¿Cómo variarán los presupuestos para las universidades públicas en 2019?

Secciones
revistagestion.ec

¿Cómo variarán los presupuestos para las universidades públicas en 2019?

Noviembre 15, 2018 - 14:46

Una vez presentada a la Asamblea Nacional la proforma del Presupuesto General del Estado (PGE) para 2019, los centros de educación superior expresaron su preocupación por un aparente recorte de asignaciones para las entidades de educación superior en -10,06% respecto al PGE codificado al 30 de septiembre del presente año. La universidad con mayor reducción en porcentaje es la Regional Amazónica Ikiam (-42%), mientras que la Universidad Politécnica Estatal Del Carchi registra un aumento porcentual significativo (15%). El Gobierno ha ofrecido generar mesas de discusión con las entidades para llegar a nuevos acuerdos.

En el Presupuesto General del Estado 2019 consta que la partida presupuestaria para entidades de educación superior será de $ 1.297’912.566,57, lo que representa 3,59% del total. En 2018, según el presupuesto codificado al 30 de septiembre de 2018, el monto asciende a $ 1.443’041.068,61, es decir, 4,26% del total del PGE. Esto quiere decir que en 2019 existiría una reducción para la educación superior de $ 145’128.502,04 (-10,06%). Mientras que para el sector de educación en su conjunto la variación relativa sería de -0,21% (Tabla 1).

Sin embargo, el Ministerio de Finanzas ha aclarado que la reducción sería mucho menor si se compara el presupuesto que se presentó en 2018 con el presupuesto previsto para el próximo año (última proforma). Cotejando estos datos, se comprueba que, en efecto, la disminución para las entidades de educación superior llegaría a 6% y no a 10,06%, lo que representaría en $ 84’237.615,75 menos.

 
Tabla 1
Partidas presupuestarias para el sector educación y entidades de educación superior
presupuestos u
*UEI: Universidades, escuelas politécnicas e institutos técnicos y tecnológicos de educación superior.
Fuente: Ministerio de Finanzas.
Elaboración: Consultora Multiplica.

Adicionalmente, Finanzas ha insistido en que en el PGE codificado 2018 se incluyen asignaciones adicionales establecidas en disposiciones legales, como los recursos comprometidos no devengados, saldos disponibles de autogestión, asistencias técnicas, créditos contratados por las universidades y escuelas politécnicas, entre otros, lo que efectivamente incrementaría el monto. Asimismo, se ha negado desde el Gobierno una disminución del llamado Fondo Permanente de Desarrollo Universitario y Politécnico (Fopedeupo), que se financia con la preasignación de la recaudación del IVA y del impuesto a la renta.

A continuación se detalla cuáles serían las universidades públicas que se verían más perjudicadas y/o beneficiadas con base en la variación de las proformas presupuestales,  tanto del presupuesto codificado al 30 de septiembre como de la última proforma presentada a la Asamblea Nacional para el PGE 2019.

Las universidades públicas que tendrían menor asignación presupuestaria serían la Universidad Regional Amazónica (Ikiam), con una disminución entre ambos presupuestos de $ 14,78 millones, es decir en 42% menos. Esto puede deberse a la baja cantidad de estudiantes que posee, pues en 2017 llegó a 416. A Ikiam le sigue la Universidad Nacional de Educación (UNAE), a la que se le reduciría 24% en su asignación, la Universidad Estatal Amazónica (-22%), la Escuela Politécnica del Chimborazo (-18%) y la Universidad de Investigación de Tecnología Experimental Yachay (-17%) (Gráfico 1).

 

 

Por otro lado, el presupuesto de las universidades públicas más emblemáticas, como la Escuela Politécnica Nacional (EPN), la Universidad Central del Ecuador (UCE), la Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE) y la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), que representan 28% del total de asignación presupuestaria para este sector, se reduce en 14%, 13%, 11% y 2,5%, respectivamente, lo que representa una disminución agregada de $ 43,96 millones.

Finalmente, las universidades con afectaciones mínimas o que en su defecto incrementaron sus asignaciones representan 13% del total de la partida presupuestaria del sector de educación superior. Entre ellas están la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (-0,3%), seguida de la Escuela Superior Politécnica Agropecuaria de Manabí Manuel Félix López (-0,1%), mientras que las que tuvieron un incremento son la Universidad Politécnica Estatal del Carchi (15,4%), la Universidad de las Artes (12%), la Universidad Estatal de Bolívar (7%), la Universidad Estatal Península de Santa Elena (6,7%) y la Universidad Técnica Luis Vargas Torres de Esmeraldas (2%).

Con estos datos, el Gobierno se ha propuesto dialogar con las universidades que han expresado su malestar ante la posible reducción. La intención del Ministerio de Finanzas es lograr que los centros de estudios comprendan la necesidad de austeridad que enfrenta actualmente el país. Sin embargo, el presidente Lenín Moreno aseguró que “no se verá afectada la gratuidad, las becas ni los compromisos establecidos” y “lo único que haremos es racionalizar los recursos”.

Por: Mateo Iza, redacción revista GESTIÓN.
 
 
 
Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original.

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Ecuador abre un nuevo capítulo con su principal socio comercial

“En Ecuador, la dependencia de la economía extractiva exige una transición hacia una economía basada en el conocimiento”

Octubre: deflación mensual e inflación anual

Ecuador es cada vez menos competitivo para hacer negocios

Proforma 2019: recortes insuficientes en el gasto y optimismo en los ingresos (opinión)