La “banca en la sombra”, sus ventajas y riesgos

Secciones
BANK

La “banca en la sombra”, sus ventajas y riesgos

Juan Francisco Simone*
Noviembre 14, 2017 - 15:54

Muchas personas responsabilizan de la última crisis financiera global (2007-2009) al colapso de Lehman Brothers –banco de inversión de origen estadounidense que en su momento fue uno de los más grandes del mundo–. No obstante, expertos en la materia afirman que la causa principal fue la falta o el escaso control de la banca en la sombra, o shadow banking en inglés.

Se entiende por banca en la sombra a las actividades que son propias de las instituciones financieras pero que son efectuadas sin control o con escaso control del ente regulador.[1]

Actualmente, la banca en la sombra es un mercado global de $ 18 billones de dólares. Si bien ha permitido mitigar la brecha de financiamiento resultado de la última crisis mundial y ha impulsado innovaciones financieras, también es una fuente importante de riesgo sistémico.

En este artículo se profundizará en el concepto de banca en la sombra, sus posibles ventajas, riesgos y lecciones que dejaron su falta de supervisión y control para el Ecuador.

LA BANCA EN LA SOMBRA Y SUS RIESGOS

La actividad principal de los actores de este mercado es la transformación de vencimientos, es decir, la captación de recursos del público a corto plazo para invertir en activos a largo plazo. Adicionalmente, pueden realizar transformaciones de liquidez, permitir la transferencia de riesgo crediticio y utilizar el apalancamiento. [2]

moneyAlgunos expertos tienen una visión limitada de la banca en la sombra y afirman que únicamente son productos como los valores resultado de titularizaciones, derivados financieros, fondos de inversión y los acuerdos de recompra.

Otros conocedores, con una percepción más amplia, señalan que es un sistema compuesto por varios partícipes que realizan actividades propias de las instituciones financieras tradicionales, pero con poca o ninguna regulación

Este mercado está caracterizado por la falta de divulgación de información acerca del valor de sus activos, una estructura corporativa poco transparente, escasa supervisión por parte de los reguladores, insuficiencia de capital que permita absorber pérdidas y falta de acceso a fondos de liquidez.[3]  

Adicionalmente, la banca en la sombra es una gran fuente de riesgo sistémico, tal y como se evidenció en la última crisis financiera global. En efecto, expertos en la materia han indicado que la transformación de vencimientos fuera del sistema regulado contribuyó significativamente a la creación de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos.[4]

La expansión incontrolada de los créditos inmobiliarios por parte de entidades financieras en la sombra, y la interconexión del sistema financiero tradicional a la banca en la sombra a través de la exposición de los primeros a instrumentos generados por los segundos, fueron causas trascendentales para el colapso financiero de la década pasada.[5]

BENEFICIOS DE LA BANCA EN LA SOMBRA

A pesar de ser una fuente significativa de riesgo sistémico, la banca en la sombra es esencial para la economía formal. Es una alternativa de financiamiento en caso de contracción del crédito por parte de las instituciones financieras tradicionales. De acuerdo con la Financial Conduct Authority –entidad reguladora de las instituciones financieras en Reino Unido–, la falta de banca en la sombra hubiera profundizado la crisis financiera de 2007-2009.[6]

Mediante la distribución del capital y del riesgo de forma más eficiente, especialmente en el mercado de valores, este tipo de banca puede ser un actor positivo en la generación de un mercado financiero más competitivo.

¿POR QUÉ SE GENERA LA BANCA EN LA SOMBRA?

Más allá de razones de índole económica, el motor fundamental del origen y crecimiento de este sistema es la capitalización de los vacíos o ambigüedades normativas con el objetivo de evitar regulaciones desventajosas. Las entidades se mueven de una actividad que está regulada a otra que es equivalente funcionalmente pero que tiene una regulación menor o que genera menores costos regulatorios.

De igual forma, las entidades pueden migrar de un país con reglas estrictas a otro con medidas laxas. Otros motivos que impulsaron a la banca en la sombra fueron la desregularización del sistema financiero en los años 90 (especialmente con la derogación de la Ley Glass-Steagall en Estados Unidos), y subsidios legales en ciertas jurisdicciones.[7]

LECCIONES PARA EL ECUADOR

La última crisis financiera global, y en especial los problemas originados por la falta de supervisión y control de la banca en la sombra, dejan muchas lecciones para los legisladores y reguladores financieros en Ecuador.

ecuadorEn primer lugar, la forma como se manifestó la banca en la sombra en Estados Unidos o en Europa va a diferir mucho de cómo se manifieste en Ecuador.

Las reformas estructurales emprendidas a partir de la crisis financiera de 2001 limitaron la inversión del sistema financiero tradicional en instituciones en la sombra. En tal sentido, la interconexión entre los dos sistemas va a ser diferente que en otros países.

En segundo lugar, en el Ecuador existe un mercado financiero que tiene un control más ligero que los bancos y es el compuesto por varias entidades que forman parte del Sector Financiero Popular y Solidario.

El Consejo de Estabilidad Financiera indicó que los requerimientos regulatorios de las instituciones captadoras de recursos no bancarias (entre las que se encuentran las cooperativas de ahorro y crédito), incluidos los requerimientos de capital, liquidez y apalancamiento, difieren con los de los bancos.[8]

Estas diferencias regulatorias pueden incentivar el movimiento de inversiones de un sistema regulado a uno menos regulado y crear las condiciones para la formación de un sistema de banca en la sombra.

En tercer lugar, la banca en la sombra es ventajosa para la economía, siempre y cuando no sea una fuente significativa de riesgo sistémico. En consecuencia, los reguladores deben poner énfasis en las entidades financieras que funcionan fuera del sistema tradicional, en especial a las que forman parte de segmentos con menos activos del Sector Financiero Popular y Solidario.

Es necesario crear requerimientos regulatorios proporcionales para impedir la capitalización de las diferencias normativas y evitar así el crecimiento desordenado de la banca en la sombra.

 


[1] Schwarcz S, 'Regulating Shadow Banking' SSRN Electronic Journal
[2] Comisión Europea, 'Shadow Banking – Addressing New Sources Of Risk In The Financial Sector' (Comisión Europea 2013)
[3] Kodres L, '¿Qué es la banca en la sombra' (Fondo Monetario Internacional 2013)
[4] Schwarcz, n 1 arriba
[5] Gerding E, 'The Shadow Banking System And Its Legal Origins' [2012] SSRN Electronic Journal
[6] Andrews P, 'Shadow Banking: The Potential Risks And Rewards' (Cornerstone Research dinner, Skinner’s Hall, London, 2017)
[7] Gerding E, n 4 arriba
[8] Financial Stability Board - Regional Consultative Group for the Americas, 'Working Group On Shadow Banking - Second Report' (Financial Stability Board 2015)
 
jfs*Abogado Tributario 
 
 
 
 
Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original.