El empleo se recuperó en 2021, pero la informalidad campea

Secciones
Revista Gestión

El empleo se recuperó en 2021, pero la informalidad campea

Revista Gestión *
Enero 25, 2022 - 05:00

El 2021 cerró con mejores cifras de desempleo (4,1%) y empleo adecuado (33,9%) en el país con respecto al 2020; sin embargo, aún está lejos de alcanzar los niveles pre pandemia, de acuerdo con las cifras oficiales publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC). Ambas tasas tuvieron una tendencia de mejora (aumento del empleo adecuado y disminución del desempleo) desde mayo del 2021. Pero en diciembre, el aumento del empleo adecuado se da únicamente en la ruralidad (pasó de 18,3% en noviembre a 20,0% en diciembre), pues en el área urbana disminuyó. Las tasas de otro empleo no pleno y de subempleo han fluctuado durante el 2021 sin presentar mejoras evidentes.

En Ecuador, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) realiza la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Censos (Enemdu) a 9.016 viviendas, la cual provee información de las actividades económicas y las fuentes de ingreso de la población. Desde el año 2003 hasta el 2020, la Enemdu se realizaba trimestralmente, pero en 2020 y hasta mayo de 2021 se implementaron varios cambios metodológicos. Uno de ellos es que desde el 2021 la encuesta se realiza mensualmente. 

Para diciembre de 2021, el 71,1% de la población se encontraba en Edad de Trabajar (PET), es decir, personas mayores a 15 años de edad. De este porcentaje, 67,4% están dentro de la Población Económicamente Activa (PEA), aquellas que trabajaron al menos 1 hora en la semana de referencia, tuvieron trabajo en el pasado o están activamente buscando uno. Esto representa 8’602.937 personas, de las cuales, 95,9% tienen empleo y 4,1% se encuentran en la desocupación. Esto representa una leve disminución del desempleo con respecto a noviembre, cuando se ubicó en 4,4%. 

EL SUBEMPLEO Y EL EMPLEO ADEUCADO NO LOGRAN VOLVER A NIVELES DEL 2019

Durante el 2021, año posterior a la fuerte crisis sanitaria causada por el COVID-19, el mercado laboral presentó mejoras, tanto en el empleo adecuado como en el desempleo, pero con respecto al subempleo fue lo contrario. Las cifras aún se encuentran muy lejanas de alcanzar los niveles del 2019, año pre-pandemia

El empleo adecuado en diciembre del 2021 fue de 33,9% y aumentó respecto a noviembre del (33,7%). Al comparar las cifras con diciembre del 2020, cuando la tasa fue de 30,4%, sí se ve una diferencia estadísticamente significativa, pues 461.394 personas pasaron a tener un empleo adecuado, lo que quiere decir que cuentan con un trabajo estable, con beneficios y más de 40 horas semanales. 

Sin embargo, con respecto al 2019, el empleo adecuado bajó de 38,8% a 33,9%, con lo que 226.387 personas menos tendrían un trabajo pleno. Las afectaciones de la pandemia en cuanto a este indicador aún están latentes en el mercado laboral ecuatoriano. 

La tasa de subempleo, a pesar de que mejoró con respecto a noviembre, se encuentra sobre el nivel del 2020 y más aún, comparándola con el 2019. El subempleo toma en cuenta a aquellas personas con empleo que, durante la semana de referencia, percibieron ingresos inferiores al salario mínimo y/o trabajaron menos de la jornada legal y tienen el deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales. 

En diciembre del 2021 fue de 23% mientras que en noviembre fue de 24,5%.  Pero la tasa es levemente superior a la del cierre de 2020 (22,9%), lo cual es una mala señal para el mercado laboral del país. Y peor aún al compararlo con el 2019, cuando la tasa fue de 17,8%. El subempleo entra dentro del trabajo informal, las cifras indican el alto porcentaje de la población que no logra tener una remuneración adecuada, o el tiempo de trabajo semanal deseado, afectando directamente sus ingresos y, por lo tanto, su calidad de vida. 

Las cifras de otro empleo no pleno y empleo no remunerado sí presentan mejoras con respecto al 2020, y no se encuentran muy lejanas de las del 2019. En diciembre, la tasa de otro empleo no pleno fue de 27,7% mientras que el empleo no remunerado fue de 10,8%. En el año 2020 fue de 28,2% y 12,7%, respectivamente. Sin embargo, no presentan una tendencia de mejora tampoco. 

