La banca privada aún es sana, pero la caída de la economía la presiona

Secciones
Revista Gestión

La banca privada aún es sana, pero la caída de la economía la presiona

Marzo 3, 2020 - 05:00

Los movimientos en el sistema financiero privado han incrementado, aunque en menor intensidad que hace cuatro años. El sector financiero es el que percibe mayores ganancias dentro de la economía nacional, a pesar de las reglas monetarias y los ajustes impuestos por el gobierno anterior. Sin embargo, la caída del precio del petróleo, así como la apreciación del dólar y el efecto del coronavirus en la economía ecuatoriana alerta sobre su crecimiento este año. A esto se suma que el gobierno debe cumplir los compromisos con el FMI, entre los que está las reformas al Código de Planificación y Finanzas Públicas y al Código Monetario y Financiero.

A pesar de su “buena salud”, el sector financiero es dependiente al desempeño económico nacional, por lo que el bajo crecimiento del PIB en el tercer trimestre de 2019 repercutió en la banca. Tanto la liquidez como los créditos otorgados muestran, desde 2017, una variación anual menor.

En tres años, la liquidez se redujo en cinco puntos porcentuales mientras que las colocaciones cayeron 11 puntos. Ante esto, Ruth Arregui, superintendenta de Bancos, mencionó en una entrevista en diario El Universo, que “cuando se hacen ajustes se frena el crecimiento de la economía, pero eso no quiere decir que no habrá este año un importante monto para depósitos y que estos puedan ser canalizados en colocaciones”.

Las cuentas principales de la banca han crecido de manera estable en los últimos 12 meses. Así se refleja en el balance bancario donde constan los activos, los pasivos y el patrimonio neto. El activo incluye el dinero que el banco presta dentro de su cartera bruta, dinero que le pertenece a los depositantes y que debe ser devuelto cuando ellos lo requieran. Ese dinero que el banco debe devolver a sus clientes es el pasivo.

Además, el activo está compuesto de toda la infraestructura y objetos que requiera para el funcionamiento de un banco sumado al patrimonio neto. El patrimonio, de su lado, son los recursos propios de banco y las aportaciones de los accionistas. Estos indicadores dan indicios del panorama del sistema financiero.

Al cierre de enero 2020, el saldo de los activos y pasivos del sistema financiero se ubicó en $ 44.612 millones y $ 39.515 millones, respectivamente, lo que equivale a un crecimiento anual de 10,6% en activos y 10,7% en pasivos. No obstante, este crecimiento se ha frenado en los últimos meses. Además, que los pasivos han crecido más que los activos, lo que puede significar una reducción de colocaciones o la venta de bienes activos no rentables como bienes inmobiliarios.

El patrimonio refleja, en parte, la solvencia de la economía y la rentabilidad de los bancos. En sí es la diferencia entre activos y pasivos. De esto, los bancos tienen cierto porcentaje de ganancia, que se mide como las utilidades con relación al patrimonio (ROE). De diciembre de 2019 a enero de 2020 el ROE se redujo en 1,67 puntos porcentuales, pero en una vista general con respecto al año anterior se ha mantenido estable, con un promedio de 12,5%.

Este indicador tiene relación con el Producto Interno Bruto (PIB). Generalmente, un mejor desempeño económico se traduce en mayor rentabilidad para la banca. Por eso, desde el tercer trimestre del 2017 esta variación cayó en conjunto con el bajo crecimiento del PIB (Gráfico 1). Consecuentemente se refleja también en la rentabilidad de los bancos ya que 2016 fue el año con menores ganancias, con un ROE promedio del 5% como efecto de los bajos depósitos, la menor liquidez, los desastres naturales y el bajo crecimiento económico.

Gráfico 1 Histórico tasa de variación del patrimonio técnico vs PIB (2009 – 2019)

ECUADOR: EL TERCER PAÍS CON LA TASA DE INTERÉS MÁS ALTA DE LA REGIÓN

La captación y la colocación es lo que permite que los bancos y demás instituciones financieras generen ganancias. En Ecuador, la tasa de interés por colocación (créditos) es, por mucho, superior a la tasa de interés por captación (depósitos). Esto quiere decir que los intereses al sacar un crédito son mucho más costosos que los intereses que pagan los bancos por los depósitos; la razón de ello es el riesgo que asumen los bancos al hacer los préstamos. La tasa de interés depende, en gran medida, de la estabilidad de un país, ya que a mayor estabilidad menor riesgo y, por ende, menor tasa.

