La economía de Ecuador perderá $ 10.659 millones en el 2020

Secciones
Revista Gestion

La economía de Ecuador perderá $ 10.659 millones en el 2020

Revista Gestión
Diciembre 2, 2020 - 05:00

La actualización de las proyecciones económicas del Banco Central -a un mes de terminar este complejo año- deja una caída del PIB de -8,9% equivalente a una pérdida de más de $ 10 mil millones. La inversión fue el componente que más se contrajo (-19,4%), fruto de la crisis por la emergencia sanitaria, así como las importaciones (-10,5%). No obstante, algunas industrias lograrán terminar con crecimiento pese a la pandemia: explotación de minas y canteras y la producción de camarón, banano, cacao, café, lácteos, panadería y fideos.

El Banco Central del Ecuador (BCE) actualizó las previsiones económicas para el 2020 y 2021 a un mes de terminar este caótico año. Recordemos que las anteriores proyecciones fueron en junio, cuando el BCE previó tres supuestos en los cuales podía caer la economía ecuatoriana en el 2020 debido a los impactos que dejó la coronacrisis. Previo a la crisis se estimaba un crecimiento de 0,7% ya que se esperaba mayor inversión que genere crecimiento económico.

El escenario más optimista para el 2020 dejaba una caída del PIB de -7,27%, el intermedio era una caída de -8,14% y el más pesimista fue de -9,59%. Los determinantes para establecer dichas proyecciones dependían de las importaciones, exportaciones, la inversión pública y privada, el gasto del gobierno y la caída de las remesas, pues el desempeño económico de todos los agregados incide directamente en los resultados del Producto Interno Bruto (PIB).

Las previsiones del BCE (Gráfico 1) a un mes de terminar el año supondrían una cifra más cercana a la realidad. En este caso, se estima que se cierre el 2020 con un decrecimiento del PIB del -8,9%. En términos nominales, esta caída representa una pérdida de $ 10.759,12 millones respecto al PIB del 2019. Es decir, se espera terminar el año con un PIB de $ 96.676,5 millones a precios corrientes.

Sin embargo, se espera una recuperación de 3,1% para 2021, por lo que se llegaría a un PIB de $ 100.815,6 millones. Este crecimiento sería producto de la reactivación económica luego de la gran crisis. Según estudios de la Consultora Multiplica, se estima al Ecuador le tomará hasta el 2026 saldar la crisis del coronavirus y recuperar el nivel económico prepandemia.

Gráfico 1

Previsión del PIB 2020 y 2021

 

Pero hay un riesgo que podría perjudicar a la economía del país: un rebrote. En el caso de que el rebrote sea fuerte y la tasa de contagiados y mortalidad se eleven exponencialmente, el Gobierno tendría que retomar las medidas estrictas para controlar los contagios, pues se estima que las primeras vacunas lleguen en el primer trimestre del 2021 y en ocho meses aproximadamente se lograría vacunar al 60% de la población, por lo que la economía aún estaría en riesgo.

TODOS LOS COMPONENTES DEL PIB DECRECIERON EN 2020

No hay ningún agregado del PIB que haya tenido desempeño positivo en este año. La crisis a causa de la pandemia afectó a todos los mercados, cada uno con sus particularidades.

El componente que tuvo el desempeño más bajo fue la Formación Bruta de Capital Fijo (FBKF) o inversión, que tendrá un decrecimiento del -19,4% en el 2020 y tampoco se recuperará para el 2021 (Gráfico 2). Esto es un poco desalentador para la economía ya que se esperaba que con todas las medidas e incentivos para el sector productivo sea el componente que genere crecimiento. Sin embargo, las condiciones frenaron casi por completo la inversión debido al panorama lleno de incertidumbre que no se recuperará para el 2021. Incluso al ser un año electoral, el 2021 es incierto para los inversionistas.

Los demás factores que menor desempeño resultarían tener en este año serán las importaciones, con un decrecimiento estimado del -10,5%, seguidas del consumo de los hogares en -8,5%. Estos dos componentes se interconectan ya que al reducir el consumo de bienes y servicios de los hogares -así como la inversión-, se reduce la producción. Además, el confinamiento generó un cambio de preferencias en los consumidores y una caída en la demanda agregada de -9,2%, según las previsiones del BCE.

