El subempleo y la informalidad crecen aceleradamente, no así el empleo pleno

Secciones
Revista Gestion

El subempleo y la informalidad crecen aceleradamente, no así el empleo pleno

Karen Lucero *
Agosto 26, 2021 - 05:00

En julio de 2021, el subempleo dio un salto histórico, alcanzando la tasa más alta desde 2007 de 24,6%, es decir que más de 2 millones de personas están subempleadas de los 7,8 millones de empleados. El empleo pleno también se incrementó, pero de manera marginal abarcando al 31,8% del empleo total. La informalidad se concentra con más fuerza en la zona rural, donde siete de cada 10 trabajadores están en el sector informal, mientras que en las ciudades el 40% son informales. El permanente estancamiento económico no permite una salida próspera para los trabajadores del país.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) publicó este martes 24 de agosto los resultados de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) correspondiente a julio del 2021. Esta encuesta provee información de la actividad económica y las fuentes de ingresos de la población. Cabe mencionar que desde el 2021 el INEC ha publicado datos mensuales.

A julio de 2021 el empleo sigue sin marcar una tendencia esperanzadora para los ecuatorianos. La reactivación económica ha sido un eje fundamental para el gobierno de Lasso, pero en el ámbito laboral los resultados demuestran que -al menos en el corto plazo- no se ha alcanzado esta senda de bienestar.

El Banco Central del Ecuador (BCE) estimó que en el 2021 el país tendrá un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3%. Y para lograrlo se centra en tres hechos principales: 1) la continuidad del programa con el FMI, 2) la recuperación económica de potencias mundiales, y 3) la inmunización generalizada de la población contra el covid-19.

No obstante, al primer trimestre del año el PIB sufrió un decrecimiento del -5,6% respecto al mismo periodo del 2020, evidenciando una importante contracción del gasto del gobierno (-8,5%), la inversión (-6,3%), el consumo de los hogares (-3%) y las exportaciones (-3%). En otras palabras, la economía sigue estancada, pues los niveles de producción y consumo permanecen bajos.

Hasta este primer trimestre no se puede sacar ninguna conclusión de las medidas del gobierno de Lasso, pero sí del panorama real al que se enfrentó. Y que consecuentemente se explica por qué el mercado laboral no alcanza una recuperación importante hasta este momento. Lo que es evidente es que el gobierno ha reducido marginalmente el empleo público entre mayo, junio y julio, pasando de 7,4% a 6,8% y 6,7%, respectivamente.

EL SUBEMPLEO SE INCREMENTA CUATRO VECES MÁS QUE EL PLENO EMPLEO

Al séptimo mes del año, la Población Económicamente Activa (PEA) vuelve a caer. Más de 55 mil personas decidieron retirarse del mercado laboral, alcanzando el 65,3% de las Personas en Edad de Trabajar (PET). Las distorsiones del mercado laboral y los bajos incentivos para ser económicamente activos ocasionan que la PEA decaiga ya que, en realidad, cada mes alrededor de 15 mil personas se incluyen a la PET.

En tanto, la montaña rusa del empleo, subempleo y desempleo sí es una constante. El desempleo es la categoría más estable, pues tuvo un crecimiento mínimo de 0,1%. Aunque en términos reales hay apenas 191 desempleados menos que en junio.

El empleo adecuado se encuentra en 31,8%, es decir, creció apenas 0,5 puntos respecto a junio. Esto también representa una mejora marginal respecto a diciembre de 2020, cuando estaba en 30,4%; sin embargo, sigue muy lejos contrastando con el 2019 (que desde ya fue un mal año). Por lo general, el empleo pleno superaba el 40% del empleo global, pero ahora la informalidad predomina con creces.

Para este mes, el subempleo sí tuvo un repunte llegando a la tasa más alta desde 2007, año desde el cual el INEC dispone de dicha información de forma continua. El subempleo llegó a 24,6%, lo que corresponde a un total de 2’035.106 personas que trabajan sin seguridad social, con un salario menor al básico o con menos horas a las que estipula la ley.

El incremento radical del subempleo se da a partir de la coronacrisis (Gráfico 1), pues además la Ley Humanitaria permitió la reducción emergente de jornada de trabajo por un periodo máximo de hasta dos años. Y, justamente, el pico de subempleo en julio 2021 se da en el tipo de insuficiencia de tiempo de trabajo con un incremento de 1,4 puntos. Es decir, las personas trabajan menos de las ocho horas pero desean trabajar más.

