La crisis golpeó más a las pequeñas empresas, que hoy buscan levantarse

Secciones
Revista Gestion

La crisis golpeó más a las pequeñas empresas, que hoy buscan levantarse

Mayo 14, 2021 - 05:00

La emergencia global tuvo un fuerte impacto en las empresas de Ecuador, siendo las pymes uno de los segmentos más afectados en sus ingresos y composición laboral. No obstante, este escenario permitió el desarrollo de aspectos como el uso de la tecnología y modernización de operaciones. Tras los desafíos que enfrentaron en 2020, las pymes se acercan a un proceso de recuperación, que se evidencia en sus planes de inversión y contratación.

Estos son los principales hallazgos de la séptima edición de la encuesta Visión Pymes, realizada por Brother International Corporation. Esta edición del estudio, que aborda cambios fundamentales en las pymes durante el último año, fue aplicada a 776 gerentes y propietarios de negocios en Colombia y Ecuador, entre el 27 de enero y el 24 de marzo de 2021.

Caty Di Maggio, vicepresidente regional de Ventas y Mercadeo para Latinoamérica de Brother International Corporation, asegura que el 2020 fue un año desafiante para los pequeños y medianos negocios, quienes, en medio de este complejo escenario, dieron un gran salto hacia la transformación digital y se convirtieron en un ejemplo de resiliencia y reactivación económica.

“Un gran número de emprendedores aprovecharon esta coyuntura para reinventar sus modelos de negocio y modernizar sus operaciones. Las pymes se proyectan como un potente catalizador de desarrollo económico e innovación empresarial. Esto se refleja en que casi nueve de cada 10 negocios ecuatorianos encuestados planean invertir en tecnología de oficina durante este año”, señaló Di Maggio.

LA EMERGENCIA SANITARIA TUVO UN IMPACTO SIGNIFICATIVO ENTRE LAS PYMES

Frente al entorno sensible del primer semestre del 2020, la séptima edición del estudio identificó que la crisis global impactó de forma negativa en casi nueve de cada 10 pequeños y medianos negocios en el país. Solo un 13% de encuestados dijo que esta situación tuvo poco o casi nada de impacto en sus negocios.

El principal aspecto donde se evidencia el impacto de este acontecimiento inesperado estuvo en los resultados económicos de las empresas de Ecuador. Alrededor de siete de cada 10 pymes ecuatorianas señalaron que sus ingresos disminuyeron el año pasado. Únicamente 10% de los encuestados reportó que sus ingresos incrementaron, mientras 22% respondió que sus ingresos permanecieron estables.

EL SECTOR FINANCIERO SE CONSOLIDÓ COMO ALIADO DE LAS PYMES

Durante el escenario complejo que se vivió en 2020, las instituciones gubernamentales, financieras y ONG apoyaron a las empresas de manera sustancial para que mantuviesen activas sus operaciones. El presente estudio identificó que las entidades financieras fueron un gran apoyo para las pymes ecuatorianas.

Alrededor de una cuarta parte de los encuestados señaló que hubo un considerable apoyo por parte de los bancos, mientras que un 12% de los emprendedores consultados reconoció el respaldo de organizaciones empresariales, como las cámaras de comercio. Además, 10% confirmó haber recibido ayuda por parte del gobierno.

Sin embargo, 40% de las empresas expresó que ninguna entidad les proporcionó apoyo, lo que sugiere que muchas necesidades no han sido atendidas, según precisan algunas pymes ecuatorianas.

LAS PYMES SON PRECAVIDAS RESPECTO AL FUTURO

Más de la mitad de los líderes empresariales en Ecuador confían en que su negocio crecerá en este año. El porcentaje restante espera que su negocio se mantenga estable. Únicamente 4% piensa que habrá una contracción en los resultados de su empresa, un hecho que sugiere que, en su opinión, el peor escenario ya ha pasado.

“Esta nota de optimismo en medio de la coyuntura actual debe verse en el contexto de años anteriores,” señaló Di Maggio. “Durante los siete años de Visión Pymes, los empresarios en Ecuador siempre han tenido una perspectiva optimista y alrededor de nueve de cada 10 decían que el próximo año será mejor que el anterior. En la encuesta de 2021, solo la mitad expresaron esto, indicando que el optimismo habitual de estos propietarios y gerentes de negocios ahora se atenúa con una fuerte dosis de precaución”, destacó la ejecutiva.

Los emprendedores todavía mantienen una opinión cauta sobre el retorno a la normalidad. La mayoría de los participantes de la encuesta cree que habrá que esperar hasta el 2022 o más para que la crisis queda atrás, o que las cosas no volverán a ser como antes.

Por este motivo, cinco de cada 10 dueños y propietarios de negocios ecuatorianos señalan que la mejor estrategia, en este contexto, es ahorrar dinero, mientras que cuatro de cada 10 encuestados creen que es mejor invertir en su empresa, para obtener ventajas sobre sus competidores.

