La proforma nuevamente en compás de espera

Secciones
revistagestion

La proforma nuevamente en compás de espera

Noviembre 30, 2018 - 05:00

La proforma 2019 ha generado constantes debates e inconformidad, especialmente por el intento de disminuir las asignaciones en varios rubros, entre ellos, el destinado a educación superior, en 10%, defensa,  3%, y salud, 0,3%. Ayer, 29 de noviembre, la Asamblea decidió devolver el presupuesto al presidente Lenín Moreno con 17 observaciones, con lo que el mandatario tendrá 10 días para analizarlas, acogerlas o caso contrario ratificarse en su texto original. La decisión se logró con el voto afirmativo de 90 legisladores. El ministro de Finanzas, Richard Martínez, afirmó en su alocución que se mantendrán los acuerdos alcanzados con los sectores de educación superior y salud, a quienes se ofreció no ejecutar reducciones.

Tras comparar la proforma 2019 y el presupuesto codificado al 30 de septiembre de 2018, diversos sectores sociales, instituciones, medios de comunicación y gremios empresariales han expresaron su inconformidad respecto a las propuestas presupuestales pues, según han dicho, muchas de las decisiones van en contra de los sectores sociales.

Si se analizan ambos presupuestos en términos de reducción monetaria (variación absoluta), se observa una disminución de $ 664 millones comparando con el codificado a 30 de septiembre de 2018 (Gráfico 1).

En el siguiente gráfico podrá analizar en qué sectores se redujo más la asignación presupuestaria y en cuáles aumentó. Puede hacer clic  en el ítem de finalidad de gasto para ver a más detalle las variaciones en su grupo respectivo.

 

Gráfico 1

 

Fuente: Ministerio de Finanzas.
Elaboración: Consultora Multiplica.

Por ejemplo, existen cuentas llamativas en las que la reducción fue mayor, como la protección ambiental y de la biodiversidad, que se redujo en 29,7%, es decir, $ 189 millones menos respecto al presupuesto codificado. Esta reducción se enfoca básicamente en el manejo de aguas residuales, quitándoles del aporte $ 7,4 millones, así como en la asignación en investigación aplicada y desarrollo experimental ($-15,9 millones), y del aparato administrativo y de gestión de los asuntos relacionados con el ambiente, con una reducción de $ 11 millones.

Asimismo, los gastos en recreación se redujeron en 17,5% respecto al codificado, lo mismo el orden público y seguridad (-8,1%).

Otro de los grupos que manifiesta preocupaciones por su asignación es defensa nacional, pues se reducen $ 46 millones, concentrando dicha caída en la administración y gestión para la defensa, con $ 35 millones menos.

Sin embargo, en algunos otros segmentos existe incrementos. Por ejemplo, la seguridad social suma  $ 1.119’864.436,00 luego de que se restaurara el aporte que el Estado debe hacer a este sector. Además, se registra una variación positiva en cuanto a erogaciones no clasificadas por funciones, es decir, pago de deuda pública en $ 1.093’204.737,00.

 

¿Qué segmento o finalidad de gasto representa más en ambos presupuestos?

Tanto en el codificado al 30 de septiembre de 2018 como en la proforma 2019 presentada a la Asamblea Nacional, los servicios públicos generales representan 33 y 32% del total de ambas proformas, respectivamente, seguido del pago de la deuda pública que representa 17 y 19% del total de asignaciones presupuestarios (Gráfico 2).

 

Gráfico 2
 
*NOTA: Haga clic  en el ítem de finalidad de gasto para ver a más detalle su grupo y funcionalidad respectiva.
Fuente: Ministerio de Finanzas.
Elaboración: Consultora Multiplica.
 
Por: Mateo Iza, redacción Revista GESTIÓN.
 
 
 
Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original.

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Confianza empresarial creció en el último mes

El sector lácteo se estanca en una guerra de precios

Riesgo país aumentó 123 puntos en el último mes

Empresas proyectan subir en promedio 2,06% los salarios para 2019

¿Cómo puede Ecuador superar los obstáculos estructurales que frenan su progreso?