El capital semilla sí hace la diferencia

Secciones
Revista Gestion

El capital semilla sí hace la diferencia

Silvana González *
Julio 28, 2021 - 05:00

Los emprendedores poseen diferentes posibilidades de financiar sus ideas. Por ejemplo, la UTPL entregó 276 mil dólares a 69 personas, entre ciudadanos lojanos y migrantes venezolanos, como parte del proyecto FIEDS.

El 2020 fue un año sin precedentes para los emprendedores: alrededor del mundo había más personas que conocían a alguien que detuvo un negocio que a alguien que inició uno, según el Informe Global 2020/2021 del Global Entrepreneurship Monitor (GEM). Entre los adultos (de 18 a 64 años) de 43 economías que participaron en la Encuesta de Población Adulta (APS) de GEM durante el verano de 2020, 43% conocía a alguien que había detenido un negocio en 2020 como resultado de la pandemia, mientras que el 25% conocía a alguien que había iniciado un negocio en medio de la pandemia.

“Debido a la COVID-19, tanto los mercados como las reglas del juego han cambiado y los empresarios encontrarán cada vez más nuevas soluciones para los desafíos que enfrenta el mundo”, dijo Niels Bosma, presidente de la Junta de GEM. “Estos hallazgos subrayan por qué es crucial que los gobiernos no solo se concentren en mantener vivas las empresas existentes, sino que también cultiven un terreno fértil para nuevos emprendimientos que puedan salvaguardar los trabajos del futuro”.

Y es precisamente lo que se está haciendo en Ecuador: sembrando capital semilla. Así, por ejemplo, en Loja, hace pocas semanas, 69 emprendedores fueron beneficiarios del “Capital Semilla del Fondo Ítalo Ecuatoriano para el Desarrollo Sostenible” por parte del Fondo Ítalo Ecuatoriano para el Desarrollo Sostenible (FIEDS) y la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). El monto total ascendió a 276 mil dólares. Esta ayuda económica les permitirá crear y sostener nuevos emprendimientos en Loja, principalmente.

 

Revista Gestion

 

PROPUESTA Y ACCIÓN SE CONJUGAN EN UNO SOLO

Aquella filosofía de enseñar a pescar encaja como una pieza perfecta en el rompecabezas del emprendedor. De ahí que la idea de recibir un capital vaya más allá de verlo reflejado en una cuenta bancaria. Este aspecto y otros más hay que tomarlos muy en serio. Además, es necesario preguntarse: ¿sigue existiendo diferencias entre un emprendedor nacional y un extranjero? ¿Se mantiene una brecha de género en la actividad empresarial? ¿Cómo influye la educación y capacitación para sostener una idea?

Los directivos del proyecto FIEDS-UTPL pusieron esas interrogantes en la mesa y las despejaron una por una. Así, entre los 69 emprendedores existieron tanto residentes lojanos como migrantes venezolanos. Alrededor del 33% de los beneficiados pertenecen a la población en movilidad humana de origen venezolano y un 67% a la población receptora, ambos residentes en el cantón Loja. Santiago Acosta, rector de la UTPL, está convencido de que “los amigos venezolanos aportan a la economía del país y hay que abrirles la oportunidad para que aporten más”.

 

Revista Gestion

 

La UTPL y el FIEDS otorgaron becas del 95% a cinco ciudadanos venezolanos, para que reciban una formación especializada de tercero y cuarto nivel en la entidad. Esta actividad se enmarca en el proyecto “Fortalecimiento de la red integral de apoyo a la población migrante venezolana y receptora con enfoque en generación de capacidades y empleo a través de incubación de emprendimientos mediante acceso a capital semilla”, liderada por la UTPL, con el apoyo de Plan Binacional de Desarrollo de la Región Ecuador-Perú, Gobierno Provincial de Loja, la Corporación de Ferias de Loja y la Prefectura de Loja.

Los datos, con base en las interrogantes iniciales continúan: un 50% de los seleccionados está dirigido por mujeres; el 33% de ellos son de la categoría dinámicos o de base tecnológica y un 67% son de necesidad o de subsistencia.

