El pleno empleo se desplomó en el último año

Secciones
revistagestion.ec

El pleno empleo se desplomó en el último año

Abril 16, 2019 - 14:22

Las últimas cifras del mercado laboral respecto a marzo del 2018 presentan un evidente deterioro del empleo adecuado, en el último año este se ha reducido en 5% incidiendo sobre los ingresos de alrededor de 261.000 familias. De los 3,9 millones de personas que tienen un empleo adecuado, la mayoría son hombres, trabajan en el sector privado y residen en las ciudades.  Por otra parte, a pesar de que el desempleo y el subempleo aumentaron en tasas menores al 1%, el 47% de las actividades económicas se relacionan con el sector informal.

Desde 2003 el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) realiza trimestralmente la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU), la información se levanta en 17.066 viviendas en las cinco principales ciudades del país.  Para marzo del 2019 se determinó que el 71,1% de la población ecuatoriana esta en edad de trabajar (PET) y de esta el 66,5% es económicamente activa (PEA), esto quiere decir que se encuentran disponibles y deseosos de trabajar. Por otro lado, el 44,5% restante pertenece a la población económicamente inactiva (PEI) y corresponde a las categorías de: rentistas, jubilados, amas de casa y estudiantes, entre otros.  

 

EL EMPLEO ADECUADO CAE MIENTRAS QUE EL DESEMPLEO Y SUBEMPLEO AUMENTAN

El empleo adecuado o también conocido como pleno empleo son aquellas labores que generan ingresos iguales o superiores al Salario Básico Unificado (SBU), las personas que están en esta categoría trabajan al menos más 40 horas a la semana, independientemente del deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales. El pleno empleo brinda seguridad laboral a los trabajadores, ya que quienes trabajan en esta modalidad, tienen contratos de trabajo que implican estabilidad, seguridad social y demás beneficios de ley, así como desahucio y compensaciones legales en caso de despido como lo establece el Código del Trabajo. Para marzo del 2019 la tasa de empleo adecuado cayo hasta el 37,9% y es la más baja en los últimos cinco años, pues en marzo 2015 el pleno empleo ascendía hasta el 43,7% (Gráfico 1).

 
Gráfico 1
Empleo adecuado

 

 

Los desempleados, en cambio, son aquellas personas que se encuentran disponibles y deseosas de trabajar, pero no cuentan con empleo, además han realizado gestiones concretas para conseguir un trabajo en las últimas cuatro semanas previas a la toma de datos de la encuesta del INEC. El desempleo se compone del desempleo abierto y oculto, que básicamente se diferencian por las acciones en cuanto a conseguir o no un empleo o iniciar cualquier tipo de negocio. En marzo de 2019 el desempleo alcanzó el 2,2% siendo la segunda tasa más alta en los últimos cinco años, dado que en marzo del 2016 llegó a 2,4% (Gráfico 2). Se observa en todos los periodos de análisis que el desempleo abierto es mayor al oculto, pues a falta de labores formales o informales los individuos se encuentran buscando actividades que generen ingresos para sus familias.

 
Gráfico 2
Desempleo

 

 

El subempleo por su parte se caracteriza porque los trabajadores generan ingresos menores al SBU o dedican menos de 40 horas semanales al desempeño de las actividades laborales, aun cuando estén dispuestos a trabajar mayor tiempo. El subempleo se subdivide en subempleo por insuficiencia de tiempo trabajado y por insuficiencia de ingresos. En marzo de 2019 el subempleo se situó sobre el 18,7% de la PEA y en su mayor parte (15,6%) se debe a insuficiencia en el tiempo de trabajo. Esto quiere decir que la mayoría de personas bajo el umbral de subempleados, genera ingresos iguales, menores o mayores al SBU pero que no logra trabajar ocho horas diarias, ni cinco días de la semana (Gráfico 3).

 

Gráfico 3
Subempleo

 

 

En comparación a marzo de 2018, se evidencia un deterioro del mercado laboral, ya que el empleo adecuado que brinda trabajo formal y garantiza seguridad laboral a los trabajadores, en el último año presentó una variación negativa de 3,20%, esto quiere decir que alrededor de 261.000 personas dejaron sus plazas de trabajo formales. En cuanto al subempleo, y el desempleo, han aumentado en 0,32% y 0,3% respectivamente.  Esto quiere decir que 1,5 millones de personas están en dentro de umbral del subempleo y 376.000 desempleadas (Tabla 1).

 
Tabla 1
Variaciones en comparación al 2018

 

empleo

 

EL TRABAJO INFORMAL SE CONCENTRA EN ZONAS RURALES

En cuanto a la sectorización del empleo, a nivel nacional el 47% de la población que cuenta con un trabajo -sea considerado como adecuado o subempleo- pertenece al sector informal, mientras que el 46% al formal. Lo que diferencia a dichos sectores es el Registro Único a los Contribuyentes (RUC), las empresas formales se encuentran en los registros del Servicio de Rentas Internas (SRI), declaran sus ingresos y pagan tributos. El trabajo informal se concentra en zonas rurales, el 69% de los empleados se desempeñan en negocios, empresas o actividades que no cuentan con RUC. La situación es diferente en las urbes, en ellas el 57% de trabajadores labora en firmas legalmente constituidas (Gráfico 4).

 

Gráfico 4
Sectorización de la población con empleo

 

 

 

Sobre los 3,9 millones de personas que cuentan con un empleo adecuado:

 

empleo

 

 

Por Eduardo Cobos, redacción Revista Gestión.

 

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original.

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

La producción audiovisual aporta con $ 572 millones a la economía nacional

“Ecuador: país más vulnerable ante un corte de financiamiento externo hasta que firmó el acuerdo con el FMI”

Los impuestos financian el 70% del sector público

El abacá: sus repercusiones económicas y laborales

Marzo presenta síntomas deflacionarios a nivel mensual y anual