Los resultados del comercio exterior, mejores de lo esperado para el país

Secciones
Revista Gestion

Los resultados del comercio exterior, mejores de lo esperado para el país

Julio 26, 2020 - 19:00

El comercio internacional del Ecuador a inicios de 2020 se venía recuperando, principalmente con las exportaciones. Pero desde abril hubo un desplome en el valor de las importaciones y exportaciones (precio y volumen). El resultado fue que a mayo las importaciones se redujeron en -41,08% y las exportaciones cayeron en -27,21% en comparación con mayo de 2019. Sin embargo, la balanza comercial entre enero y mayo muestra un resultado superavitario ($ 877 millones), superior al del mismo 2018 y 2019 juntos (193,8 millones de dólares).

La balanza comercial muestra el resultado del desempeño comercial del país en el sector externo. Se calcula mediante una diferencia en dólares entre las exportaciones  y las importaciones. Es un indicador útil para conocer si el país depende de los bienes extranjeros (importaciones mayores que exportaciones) y por lo tanto salen más divisas que las que ingresan. O simplemente, el resto de países demandan más de lo que venden a Ecuador (exportaciones mayores a importaciones) y por ende el flujo de dinero neto es positivo.

COMERCIO INTERNACIONAL A INICIOS DEL AÑO

En un principio, el 2020 se mostraba como un año favorable para el país pues las exportaciones estaban creciendo en contraposición a una contracción anual de las importaciones. Las exportaciones en enero crecieron en 19,95% con respecto a enero de 2019 (Gráfico 1).

Gráfico 1 Variación anual de las importaciones y exportaciones.

 

En febrero hubo un crecimiento anual de las exportaciones de bienes primarios, principalmente de banano y plátano (13,74%), camarón (39,01%) y cacao (39,87%) por mencionar los más importantes. Por otra parte, la exportación de crudo se vio reducida, en -22,21% con respecto a febrero del año anterior.

Mientras que la exportación de bienes industrializados, a inicios del año, tuvo un crecimiento conservador, situándose en 1,79% en el mes de enero y 1,78% en el mes de febrero.

En cuanto a la variación interanual, las importaciones mostraban números negativos desde mayo del 2019. En contraposición a las exportaciones, estas últimas se redujeron entre enero y febrero en -5,63% y -9,67%, respectivamente (Gráfico 1). Estas cifras son la muestra de que los mercados internacionales se cerraban de forma progresiva, principalmente los socios comerciales del Ecuador.

Hasta el mes de febrero hubo una reducción en la importación de materias primas (-14,31%), en esta división la importación de insumos agrícolas se redujo en -7,71%, la compra de suministros industriales se contrajo en -16,98%; y, finalmente, los bienes primarios utilizados para construcción tuvieron una variación anual a febrero de -5,47%. Siguiendo la misma tendencia, los bienes de capital, es decir, la maquinaria y equipos, tuvieron una contracción de -20,77%, principalmente por una importante caída en la importación de equipos de transporte (-21,45%).

ECUADOR SACA PROVECHO DEL COMERICIO INTERNACIONAL

El 2020, que es un año complicado para el comercio entre países, ha resultado beneficioso para el Ecuador. Principalmente por las características de los productos que el país exporta. El 81% de ventas entre enero y mayo de este año ha sido de bienes primarios (petrolero crudo, banano y plátano, camarón, café, cacao, madera, entre otros). Si dejamos de lado la exportación de petróleo, 60% de las exportaciones de Ecuador hasta mayo fueron de bienes no procesados. Esto implica una ventaja en cuanto al comercio.

Gráfico 2

Balanza comercial en miles de dólares corrientes

 

A pesar de que los mercados se cierren, las restricciones poco se aplican a bienes primarios como alimentos y materias primas, que son indispensables para el consumo directo y producción de productos extranjeros. Es por ello que a pesar de la importante contracción de las importaciones, el país ha podido mantener sus exportaciones hasta mayo, mes para el que se dispone datos. Ciertamente algunos productos como el petróleo redujeron su valor, debido principalmente a la contracción de la demanda que tuvo un fuerte impacto en los precios de este bien energético.

En el Gráfico 2 se aprecia que, desde noviembre de 2019, Ecuador tiene una balanza comercial positiva, a excepción del mes de abril de 2020 que tuvo un resultado negativo, pero poco significativo. Hasta mayo, el país tuvo un superávit de balanza comercial de más de $ 877 millones, mucho mayor que el mismo periodo del año 2019, cuando el superávit en balanza comercial fue de $ 41 millones.