Las exportaciones caen mucho menos que las importaciones (-5,1%); esto, en consecuencia, dejaría una balanza comercial positiva. No obstante, de los rubros que más decrecen en las importaciones están los aceites refinados de petróleo, a causa del confinamiento, y las importaciones de maquinarias, equipos y aparatos electrónicos, que son insumos para incrementar la capacidad productiva del país. Es decir que reflejó la reducción de la producción e inversión del 2020.

Gráfico 2

Proyecciones de la tasa de variación de los componentes del PIB

 

Por el lado del consumo final del gobierno, habría una reducción del gasto tanto en el 2020 como lo habrá en el 2021. Dadas las medidas de austeridad y la búsqueda de sostenibilidad fiscal, el Gobierno ha estipulado un decrecimiento de -5,6% en el consumo público administrativo, aunque las previsiones indican que cerraría con una contracción de -3,3%.

En términos generales, el sector petrolero cerraría con mayor recesión que el sector no petrolero, pues el Valor Agregado Bruto (VAB) petrolero tendría una caída de -11,3% en el 2020, contraste con el VAB no petrolero de -8,2%. El impacto mayor del sector petrolero se debe a dos factores principales: la caída en la producción petrolera de 29,4% por el daño en los oleoductos y la caída de la demanda mundial de 20%.

El sector petrolero ha tenido un bajo desempeño desde el 2015, recién para el 2019 el VAB petrolero tuvo una variación positiva, es decir evidenció crecimiento. Sin embargo, para 2021 se prevé que el sector petrolero se recupere en mayor medida que el sector no petrolero, 3,3% y 2,1%, respectivamente.

Gráfico 3

VAB petrolero y no petrolero, proyecciones 2020-2021

 

LA MINERÍA NO PERDIÓ EN  EL 2020

Aunque a nivel macroeconómico todos los resultados terminan con contracciones respecto al año anterior, hay algunas actividades que pese a la pandemia tuvieron un buen desempeño. El Cuadro 1 indica los cinco sectores con mayor impacto de la crisis y, por ende, mayor contracción de su actividad seguidos de las 6 ramas con un crecimiento positivo superior a 2% en el 2020.

Según las proyecciones del BCE, entre las actividades con mayor pérdida productiva en el 2020 están las industrias que tienen más valor agregado, como la fabricación de equipo de transporte (-32,5%) y la industria manufacturera (-19,7%). Otro sector fuertemente golpeado es el turismo, por lo que actividades como transporte, alojamiento y servicios de comida también se contraerían en alrededor de -20%.

El sector de la construcción viene contrayéndose desde 2019, y también se encuentra entre los más afectados del 2020 (-21%). Para 2021 tampoco se espera una recuperación ya que será uno de los pocos sectores, junto con administración pública, que seguirá decreciendo.

Cuadro 1

Las ramas de actividad con mejor y peor desempeño en el 2020

 

Por el lado de las actividades con mejor desempeño, en contra de todo pronóstico se destaca la explotación de minas y canteras que cerraría el 2020 con un crecimiento de 12,1% y se estima que crezca aún más en el 2021. Esta actividad está en pleno desarrollo y constituiría un importante recurso para la economía futura del país, por lo que las exportaciones han estado en aumento.

Dentro de las exportaciones, Ecuador también fue favorecido en medio de la crisis con las ventas de sus productos primarios de exportación. Gracias a ello camarón, banano, café y cacao lograron crecer en este tiempo. De igual forma, debido a la mayor demanda de bienes de primera necesidad, las actividades productivas de molinería, panadería, fideos y lácteos no dejaron de producir, sino que habrían tenido un crecimiento de entre 3 y 5%, según las estimaciones.

Los distintos organismos multilaterales han dado proyecciones que alcanzan incluso la caída del PIB en -11 puntos porcentuales. Ecuador fue uno de los países menos preparados de la región para afrontar la crisis, sin embargo, la proyección del BCE mostraría haber rescatado al menos unos dos puntos porcentuales.

La compleja situación fiscal no daba muchas alternativas para sostener la crisis, por lo que el Gobierno no tuvo gran espacio de reacción y se vio en la necesidad de conseguir más financiamiento. La tarea para el siguiente gobierno será recuperar lo que dejó la crisis y reactivar la economía nacional antes de lo estimado.

Por: Karen Lucero, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

China no prestará un dólar más al Ecuador sin petróleo de por medio

Ecuador: hacia la búsqueda de la consolidación fiscal

El panorama económico aún es turbio para el Ecuador

El peso del acuerdo con el FMI recaerá en el próximo gobierno

La riqueza petrolera no ha sido suficiente para barrer con la pobreza