Y aunque el empleo pleno también creció, en términos reales, solo 27.445 se insertaron a esta categoría, mientras cerca de 118 mil personas se desplazaron al subempleo. Lo que significa que el subempleo creció cuatro veces más que el empleo pleno en julio.

Gráfico 1

Empleo adecuado, subempleo y desempleo nacional

 

LA RURALIDAD ESTÁ ABSORBIENDO MÁS LA CRISIS ECONÓMICA

Los datos demuestran que la crisis ha ocasionado un desplazamiento del mercado laboral hacia la informalidad. Pero además ha afectado con más fuerza al sector rural que desde siempre ha sido vulnerable debido a la falta de servicios y bienes básicos disponibles, seguridad alimentaria y poca absorción del empleo formal.

Pero a pesar de esta estructura, que no favorece a la ruralidad, tampoco tiene la misma resiliencia que las urbes para recuperarse de la crisis. Por ello la pobreza permanece estancada, pues casi la mitad de la población campesina es pobre (49,2%) mientras la desigualdad medida por el coeficiente de Gini ha empeorado marginalmente. Contraste a las ciudades, que en el primer semestre del 2021 han podido reducir la pobreza y la desigualdad en -1,2% y -0,003 puntos, respectivamente.

Gráfico 2

Empleo y pobreza urbano y rural

 

En consecuencia, el empleo tampoco ha sido favorecedor para los campesinos. A julio 2021, el empleo informal en la ruralidad abarca el 71,6%, mientras que en las ciudades el 40,5%. Además, mientras en este mes el desempleo cayó -0,4% en la zona urbana, en el campo se incrementó en 0,8 puntos (Gráfico 2). Además, en este primer semestre la zona rural ha incrementado el subempleo dos veces más que las ciudades.

Este desempeño tiene que ver con la actividad económica que predomina en el campo: la agricultura. Sector que, además de ser el que sostiene la economía del campo, no tiene la capacidad de sostener la misma cantidad de mano de obra de manera formal ya que es una actividad mal remunerada y fuertemente golpeada por la pandemia. En tanto que los precios de los alimentos siguen cayendo, afectado directamente a los sectores rurales.

MENOS EMPLEO Y MENOR SALARIO PARA LAS MUJERES EN JULIO

Por otro lado, las brechas de género en el mercado laboral siguen profundizándose a causa de la crisis económica (Gráfico 3).  En julio de 2021, el empleo adecuado se redujo en -0,3 puntos para las mujeres, llegando al 24,5%, mientras que para los hombres se incrementó en 1,1%, alcanzando 37% del total. Y, aunque el subempleo creció tanto para hombres como para mujeres, fue más pronunciado para las segundas.

Los ingresos laborales también empeoraron más para las mujeres, dado que se redujeron en $ 16,7 dólares, llegando a unos ingresos laborales promedios de $ 248,3. Mientras que los hombres vieron incrementados sus ingresos laborales en $ 46 dólares solo entre junio y julio, alcanzando un promedio de $ 350,4.

Las crisis económicas suelen afectar con más fuerza a las mujeres y a los jóvenes, pues son los primeros en ser desplazados del mercado laboral. De los desempleados, 56,9% son mujeres y el otro 43% hombres, mientras que 35,4% son jóvenes de entre 15 y 24 años. En general, el 66,2% de desempleados tienen menos de 35 años.

Gráfico 3

Mercado laboral por sexo a julio 2021

 

El gobierno de turno ha enfatizado en la necesidad de expandir las oportunidades para las mujeres y jóvenes a través de nuevas modalidades de empleo que faciliten su contratación. No obstante, debe ser cuidadoso en velar por los derechos laborales e incentivar el empleo formal que cada vez se va profundizando.

 

(*) Analista económica.

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

La informalidad y el empleo no adecuado prevalecen en el país

El mercado laboral nacional no logra una mejora sostenible

Aunque el empleo crece, el mercado laboral sigue deteriorado

El empleo se recupera de a poco, ¿pero a qué costo y de qué forma?

El recálculo de las cifras muestra que el mercado laboral del país se recupera