BALANZA PETROLERA Y NO PETROLERA CON SUPERÁVIT CONSTANTE EN 2020

La balanza comercial petrolera mide la diferencia entre el valor de las exportaciones de petróleo y productos relacionados menos las importaciones de este mismo subgrupo de productos. Por otro lado, la balanza comercial no petrolera es el resultado de las exportaciones de carácter no petrolero restadas las importaciones no petroleras.

Ecuador se caracteriza por mantener un déficit en la balanza comercial no petrolera (Gráfico 3). Sin embargo, en el acumulado entre enero y mayo de este año, tanto la balanza comercial no petrolera como la balanza comercial petrolera muestran un superávit, indicando que las exportaciones de ambas clasificaciones de bienes superaron a las importaciones. Es por esta principal condición que, como se mencionó, Ecuador tuvo un superávit bastante amplio ($ 877 millones) en comparación a otros años.

Gráfico 3

Balanza comercial petrolera y no petrolera entre enero y mayo en millones de dólares corrientes

EXPECTATIVAS PARA EL COMERCIO INTERNACIONAL

La Organización Mundial del Comercio (OMC) pronosticó una contracción entre -13% y -32% del comercio entre naciones. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) calculó que, durante 2020, el valor de las exportaciones de los países exportadores de petróleo caerá en -10,7%, los países exportadores de minerales sufrirán una reducción de sus importaciones en -12% y los países agroindustriales serán los menos afectados, con una caída del -5% en la venta de sus productos al exterior.

En Ecuador se conjugan varios factores de los antes mencionados por la CEPAL. Entre marzo y mayo el impacto de la pandemia y el cierre de las economías ya se notan en las exportaciones e importaciones de Ecuador.

En el Gráfico 4 se ve que la dinámica en las variables externas se contraen de manera importante. Las exportaciones caen en -44,43% en el mes de abril, se recuperan levemente en el mes de mayo, pero aún así son un 27,21% menos que el mismo mes de 2019.

Gráfico 4 Exportaciones e importaciones totales en dólares constantes

 

Las importaciones siguen una tendencia a la baja. En el mes de abril se redujeron en un -41,87% y en el mes de mayo continuó la profunda caída con una variación anual de -41,08%. Es importante considerar que en cuanto a comercio internacional respecta, los resultados del confinamiento en gran parte de los países del mundo ya se demuestran en las estadísticas, dado que abril y mayo fueron dos meses en los que los países únicamente importaban bienes primarios, principalmente alimentos.

De igual manera, estos resultados negativos son consecuencia de la ralentización de las economías, y por ello la demanda de bienes tanto internos como externos disminuye. Además, los precios de los bienes, principalmente primarios, se desploman como ocurrió con el petróleo. Todas las restricciones implican que las cadenas de distribución globales se vean afectadas y los productores nacionales no puedan a llegar a los mercados mundiales.

Las características de las exportaciones del Ecuador, por su carácter principalmente primario, cayeron entre marzo y abril de manera importante, pero se empezaron a recuperar en el mes de mayo. Aún así su evolución muestra cifras menores que el año anterior. En cuanto a las importaciones, los bienes provenientes de otros países habían reducido ingresos desde mediados del 2019. No obstante, desde marzo se desplomaron, significando reducciones de hasta 50% con respecto al año anterior.

Hay que considerar que los resultados superavitarios no significan que la economía esté del todo bien. Si bien, la magnitud de las exportaciones e importaciones se vieron golpeadas por la pandemia, los resultados en términos de balanza comercial son positivos al país debido a que entre enero y mayo se registró un superávit mucho mayor que el mismo período de 2018 y 2019. Sin embargo, esto tiene que ver con una contracción general de la economía y la falta de capacidad adquisitiva de los agentes nacionales para seguir importando productos de todo tipo, incluyendo maquinarias y equipos para la producción.

 

Por: Karen Lucero, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

La construcción, un pilar de la economía debilitado por la pandemia

El sector automotor busca cómo sobrellevar el desplome de sus ventas

Financiamiento: el urgente reto de la economía ecuatoriana

Alimentos y educación más baratos para no frenar el consumo

Exportaciones de sombreros, textiles y flores, las más golpeadas por la pandemia