Los 69 favorecidos de este capital semilla se postularon entre abril y marzo de 2021 en la convocatoria del proyecto “Capital Semilla del Fondo Ítalo-Ecuatoriano para el Desarrollo Sostenible” (FIEDS-UTPL). Posteriormente, el Comité del Proyecto analizó arduamente a más de 145 postulaciones completas, de las cuales pasaron a segunda fase 89 y finalmente de estas se escogió a los 69 ganadores.

 

MÁS DATOS CLAVES:

  • Los beneficiarios recibieron un monto de 3 mil a 10 mil dólares, de acuerdo con el tipo emprendimiento.
  • Son 66 emprendimientos, de los cuales, 52 pertenecen a la categoría subsistencia o tradicionales que reciben hasta 3 mil dólares.
  • 14 ideas pertenecen a la categoría dinámico, es decir, presentan una novedad en el mercado y se benefician con 10 mil dólares.

“El capital semilla no es un crédito”

Marcos Vega

Director Ejecutivo de Prendho

“El concepto de capital semilla es el financiamiento inicial para poner en marcha una nueva empresa o para impulsar su desarrollo en una etapa temprana. Generalmente, proviene del emprendedor y de su círculo cercano (friends, family & fools). Su principal característica es que no tiene retorno. Por ello, los fondos que se entregaron a los 69 emprendedores por medio del proyecto FIEDS-UTPL no necesitan ser reembolsados, ya que busca el fortalecimiento de la red integral de apoyo a la población que genere capacidades y empleo a través de incubación de emprendimientos.

 

Revista Gestion

 

En Prendho (Centro de Innovación y Emprendimiento de la Universidad Técnica Particular de Loja) está claro el concepto de capital semilla. Sin embargo, también están conscientes de que no es suficiente entregar dinero porque ese no es un apoyo. El emprendedor debe estar en capacidad de sostener su idea en el tiempo a través de un producto o servicio de calidad, lo que reflejará que detrás hay una buena administración financiera, adecuada contabilidad, plan de ventas estructurado, acompañado de una estrategia de marketing. Y para todo ello debe haber un acompañamiento antes, durante y después de entregar un capital semilla. Y es en lo que se enfoca Prendho desde hace tres años. En donde se ofrece a empresas el espacio y las herramientas de investigación y desarrollo de nuevos productos para llevar su idea de negocio a la realidad. Y sus resultados hablan por sí solos:

  1. 19 empresas locales e internacionales con las que trabaja
  2. 108 registros de propiedad industrial
  3. 127 emprendimientos incubados
  4. 27 emprendimientos en el actual modelo

 

 

Revista Gestion

 

TESTIMONIOS

 

CARMEN LOJAN

Emprendedora ecuatoriana (Loja) 40 años

“He trabajado por varios años en una bebida con plantas ancestrales de nuestro Ecuador y que al mismo tiempo es refrescante y energizante. Ahora la queremos innovar con nuevos sabores a través de investigación científica e implementando más tecnología. Estoy agradecida con el aporte de 10.000 dólares porque con eso ampliaré mi cobertura a más puntos del país en los principales supermercados del Ecuador. En Prendho tengo un espacio para desarrollar mi producto 100% ecuatoriano”.

JUDITH VIVAR

Emprendedora venezolana, 32 años

“Llegué hace 3 años a Loja y se ha convertido en mi hogar. Es una ciudad tranquila, muy solidaria y en donde sí hay oportunidades. Me enteré sobre la convocatoria de la UTPL y decidí participar. Durante varios meses recibimos capacitaciones, clases online y talleres presenciales. Nos guiaron todo el tiempo y ahora me siento más segura para sacar mi negocio de comida propia adelante porque es el sustento de mi familia y puedo dar trabajo a mis compatriotas”.  

(*) Periodista.

 

 

 

Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

13 años después, el mercado de valores no informa suficiente al pequeño inversionista

La banca digital, el nuevo aliado de la inclusión financiera

Ranking de las empresas más grandes del país

La otra cara del bitcoin: ¿conviene o no invertir en criptomonedas?

Una decisión informada en el mercado de valores puede hacer la diferencia