76% de la recaudación tributaria proviene de la renta y el IVA

Secciones
revistagestion

76% de la recaudación tributaria proviene de la renta y el IVA

Febrero 5, 2019 - 05:00

En 2018, el Servicio de Rentas Internas (SRI) recaudó un total de $ 15.145 millones. Los principales ingresos provienen del Impuesto a la Renta (IR), Impuesto al Valor Agregado (IVA) de operaciones internas, Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) y al IVA de importaciones. Los dos primeros tipos de recaudaciones componen 75,8% de los ingresos generados por el SRI, las 20 tributaciones restantes generan el 24,2% restante (Gráfico 1).

El IR debe ser cancelado anualmente y obligatoriamente por todas las personas naturales o jurídicas que conforman la estructura económica del país. El pago se realiza según los ingresos gravados, devoluciones, descuentos, costos, gastos y deducciones, denominados base imponible. Mientras que el IVA grava con 12% a las transferencias en cada etapa de comercialización y debe ser declarado y pagado de manera mensual por las personas y sociedades que presten bienes y/o servicios.

En 2018, por concepto de renta se recaudaron más de $ 5.000 millones, mientras que el IVA generó alrededor de $ 4.700 millones para las arcas fiscales. De igual manera, el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) aportó con $ 1.200 millones aun cuando el sector importador argumenta que es un impuesto que afecta las utilidades del mismo.

 

Gráfico 1
Recaudaciones por tipo de impuesto 2018 

 

 

Ahora bien, los ingresos generados por el IR son los más importantes para la estructura tributaria ecuatoriana y se compone de cinco elementos, donde las retenciones mensuales (55,2%) y la declaración de impuestos de personas jurídicas (34%) mantienen el mayor peso relativo frente a los anticipos de impuesto a la renta (6,6%) y la declaración de impuestos de personas jurídicas  (3.63%) (Gráfico 2).

 
Gráfico 2
Composición del impuesto a la renta  

 

 

UN AUMENTO EN LAS RECAUDACIONES

En 2018, el SRI recaudó un total de $ 15.145 millones, lo que representó un aumento de 10,47% respecto al año anterior. La estacionalidad de los meses se mantiene, con un ligero incremento para 2018; sin embargo, para el mes de diciembre se observa una evolución en la  variación relativa de 87,2% (Gráfico 3).

 
Gráfico 3
Recaudaciones por mes

 

 

DICIEMBRE, EL MES MÁS IMPORTANTE PARA EL COBRO DE LOS IMPUESTOS 

Diciembre del 2018 se convirtió en un mes histórico dado que el SRI recaudó más de $ 2.000 millones (13,3% de la recaudación total), esto se debe principalmente a los ingresos correspondientes a IR ($ 1.046,66 millones) e IVA de operaciones internas ($ 470.634).

Este aumento abrupto en la recaudación de diciembre ocurrió también como efecto de la Ley de Fomento Productivo, con la cual se estableció una remisión de las multas generadas por atrasos en las obligaciones tributarias de las familias y empresas. La fecha límite para que los agentes económicos puedan ser beneficiados de esta amnistía se estableció para el 28 de diciembre. Según las cifras del SRI, la remisión generó $ 1.226 millones, producto del pago de obligaciones de alrededor de 350.000 contribuyentes.

Las principales variaciones positivas de los impuestos corresponden a las recaudaciones de contribución solidaria sobre bienes de las personas, ingresos por mora tributaria, contribución sobre el patrimonio e IR. Mientras que las variaciones negativas más importantes recaen sobre Impuesto a Consumos Especiales Internos (ICE), Impuesto a Tierras Rurales y la eliminación total del 2% adicional del IVA (Tabla 1).

 
Tabla 1
Variación de las recaudaciones  (dic 2017/dic 2018)

 

 

RECAUDACIONES PROVINCIALES 2018

Existe una relación directa en cuanto a la capacidad productiva de las provincias y su recaudación de impuestos (Mapa 1). Las provincias que mayores impuestos pagaron en 2018 fueron Pichincha ($ 8.313’062.071), Guayas ($ 4.388’136.165) y Azuay ($ 754’691.921). De hecho, entre Pichincha y Guayas está 83,86% de la tributación total; esto significa que el resto de las 22 provincias generan el 16,14% restante, lo que quiere decir que cada provincia (exceptuando Pichincha y Guayas) en promedio, contribuye con 0,73% a las recaudaciones del SRI.

