Enero muestra que tendencia deflacionaria podría revertirse

Secciones
Revista Gestión

Enero muestra que tendencia deflacionaria podría revertirse

Febrero 7, 2020 - 08:14

Empieza el año con una inflación mensual positiva de 0,23% mientras que la inflación anual sigue siendo negativa (-0,30%). La categoría de consumo que tuvo mayor incidencia para este resultado inflacionario fue la de Alimentos y bebidas no alcohólicas, con una variación de 1,04% aunque el consumo ha aumentado en gran parte de las divisiones. Así como el ingreso familiar aumentó, el excedente del consumidor también, teniendo un sobrante de $ 10, aunque no para todos ya que hay ciudades que tienen un precio elevado de la Canasta Básica como Loja y Cuenca.

La inflación se entiende como el alza generalizada de los precios tomando como referencia de medición el Índice de Precios al Consumidor (IPC). El IPC está compuesto de una canasta de bienes y servicios con mayor ponderación de consumo a nivel nacional, que consiste en 359 productos. Se distingue en dos tipos de canastas: la básica familiar que consta de 75 productos, y la vital que tiene 73 productos. Por ende, si existe una alteración en el poder adquisitivo de la Canasta Básica significa que hay inflación.

Su medición puede estar dada de tres maneras. La primera: inflación mensual, que indica la variación de precios del mes previo al que se analiza. La segunda: inflación anual, donde se identifica la variación del mes con respecto al mismo mes del año anterior. Y, por último, la inflación acumulada, que mide la variación de precios del mes desde diciembre del año anterior.

En enero de 2020, según cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, el IPC se ubicó sobre los 105,45 puntos denotando una inflación mensual de 0,23%, siendo positiva después de dos meses (Gráfico 1). En tanto, la inflación anual se estableció en una deflación de -0,30 puntos porcentuales.

El 2020 empieza con una leve inflación rompiendo con la característica deflacionaria de 2019. Las bajas generalizadas del año pasado fueron una constante por lo que, la leve inflación positiva de este enero, sin tomar en cuenta la forzada inflación de octubre, se da después de cinco meses consecutivos de deflación. El año pasado, ocho de los 12 meses tuvieron inflación negativa, que se profundizó en noviembre de ese año como espejo de la alta inflación en octubre por los conflictos sociales.

Gráfico 1 Inflación mensual y anual

A diferencia del mes de fin de año, la categoría que más incidió en el aumento de precios al consumidor fue la de Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,04%) mientras que sopesó el Transporte, con una disminución de -0,46%, seguido de las Prendas de vestir y calzado (-0,24%) (Gráfico 2). El gran incremento de los Alimentos y bebidas no alcohólicas parte del cambio de temporada y de la vigencia de las ofertas de las festividades. La alta demanda de vestimenta en diciembre provoca un efecto rebote en enero, motivo por el cual es la segunda categoría más baja de consumo en este mes.

Enero suele ser el mes donde se reduce marcadamente el consumo, pero en esta ocasión no fue así. La variación porcentual de consumo se tornó positiva en su mayoría, cuando en diciembre el índice de consumo había caído incluso a valores de variación negativa. La deflación anual de Transporte es aún más profunda (-0,88%) que podría darse como resultado de las no tan alejadas medidas que alteraron este sector.

Es claro recordar que el Decreto 883 fue derogado, pero, en sí, el compromiso de reducción de subsidios en combustibles está firmado. Por lo que se espera para este año niveles positivos de inflación. Estaremos a la expectativa de la evaluación del FMI que se efectuará en el primer quimestre del año.

Gráfico 2

Variación porcentual por divisiones de precios y servicios

 

AUMENTA EL EXCEDENTE DEL CONSUMIDOR

Para este enero, la Canasta Básica tuvo un costo de $ 716,14, aumentando en 0,15% con respecto al mes anterior (Tabla 1). La Canasta Vital aumentó a $ 508,52 con una variación mensual de 0,31%. En tanto, el ingreso familiar ($ 746,67) cubre el 104,26% de la Canasta Básica, lo que equivale a un excedente de $ 30,53, $10 más que el mes pasado.

El excedente o restricción del consumidor es el resultado del costo de la Canasta Básica y el Ingreso Familiar, donde este valor, en caso de ser positivo, puede usarse como ahorro, ocio o inversión. Evidentemente, a mayor excedente mejor calidad de vida de la población; no obstante, esto puede ser la causa del desempleo, debido a que salarios elevados generan menores incentivos para la inversión. Otro factor es el bajo desempeño de la economía, ya que al no haber un crecimiento económico representativo el mercado se detiene consigo.

La Costa presentó variaciones superiores a las de la Sierra, con una variación de 0,25 y 0,21%, respectivamente. De acuerdo con cifras oficiales, las ciudades con mayor incremento en su IPC fueron Manta (0,32%) y Ambato (0,30%) mientras que Esmeraldas fue la única ciudad que presenta una variación negativa (-0,14%).

Sin embargo, la Canasta Familiar Básica es más costosa en la Sierra, con un valor de $ 730,98 mientras que en la Costa la misma canasta tiene un valor de $ 701,31. En esto, Loja sigue siendo la ciudad más cara del Ecuador, con una canasta básica de $ 750,92 y Cuenca la segunda. Con respecto a la Canasta Básica Vital también prepondera la Sierra, pero, en este caso, la diferencia es menor de apenas $ 5 dólares, es decir $ 511,82 en la Sierra y $ 505,22 en la Costa.

Tabla 1 Canasta Básica vs ingreso mensual familiar

Las proyecciones para 2020 estiman que habrá inflación positiva en este año; hasta el primer mes no se equivocan. Esperemos a ver el comportamiento de la economía y de los actores, pues si se logra un crecimiento en la producción nacional y un mejor desempeño económico las proyecciones serían correctas. Así, saldríamos de la tendencia deflacionaria en la que nos encontramos.

Por: Karen Lucero, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

La economía se proyecta a la baja por la débil inversión

¿Qué le espera a la economía ecuatoriana en el 2020?

El pleno empleo, la tarea pendiente del país

Ecuador cerró la década con deflación

El rumbo de la economía nacional para 2020 es poco claro