Los síntomas deflacionarios persisten, y no siempre son buenos

Secciones
revista gestión

Los síntomas deflacionarios persisten, y no siempre son buenos

Septiembre 6, 2019 - 05:00

Es el quinto mes, de los nueve que van del año, que se registra un ligero decrecimiento en los precios de los bienes de la Canasta Básica. De hecho, los alimentos son los bienes cuyos precios tienen a fluctuar más. El abaratamiento de los bienes y servicios no es algo positivo porque ralentiza la economía.  La inflación mensual para agosto se registró en -0,10%, mientras que la anual alcanzó 0,9%. Las categorías que mermaron sus importes fueron el transporte y los muebles. Las ciudades más costosas no son Quito y Guayaquil, como muchos pensarían, sino Loja y Manta con costes de vida superiores a los $ 730 por cada mes.

La inflación se entiende en la teoría económica como el alza generalizada en los precios, mientras que la deflación como la baja sistemática. Este fenómeno se mide mediante las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Mes a mes, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) levanta, sintetiza y publica la información relevante en cuanto a la variación de los precios en las nueve ciudades más grandes del Ecuador para las 12 divisiones de productos que componen una canasta de 359 bienes y servicios que satisfacen las necesidades básicas de la población. En este contexto, el IPC se mide a nivel: mensual (en comparación al mes anterior), anual (el mismo mes en comparación al año anterior) y acumulada (desde enero hasta el presente mes).

En agosto de 2019 se registró una deflación mensual de -0,10%, hecho que ha sido recurrente en el presente año, pues en cinco de los nueve meses de 2019, la variación de los precios ha sido negativa. Cabe recalcar que en julio hubo un incremento de los precios que alcanzó el 0,9%. En cuanto a la inflación anual, esta trepó hasta los 0,33 puntos porcentuales, siendo una de las más altas del presente año (0,45% en promedio). La inflación acumulada muestra un crecimiento en los precios de 0,14%, desde hace 12 meses que no se presentan variaciones negativas en esta categoría, esto significa que, en términos reales, al pasar del año los precios sí se incrementan (Gráfico 1).

Gráfico 1

Variación mensual, anual y acumulada

 

LA MAYORÍA DE DIVISIONES REFLEJA BAJA EN LOS PRECIOS

De las 12 divisiones que establece el INEC para caracterizar a los bienes y servicios que conforman la canasta, más de la mitad presentó decrecimientos relativos con respecto al mes anterior, mientras que las otras cuatro mostraron síntomas inflacionarios. Entre las divisiones con caída de los precios están: transporte (-0,33%) y muebles para el hogar (-0,30%). Por otro lado, los incrementos más significativos están en los bienes y servicios diversos (0,24%), y en las actividades de recreación y cultura (0,18%) (Gráfico 2). Cabe recalcar que en ninguna división se presentan variaciones mayores a 0,33%, sea al alza o a la baja, es por eso que la deflación mensual para agosto es tan solo de -0,1%, por lo que no existen cambios significativos en los precios en comparación al mes pasado.

Gráfico 2

Variación mensual según divisiones

 

Aunque los consumidores consideren que la baja de precios es beneficiosa para la economía, no sucede así. Ante una baja en los precios, la demanda se puede dinamizar, pero sucede lo contrario con la oferta, que por la reducción de los importes no mantienen incentivos para realizar las actividades productivas. La deflación o inflación reducida tiene a inmovilizar la economía, por lo que los tomadores de política pública en materia económica deben tomar acciones que no generen mermas productivas, sino que las dinamicen, con las tasas de interés, por ejemplo.

En cifras anuales, en agosto se registró una inflación anual de 0,33%, lo que evidencia un incremento en los precios en comparación con el mismo mes de 2018. Esto se debe principalmente al encarecimiento en divisiones que mantienen un peso relativo importante dentro de la estructura del IPC: transporte (2,64%), educación (2,47%) y bebidas alcohólicas, tabacos y estupefacientes (2,13%) (Gráfico 3). El aumento de los precios en la división transporte, corresponde principalmente a la reducción de los subsidios, mientras que en la categoría de educación sucede igual por el ingreso a clases en la Sierra y Amazonía.

Gráfico 3

Variación anual según divisiones

 

LOJA ES LA CIUDAD MÁS COSTOSA

De acuerdo a las cifras publicadas por el INEC, la Canasta Familiar Básica (CFB) asciende hasta los $ 714,47 a nivel nacional; las ciudades más costosas según el precio de bienes y servicios necesarios para satisfacer las necesidades básicas para una familia de cuatro personas son Loja, Manta y Cuenca. En cuanto a las zonas más accesibles, estas son ciudades intermedias como Santo Domingo, Machala y Ambato. (Gráfico 4).

Gráfico 4

Canasta Familiar Básica por ciudades

 

PRINCIPALES VARIACIONES DE PRECIOS POR PRODUCTO (AGOSTO 2019)

tabla
Por: Eduardo Cobos, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

El verano influye en el aumento de precios

La elevada productividad agrícola incide en la leve deflación de junio

No hay optimismo para el crecimiento económico del Ecuador este año

La balanza comercial aún es positiva, pero va en picada

De república del banano a república del camarón