 
Mapa 1
Recaudación según provincia  

 

 

El mapa muestra lo que ya bien se conoce, que dentro de la economía ecuatoriana se mantiene una concentración productiva y tributaria en las provincias de Pichincha y Guayas en las que se encuentran la mayor cantidad de establecimientos industriales, comerciales y de servicios; ambas se pueden catalogar como las capitales económicas del Ecuador. 

 

LAS METAS DE RECAUDACIÓN SE SUPERARON

Mes a mes y año tras año, el SRI plantea metas de recaudación tomando en cuenta la situación macroeconómica, las condiciones del mercado y las cifras del periodo pasado. Para el 2018, se estableció como meta de recaudación la cifra de $ 14.450 millones; sin embargo, las cifras oficiales emitidas en enero pasado muestran un recaudo total de $ 15.145 millones, superando en 4,81% a la meta establecida.

En el Gráfico 4 se muestra en color azul las metas establecidas para las diferentes tributaciones que competen a la entidad tributaria nacional, mientras que en color anaranjado se presentan las recaudaciones efectivas que se realizaron en 2018. En la mayoría de los casos, exceptuando el ICE en operaciones internas, el Impuesto Ambiental Vehicular y el Régimen Impositivo Simplificado (RISE), las metas se cumplieron y hasta superaron las expectativas, como es el caso del Impuesto a la Renta y el IVA de Importaciones.

 
Gráfico 4
Metas de recaudación

 

 

Establecer metas de recaudación permite al SRI construir proyecciones a futuro y evaluar cuál es la eficacia y eficiencia de cada impuesto; pues existen algunos tributos que aportan significativamente a los ingresos del fisco, mientras que otros tienen como aparente objetivo la mitigación del cambio climático (impuesto a botellas de plástico y el impuesto a la contaminación vehicular).

 

EL DILEMA DEL IMPUESTO VERDE

El Impuesto Ambiental a la Contaminación Vehicular, o comúnmente llamado “impuesto verde”, grava a la contaminación que emiten los vehículos motorizados de transporte terrestre, cuyo cilindraje supera los 1.500 cc. El pago tiene en cuenta los años de antigüedad del vehículo y el tamaño del motor. Esta tributación se enmarca en la Ley de Fomento Ambiental y Optimización de los Ingresos del Estado, que entro en vigencia desde el año 2012 (registro oficial #543).

Para 2019, el SRI anunció que el impuesto tendrá mayor severidad para los propietarios de vehículos con más de cinco años de antigüedad y un motor superior a los 2.500 cc; esto ha sido motivo de movilizaciones y descontento por parte de propietarios cuyos automóviles superan estas características.

De hecho, el 24 de enero último, el bloque legislativo de CREO presentó un proyecto de ley con la finalidad de derogar el impuesto verde, argumentando que no cumple con sus funciones ambientales y pertenece a un tema meramente recaudatorio, además de no contar con un plan paralelo de mejora en cuanto a movilidad y mitigación de la contaminación.

En 2018, las recaudaciones por impuesto verde representaron 0,79% de los recaudos totales del SRI. En promedio, desde 2012, año tras año este tributo genera $ 116’766.753,51. A pesar de esto, sectores empresariales vinculados al parque automotor argumentan que este impuesto tiene un efecto de contracción en cuando a la adquisición de vehículos usados (Gráfico 5). 

 

Gráfico 5
Recaudaciones por Impuesto Ambiental a la Contaminación Vehicular

 

 

Por: Eduardo Cobos, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

El cobro de intereses en tarjetas de crédito será desde la fecha de consumo y no de corte

Invertir es posible para todos: una guía para hacerlo bien

Deuda cara: un parche ante la inestabilidad fiscal

La industrialización sigue siendo una utopía en Ecuador

El sistema financiero popular y solidario, llamado a privilegiar la liquidez en 2019