LA RESILIENCIA ES CRUCIAL PARA LA RECUPERACIÓN DE LAS PYMES

La mitad de los encuestados afirmó que, en situaciones como la emergencia sanitaria, las pymes tienen una ventaja sobre las grandes empresas, debido a que poseen una mayor facilidad de adaptación y agilidad, gracias a su tamaño. Este aspecto sugiere que su nivel de resiliencia es mayor. No obstante, un porcentaje menor señaló que se considera en desventaja porque carece de los recursos de las empresas grandes.

Pese a estos desafíos, entre el total de encuestados que confirmaron haber iniciado uno o más negocios a lo largo de su carrera, aproximadamente cinco de cada 10 entrevistados ecuatorianos señaló que este momento es idóneo para emprender. Solo un tercio de los consultados precisó que las circunstancias no son favorables para iniciar un negocio.

Además de la resiliencia, la innovación es un factor crucial para que las pymes de Ecuador sigan funcionando. Seis de cada 10 entrevistados, entre el total de personas que respondieron a esta encuesta, mencionaron haber sumado nuevos productos o líneas de negocio a su empresa. De este grupo, 80% está seguro de que los nuevos negocios y productos, que se lanzaron al mercado durante el año pasado, tendrán vigencia cuando las cosas retornen a la normalidad.

EL ENTORNO LABORAL SE RECUPERA LENTAMENTE ENTRE LAS PYMES

El 2020 implicó cambios profundos en materia laboral. Casi la mitad de las pequeñas y medianas empresas (49%) ha reducido el tamaño de su nómina en el último año, con ligeras variaciones según la dimensión de las empresas. El impacto fue mayor en la nómina de las pequeñas empresas (entre 10 y 49 empleados), con 52% que confirmó haber reducido su personal, mientras que en las medianas empresas (entre 50 y 200 empleados) 42% despidió colaboradores.

Las expectativas de recontratación todavía son bajas. Solo 27% de empresas ecuatorianas tiene previsto contratar nuevos trabajadores en este año, mientas que un considerable 8% quiere reducir su nómina aún más.

Pese a estos indicadores, el trabajo remoto se consolida como una alternativa laboral entre las pymes. A inicios del 2020, 62% de las pequeñas y medianas empresas en Ecuador contaba con trabajadores remotos en su nómina. Hoy en día, 80% de los negocios tiene entre su personal colaboradores a distancia.

Este pausado proceso de recuperación laboral obedece a la percepción que tienen los empleadores acerca de temas como la productividad. El 37% de encuestados en Ecuador cree que el rendimiento disminuyó, como consecuencia de los cambios que implicó la emergencia de salud a escala global. Solo 27% de empresas asegura que la operatividad aumentó.

CRECE LA INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA

Pese a las presiones financieras, la inversión en tecnología de oficina creció. Aproximadamente, la mitad de las pymes ecuatorianas incrementó su inversión en este rubro en 2020, mientras que el 86% de los encuestados confirmó que este año destinará recursos para tecnología de oficina, el rubro más alto registrado en los siete años del estudio Visión Pymes. Este hecho ratifica la importancia que tiene el factor tecnológico en la actualidad, para el desarrollo de los negocios.

Como resultado de esta coyuntura, seis de cada 10 empresas de Ecuador han tenido que habilitar oficinas en casa para sus empleados, con una variación importante según el tamaño de las empresas. El 54% de las pequeñas empresas efectuó esta acción, frente al 70% de las medianas empresas.

Los dispositivos más demandados por las pymes son las computadoras y los servidores, seguidos de las tecnologías móviles y Wifi. Además, muchas empresas tienen previsto invertir este año en software de ciberseguridad, servicios en la nube y herramientas de teletrabajo, como aplicaciones de videoconferencia.

Metodología

Esta encuesta representa las opiniones de 250 propietarios y gerentes de pequeñas y medianas empresas de todo el Ecuador. Las pequeñas empresas se definen como aquellas que emplean a entre 10 y 49 personas. Las medianas empresas tienen entre 50 y 200 empleados. Las entrevistas se realizaron entre el 27 de enero y el 24 de marzo de 2021 por teléfono y en línea.

Las entrevistas telefónicas fueron realizadas por un equipo de entrevistadores con sede en Ciudad de México. Solo se entrevistó a los propietarios o a los máximos responsables de estas empresas, para garantizar que tuvieran una perspectiva estratégica sobre las perspectivas financieras de la empresa, la contratación, los planes de inversión y otras cuestiones tratadas en este estudio.

 

 

Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

La pandemia hirió al emprendimiento, pero no de muerte

“El encadenamiento que genera el empleo es fundamental para reactivar la economía”

Siete de cada diez empresas redujo su nómina por la crisis

¿Cómo puede el Ecuador apurar su recuperación económica este 2021?

2021: “Seguridad Jurídica y buen clima de inversión para reactivar la economía”