Ecuador cuenta con una tasa de interés promedio media alta en contraste con otros países del resto del mundo. La tasa promedio de Ecuador es de 8,82% y, según los datos registrados, es el tercero más alto de Sudamérica después de Argentina (40%) y Venezuela (23,15%). A diferencia de países que tienen un buen manejo de su economía y que cuentan con tasas muy bajas e incluso negativas. Este es el caso de Suiza, que debido a su alta liquidez y buen manejo macroeconómico, tiene tasas de interés promedio -0,75%, lo que quiere decir que los bancos pagan una parte de tu deuda.

En cambio, en Ecuador la tasa de interés de los microcréditos es la más alta, con 23,3% (Gráfico 3). Los microcréditos son los pequeños créditos que se dan a individuos riesgosos para el sistema financiero, por eso la tasa es tan cara. La segunda tasa de interés más elevada es la de créditos por consumo (16,9%); en contraste, los créditos para vivienda son los más bajos, a pesar de que la tasa sigue siendo bastante elevada (8,21%).

De todos los créditos otorgados en enero de 2020 ($29.970 millones), 59% fue destinado a la producción y 41% al consumo. Dentro la producción, el tipo de crédito con mayor colocación es el comercial/productivo, con un saldo de $ 13.266 millones, equivalente a 44% de la cartera total, mientras que muy por debajo está el crédito a la vivienda y luego a la microempresa, con 8% y 7% respectivamente.

¿Por qué es importante la tasa de interés? La inversión y el endeudamiento se miden en función de esta variable. El hecho de que sea tan elevada bloquea muchas oportunidades de financiamiento para la población y, consecuentemente, el desarrollo. Sin embargo, la tasa de interés depende de muchos factores de largo plazo, como la estabilidad económica, política y social, en sí, tener indicios claros que muestren un mejor desempeño de la economía.

Gráfico 3 Tasa de interés por segmentos

RANKING DE LA BANCA PRIVADA

El patrimonio más las utilidades bancarias han incrementado constantemente, posicionado a Banco Pichincha como el banco con mayores utilidades ($ 131 millones), depósitos ($ 8.339 millones) y colocaciones ($ 7.773 millones), pero con menor liquidez al promedio (20,6%) al cierre de 2019.

Mientras que quien tuvo mejores resultados de los bancos medianos fue Diners Club e Internacional, con una acumulación de patrimonio y utilidad de $ 507,7 y $ 428,4 millones, respectivamente.

Sin embargo, al ser un país dolarizado hay que identificar la liquidez del sistema financiero ya que los bancos son la principal fuente de creación de dinero en una economía con moneda extranjera. La liquidez no es más que la capacidad de obtener dinero en efectivo, lo que para un banco representa la solvencia de pago.

En el sector bancario, la liquidez es de 25,9% referente a la relación entre los fondos disponibles y el total de los depósitos, es decir, decreció 0,5 puntos porcentuales de diciembre 2019 a enero de este año. La liquidez ha resultado ser muy volátil, pero desde 2017 tiene una tendencia decreciente al disminuirse poco más de cinco puntos porcentuales en tres años. Si la tendencia sigue en progreso, el sistema financiero, e incluso la dolarización, podrían verse vulnerables.

Así, aunque Banco Pichincha muestre altas utilidades, su liquidez no está entre las más altas ya que cuenta con una liquidez del 20,6%. Esto no sucede solo con este banco sino con todos los que ocupan los primeros puestos del ranking patrimonial. De esos, solo Guayaquil y Produbanco tienen una liquidez superior al promedio, 33,9% y 29,2%, respectivamente.

Asimismo, Banco Pichincha se encuentra en primer puesto en colocación y captación; Pacífico está en segundo lugar, y Guayaquil, en tercero, aunque Produbanco recibe más depósitos que Banco de Guayaquil (Gráfico 2).

La cartera bruta total o créditos otorgados, al cierre de enero 2020, registró un saldo de $ 29.970 millones, lo que implica un decrecimiento mensual de 0,2% y una variación anual positiva de 9,8%. Pero igual a la liquidez, desde 2017 la cartera bruta muestra una tendencia de variación anual decreciente donde, como se mencionó anteriormente, influyen factores como la reducción de colocaciones y el bajo crecimiento del PIB.

Gráfico 2 Colocación vs captación

Por: Karen Lucero, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

El riesgo país, las deudas y la política no dan respiro a las finanzas nacionales

Bonos, multilaterales y China acaparan la deuda del Ecuador

Enero muestra que tendencia deflacionaria podría revertirse

La economía se proyecta a la baja por la débil inversión

¿Qué le espera a la economía ecuatoriana en el 2020?