paralizada. Es la inversión más baja en la historia del país. La inversión pública se redujo de $ 378 millones en el primer trimestre del 2021 a $ 67 millones en el mismo periodo de 2022 (Gráfico 3). 

El Ministerio de Finanzas informó que en abril comenzaría la ejecución de obras públicas y de otros proyectos, como el pago a jubilados. Lo invertido en los primeros tres meses representa  3,7% del presupuesto previsto para obra pública en 2022, que es de $ 1.871 millones, pero en un cuarto va del año el porcentaje ejecutado no llega ni a 5%.  

Gráfico 3

Evolución del Plan Anual de Inversiones (enero a marzo)

En las cuentas del año 2022 hubo un cambio metodológico, pues se reclasificaron ciertos gastos pues dentro del Plan Anual de Inversiones (PAI) se registraban gastos corrientes y no de inversión, como el salario a los servidores públicos de salud y educación. Esa es una reducción de $ 900 millones durante todo el año. 

Otra razón de la disminución es que el Ministerio de Finanzas ordenó a las instituciones del Estado que entre enero y marzo preparen sus proyectos de inversión, por lo que la mayor parte del plan previsto se ejecutará a partir de abril y mayo, indicó el Ministerio de Finanzas a Primicias.

La mayor parte del dinero se destinó a proyectos que ya existían desde años anteriores, entre ellos los Puntos de Encuentro, que son puntos de acceso a internet para la ciudadanía ($ 7,3 millones), $ 6,11 millones a proyectos de los Gobiernos Autónomos Descentralizados, y $ 4,3 millones a la vía Saguangal – Las Golondrinas. 

Hubo una mínima inversión en proyectos para la adecuación de hospitales, escuelas y colegios.

Fausto Ortiz, exministro de economía, en entrevista con GESTIÓN indicó que  el gobierno tiene dos opciones al tener mayores ingresos que los previstos. Primero, puede bajar íntegramente el nivel de endeudamiento o una combinación, es decir, destinar un 20%, 30% o 40% de los ingresos adicionales para proyectos adicionales, “lo ideal sería que no sea en gasto permanente, sino en programas sociales”. 

El nivel de inversión actual del gobierno es mínimo y no ayudará a la reactivación de la economía del país. En el tercer trimestre de 2021, el gasto del gobierno fue importante para alcanzar el nivel de crecimiento de 5,6% de ese período. La inversión pública es clave para la reactivación de la economía nacional, en especial tras el impacto de la pandemia de coronavirus. 

A pesar de que la situación fiscal del país siga siendo frágil, por la deuda adquirida por el gobierno actual y los anteriores dos gobiernos y por la preventa petrolera, no se puede dejar de lado la inversión en obras públicas y el gasto fundamental para sostener y reactivar la economía. En un mes cumple su primer año de gobierno el presidente Guillermo Lasso, y no se evidencian obras públicas, ni más logros importantes aparte del programa de vacunación. 

(*) Elaborado por Maí, redacción Revista Gestión.
 
Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

 

La educación determina tener un buen empleo y un mejor salario

El récord histórico de las remesas, ¿es realmente una buena noticia?

La preventa petrolera china, el mal negocio que aprisiona al Ecuador 

Ecuador debe crecer al menos 4% en 2022 para volver a niveles prepandemia