La liquidez, el talón de Aquiles de las empresas ecuatorianas

Secciones
Revista Gestión

La liquidez, el talón de Aquiles de las empresas ecuatorianas

Abril 9, 2020 - 07:47

Según un análisis realizado por la Universidad de las Américas (UDLA), las empresas ecuatorianas no podrían resistir ni un trimestre ante el cese de actividades productivas; 50% de las compañías solo resistirían hasta 37 días mientras se terminan sus reservas de liquidez y un 25% restante podría llegar hasta los 70 días con flujo de ingresos nulo. Los efectos recaen en la imposibilidad de seguir cubriendo gastos operativos como sueldos, o incluso el mantenimiento de la empresa, de modo que el mercado laboral se encontraría a la deriva.

La liquidez es un objeto de análisis trascendental ya que mide la capacidad de las empresas de cubrir sus obligaciones a corto plazo. Esto significa que mientras una empresa cuente con una reserva de liquidez mayor podrá resistir más tiempo ante una paralización de su producción, sin quitar el hecho de que inevitablemente sería caótico.

Por ejemplo, dentro de las obligaciones que las empresas deben seguir pagando, a pesar de no estar en funcionamiento, están los gastos corrientes como sueldos, pago a proveedores, rentas o inmuebles y otras cuentas operacionales por pagar.

Sin embargo, al no tener ingresos, la única fuente que tienen las compañías para cumplir las obligaciones son los flujos de efectivo con los que contaban previamente y los activos que puedan ser fácilmente convertidos a líquido (efectivo). En el caso de Ecuador, las reservas que guardan las empresas son muy bajas ya que operan con un nivel demasiado justo, lo que las hace más vulnerables.

El Gráfico 1 muestra los días que los distintos sectores productivos podrían resistir frente a un cese de ingresos y una paralización de la producción. El sector más vulnerable es el turismo, compuesto por alojamiento y servicios de comida; estas apenas resistirían 31 días, mientras que las que tienen mayor resistencia son las del sistema financiero y de seguros y, por encima, las actividades inmobiliarias, con una capacidad de hasta 61 días.

Los bancos, cooperativas y seguros tienen mayor reserva de liquidez porque por normativa deben mantener un porcentaje de los depósitos o de las primas como reservas para hacer frente a cualquier shock por el comportamiento inusual de los individuos o alguna externalidad. Pero también tienen un límite cuando agoten su liquidez, y las posibilidades de crédito o refinanciamiento de la deuda ya no serían una opción. Por eso, aunque no se sabe cuál será el impacto de la crisis, es recomendable aprovechar estas reservas y beneficios que ha otorgado el sistema financiero frente a los efectos del coronavirus.

No obstante, hay que reconocer que hay empresas que debido a su actividad pueden beneficiarse de esta situación. Esto ya se ha podido evidenciar con la leve inflación del mes de marzo, fruto del aumento de demanda reflejada en precios de alimentos y bebidas, bienes y servicios diversos, y la atención a la salud. En contraste con el transporte, la recreación, el turismo, vestimenta, entre otros, que han sido sumamente afectados.

Gráfico 1

Días de reserva por liquidez que resisten las empresas de Ecuador

ILIQUIDEZ PONE EN ZOZOBRA A MILES DE EMPRESAS Y EMPLEOS

El Estado de excepción y el toque de queda obligaron a parar las actividades productivas del país. Por eso el indicador que marcará el ritmo de las empresas de este año será la liquidez en lugar de a las utilidades, como suele ser normalmente.

Considerando toda la Población Económicamente Activa (PEA), son millones de personas las que se encuentran en la incertidumbre por el destino de las empresas y su condición laboral. El Gobierno puede asegurar los puestos públicos, pero no los del sector privado que cubren el 92,5% del mercado laboral, de los cuales, 55,5% son asalariados y 44,5% son empleados independientes, según el INEC. Los independientes están en función del movimiento de su actividad productiva mientras que los asalariados dependen de la situación de la empresa en la que laboran. Es decir, al menos 3’465.613 personas están a la espera del resultado de la empresa.

Como se observa en el Gráfico 2, el sector alimentario (agrícola, acuícola, ganadero, etc.) es la mayor fuente de empleo para los ecuatorianos (29,4%) independientemente de si se encuentran en condiciones de empleo formal o informal. Este porcentaje muestra también la cantidad de personas que se encuentran laborando mientras se mantiene la cuarentena para proveer de alimentos a la población.

Sin embargo, también es alto el porcentaje de trabajadores que dependen de los sectores que actualmente son los más afectados: comercio (17,9%), turismo (entre alojamiento y servicios de comida) (6,1%) y transporte (5,8%). Esto equivale a un aproximado de 2’320.793 empleos que se encuentran con mayor vulnerabilidad.

Gráfico 2 Cobertura de empleo por industria

Se supondría que una vez que las empresas ya agoten sus reservas para cubrir los costos operativos enfrentarían dos situaciones críticas: despidos masivos o el cierre definitivo de la empresa. Lo que más hay que evitar es llegar a esa disyuntiva, por ende, este choque transitorio (siendo positivos) del coronavirus recaerá en una contracción del gasto, irremediablemente. Lo ideal sería asumir una responsabilidad compartida entre empleados y empleadores para resistir y ser resilientes frente a esta crisis.

El Ministerio de Trabajo ya publicó mediante un Acuerdo Ministerial algunos mecanismos que beneficien a las dos partes. Entre estos está la modificación libre de los empleadores de establecer la jornada laboral e incluir, incluso, fines de semana; la recuperación de horas perdidas por hasta 12 horas semanales y una jornada completa los sábados; el libre acuerdo entre empleador y empleado sobre los pagos de las remuneraciones, entre otros. No obstante, el Gobierno debe también buscar la manera de retomar las actividades productivas, aunque sea parcialmente, para que las empresas no lleguen al filo del precipicio.

Por: Karen Lucero, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

El leve crecimiento de la economía en 2019 es un logro frente a lo vendrá este año

El riesgo país del Ecuador, con turbo y sin freno

¿Qué quiere decir que la deflación toque de nuevo la puerta?

Enero muestra que tendencia deflacionaria podría revertirse

Gobierno se ancla en la estrategia de pagar deuda para lograr más desembolsos