El sistema financiero popular y solidario, llamado a privilegiar la liquidez en 2019

Secciones
revistagestion

El sistema financiero popular y solidario, llamado a privilegiar la liquidez en 2019

María de la Paz Vela Z. *
Enero 22, 2019 - 05:00

120 cooperativas agrupadas en la Caja Central Financoop llegan a seis millones de ecuatorianos con sus servicios de captaciones de ahorros e inversión y de colocación de crédito con la finalidad de promover proyectos de desarrollo, proyectos de emprendedores y también el consumo. Con gran interés, gerentes y personal operativo de estas cooperativas atendieron el Coloquio Económico 2019: Desafíos del Sistema Financiero Popular y Solidario el 17 de enero, promovido por el gerente general de Financoop, Marín Bautista, con el fin de ver en perspectiva los retos y oportunidades que se presentan para el sector en el año que ha iniciado.

Hubo consenso en el análisis de que la situación macroeconómica que enfrenta el país es complicada para el presente año, pues heredó de la década pasada no solo la dificultad de dialogar entre ecuatorianos, sino una situación de déficits fiscales estructurales, que han llevado a manejar la economía del país gastando muy por encima de los ingresos y además endeudándolo en grandes montos, a plazos de menos de 10 años y con tasas de interés de 7% anual o más, mientras el mundo se movía con tasas muy bajas.

Como resultado de esa situación, el país tiene que enfrentar en este año y en los próximos, la necesidad de financiar su déficit fiscal por alrededor de 4% del PIB, a lo que se tiene que sumar el pago de capital y otros contingentes por 4% a 5% del PIB; es decir, Ecuador requiere financiamiento anual por alrededor de 9% del PIB en este año y no será nada fácil conseguirlo, señaló en su exposición el analista Pablo Lucio Paredes.

Él destacó que el año anterior ya se vio que la situación económica internacional cambió de una política monetaria flexible a una restrictiva en los países más desarrollados (Estados Unidos, la Zona Euro le va siguiendo), que eleva las tasas de interés a las que presta el dinero (este año podría terminar en 3,5%) y reduce la emisión monetaria.  Al haber menos dinero, los inversionistas se vuelven más selectivos para sus inversiones y préstamos, cuidan su liquidez que es menor, y evitan prestar a las economías que se ven complicadas. 

 

coop
Foto: RFD. Coloquio Económico 2019 Desafíos del Sistema Financiero Popular y Solidario.

 

Ecuador se ve complicado hoy en día porque tiene un desorden fiscal que es difícil de arreglar, el Gobierno actual quiere mejorar esa situación, pero no es fácil porque tiene costos políticos, y por otra parte debe empezar a pagar ya en 2020 el capital de la deuda contraída en los años anteriores.  A la vez tiene que hacer pagos significativos, y gastos muy por encima de su capacidad, y por ello en 2018 ya se vio que los prestamistas ya no le quieren prestar a Ecuador, pues dudan de que sea capaz de hacer los pagos.

Ecuador tiene que observar cuáles serían las opciones para lograr crecer cuando no hay el crédito que había antes, además debe obtener financiamiento para operar con un déficit que, aunque se reduzca, es elevado y sobre eso debe endeudarse más para pagar las deudas que apremian.  Uno de los caminos sería entrar en un programa económico con el Fondo Monetario Internacional, que es lo que hacen los países que han llegado a una situación similar, señaló Lucio Paredes. 

Para el catedrático Pablo Dávalos, lo importante es continuar impulsando el aparato productivo con gasto público, que es lo que aupó el crecimiento en los años anteriores.  Descartó que construir un programa con el FMI sea algo que vaya a permitir salir adelante al país y criticó el hecho de que se intente frenar el endeudamiento público con un tope de 40% del PIB, como lo estipula la Ley de Fomento Productivo, pues esa decisión y la limitación del gasto están frenando la economía del país e inhibiendo su crecimiento.

Ambos analistas coincidieron en que en un ambiente de menor liquidez para el mundo y para el país, las instituciones financieras de la economía popular y solidaria deben priorizar la liquidez, ser cuidadosos y selectivos con sus clientes, que estarán afectados por la necesidad de bajar precios para incentivar la demanda (probable deflación).  A pesar de que se espera un crecimiento económico anual menor a 1%, el consumo representa 60% del PIB y habrá oportunidades de negocio, de inversión y de venta que el sector deberá aprovechar para crecer.

 

mpvela*Editora macroeconómica.
Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original.

 

 

 

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

La sobrecarga familiar, un obstáculo para la inclusión de mujeres al mercado laboral

El trabajo se deteriora y la informalidad campea a pesar del menor desempleo

Las empresas familiares asientan su éxito en los valores

Banano y pescado, los productos ecuatorianos que más interesan en Alemania

Consumo de hogares y acceso a crédito sostienen crecimiento del PIB