Gráfico 1

Población ocupada según condición de actividad

 

LA MEJORA DEL EMPLEO ADECUADO FUE SOLO EN EL ÁREA RURAL

La gran diferencia entre el empleo adecuado en el área rural y en el área urbana no disminuye, mientras que en el área urbana no baja del 35,2% en octubre del 2020, en el área rural, el porcentaje más alto desde el 2019 fue de 20,6%. A pesar de eso, en diciembre del 2021, el empleo adecuado mejoró únicamente en el área rural, pasó de 18,3% en noviembre a 20% en diciembre, una diferencia de 1,7%. Por otro lado, en el área urbana, el empleo adecuado disminuyó, de 41,8% a 41,0%. 

Es un dato que sobresale, ya que en diciembre del 2020 tanto en el área urbana como rural hubo una mejora. En diciembre, al ser un mes con mayor actividad económica por los feriados y festividades, es un factor cíclico para que los indicadores de empleo mejoren. 

Pero en 2021, el área urbana fue una excepción. Una explicación es el aumento en diciembre del otro empleo no pleno y el empleo no remunerado. El otro empleo no pleno en el área urbana aumentó de 23,6% a 25,9% mientras que el empleo no remunerado creció de 4,9% a 5,6%.  Lo que quiere decir que la informalidad aumentó en la población urbana. 

Gráfico 2

Empleo adecuado por área

 

Además, el Gráfico 2 demuestra la grave afectación del empleo adecuado con respecto al 2019, desde mayo del 2021 hay una tendencia de mejora, pero desde octubre disminuyó y en diciembre también, por lo que se rompió la tendencia  en el área urbana. Por otro lado, en el área rural, la afectación fue menor e incluso en diciembre 2021 el porcentaje de la población con empleo adecuado (20%)  ya no es tan lejano a los niveles pre pandemia (en diciembre 2019 fue de 20,6%). Las ciudades, las más afectadas en el mercado laboral ecuatoriano, son las que aún no logran recuperarse.  

EL DESEMPLEO SÍ TIENE TENDENCIA A LA BAJA

Desde mayo del 2021, el desempleo sí tiene una clara tendencia a disminuir. Para diciembre fue de 4,1%, mientras que para diciembre del 2020 fue de 4,9%, la diferencia no es estadísticamente significativa, pero entre noviembre del 2021 y noviembre del 2020 sí lo fue. 

En el Gráfico 3 se puede observar el factor cíclico con respecto al desempleo en diciembre, pues tiene cifras más bajas en comparación con los otros meses del año. En diciembre del 2019, el desempleo fue de 3,8%, una diferencia de 0,3% con respecto al último año, lo cual no es una gran diferencia, indicando que el desempleo sí está disminuyendo. 

Gráfico 3

Tasa de desempleo

 

OTRO EMPLEO NO PLENO Y EL SUBEMPLEO NO MEJORAN

A pesar de que el desempleo disminuya, la informalidad sigue siendo un gran problema. Los datos indican que en diciembre, el empleo informal aumentó de 49,5% a 50,6%. Por lo que el análisis del desempleo resulta insuficiente. El otro empleo no pleno es un tipo de empleo dentro de la informalidad, pues se refiere a aquellas personas con empleo que percibieron ingresos inferiores al salario mínimo y/o trabajaron menos de la jornada legal, y aumentó en diciembre del 2021 a 27,7%. Este tipo de empleo no tuvo grandes variaciones desde el 2019. 

Asimismo, el subempleo es otro tipo de empleo informal, pero este sí tuvo un gran incremento a causa de la pandemia. De diciembre del 2019 a septiembre de 2020 pasó de 17,8% a 24,4%. El problema, sin embargo, es que desde ese aumento el porcentaje de personas en el subempleo no ha variado significativamente, de noviembre a diciembre disminuyó de 24,5% a 23%, pero en este tiempo no ha logrado bajar del 20%. 

Gráfico 4

Tasa de otro empleo no pleno y subempleo

 

Estos dos indicadores demuestran que los pocos esfuerzos por mejorar la informalidad en el país no han dado resultados. El empleo adecuado presenta mejoras durante el 2021, pero la brecha entre las áreas urbanas y rurales se mantiene. El desempleo sí ha disminuido, sin embargo, hay un gran porcentaje de personas que salieron del desempleo sin conseguir empleos adecuados. Además, las pocas mejoras en estos meses pueden sufrir retrocesos por el nuevo pico de contagios del coronavirus en enero del 2022. Los esfuerzos para mejorar el mercado laboral en el Ecuador aún están pendientes. 

 

 

 (*) Elaborado por Maí Suárez, redacción Revista Gestión.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

La inflación devela una leve reactivación económica

El aumento de precios muestra una leve reactivación económica

En febrero volvió el crecimiento nulo de precios

Alimentos y educación más baratos para no frenar el consumo

La pandemia sigue empujando los precios a la baja