Ecuador reduce su dependencia petrolera

Secciones
revistagestion.ec

Ecuador reduce su dependencia petrolera

Marzo 7, 2019 - 12:34

Semanas atrás, la Organización Mundial del Comercio (OMC) presentó el Examen de políticas comerciales de Ecuador, donde se explican las principales políticas comerciales que se han adoptado en los últimos años en el país en un entorno cambiante debido a los precios fluctuantes del petróleo y a la desaceleración de la economía a nivel mundial. De hecho, la participación del petróleo y sus encadenamientos sobre el PIB se han reducido de 13,2% en 2011 a un escaso 4,8% en 2017; sin embargo, el achicamiento de la importancia del crudo se vio sopesado con el crecimiento del sector de la construcción y el comercio.

 

SOBRE LA BALANZA DE PAGOS

La balanza de pagos ecuatoriana, según la OMC, mantiene características como el déficit en balanza de servicios y en renta, lo que genera una dependencia de las transferencias corrientes (remesas) que en 2017 alcanzaron los $ 2.840 millones –más del 2% PIB-. En cuanto a la balanza comercial, se observa un comportamiento cambiante, pues la misma depende del precio y comportamiento del petróleo en el mercado internacional. Es así que en 2015 por el panorama negativo debido a los precios del petróleo y a la pérdida de activos del Banco Central del Ecuador (BCE), se tuvieron que implementar salvaguardias a un 38% de las líneas arancelarias durante 27 meses (marzo 2015- junio 2017).

Pero pese a la caída de precios del petróleo, este aún se mantiene como el producto estrella de las exportaciones, pues en 2017 representó 36,7% de los envíos totales; no obstante, presenta una reducción frente a 2011 cuando fue de 57,9%.

El segundo sector exportador más importante es el agrícola y pesquero, que representa alrededor de 25% de las mercancías enviadas anualmente, por ejemplo, las exportaciones de camarón se han incrementado en más de 8% en los últimos seis años.

Aunque las exportaciones suenen prometedoras, existe una deficiencia en los términos de intercambio, pues se envían productos primarios y se traen productos manufacturados e industrializados. El informe señala que pese a que el Ecuador es un país excedentario en petróleo, no cuenta con la capacidad de refinación para atender a la demanda de gasolina. Para 2017 la importación de combustible fue de 17% sobre el total de bienes acarreados al país.

 

POLÍTICA COMERCIAL Y MARCO NORMATIVO DEL CRUDO DE PETRÓLEO

La Constitución de 2008 establece que el Estado controla de manera exclusiva los denominados sectores estratégicos, esto le permite regular y administrar: energía, recursos naturales no renovables, transporte, refinación de hidrocarburos, agua y patrimonio genético.

Como ya se mencionó, el sector hidrocarburífero –compuesto de  crudo, gas natural y sus derivados- es el sostén de la economía ecuatoriana, siendo el que más contribuye al Presupuesto General del Estado (PGE) y el principal generador de divisas. Para 2017, las actividades relacionadas con el petróleo constituyeron 8,9% del PIB nacional exportando 135 millones de barriles de crudo en más de $ 6.180 millones, manteniendo un peso relativo del 32% sobre las exportaciones totales.

En una economía dolarizada, señala la OMC, es necesario mantener una balanza comercial excedentaria, para asegurar el financiamiento del Estado y la circulación de divisas dentro de la economía. Entre 2014 y 2016, el precio WTI del barril de crudo se redujo de $ 105 a $ 59, lo que afectó fuertemente los resultados del comercio internacional y los ingresos del fisco. Esta reducción de los precios forzó a los tomadores de políticas públicas a limitar las importaciones con la implementación de las salvaguardias antes mencionadas.

Por otro lado, la Ley de Hidrocarburos norma la exploración, explotación, transporte, almacenamiento, industrialización, refinación y comercialización del crudo y sus derivados que fue expedida en 2014, desde entonces se ha modificado cuatro veces. Dos empresas públicas se desenvuelven en el mercado petrolero ecuatoriano: Petroecuador y Petroamazonas, la primera encargada de transportar y comercializar, mientras que la segunda explora, explota y produce el hidrocarburo. Para 2017 las empresas públicas produjeron 78% de los barriles y exportaron 86% del total.

 
Gráfico 1
Producción y exportación de petróleo crudo de las empresas públicas y privadas

 

1
Fuente: OMC- Examen de políticas comerciales Ecuador.

 

Como se mencionó anteriormente, desde la Constitución del 2008 el Estado pone especial énfasis en los hidrocarburos, dando como resultado una política gubernamental en la cual solamente se pueden realizar contratos de prestación de servicios en cuanto a exploración y/o explotación del crudo. En dichos acuerdos se establecen tarifas de cobro por barril según las inversiones, los costos de producción y los precios del mercado. Desde 2018, como fomento a las inversiones, las empresas también tienen derecho a recibir parte de la producción, apartado que no constaba en los contratos desde 2010.

 
Por: Eduardo Cobos, redacción Revista GESTIÓN.