Subir a $ 500 el salario básico es más difícil de lo que cree Guillermo Lasso

Secciones
Revista Gestion

Subir a $ 500 el salario básico es más difícil de lo que cree Guillermo Lasso

Revista Gestión *
Marzo 25, 2021 - 05:00

Una de las propuestas estrella de Guillermo Lasso y en la que ha enfatizado en su campaña electoral es el incremento del salario básico hasta alcanzar los $ 500 mensuales. Sin embargo, el salario responde a una serie de factores macroeconómicos y a la productividad del trabajo. Desde ya Ecuador tiene el tercer salario más alto de la región, superado mínimamente por Chile y Uruguay; economías que más que nos duplican en el PIB per cápita, aunque Ecuador se asemeja a esos países en su costo de vida.

En la campaña de segunda vuelta, los candidatos presidenciales Guillermo Lasso y Andrés Arauz han ampliado las propuestas que presentaron dentro de su plan de trabajo. A un par de semanas para volver a las urnas, el 11 de abril, tratan de sumar a su plan político a aquellos ciudadanos que apostaron por alguno de los otros 14 candidatos.

Una gran parte de la población se siente desconforme con los resultados, pues entre Lasso y Arauz apenas superan el 50% de la aprobación popular en la primera vuelta.

Por el lado de la Izquierda Democrática hay más de 1,6 millones de sufragantes (15,7% de los votos). Mientras que el movimiento indígena Pachakutik desaprueba los resultados del CNE y la decisión del Tribunal Contencioso Electoral, con lo que más de 2 millones de votantes desconocerían las elecciones del pasado 7 de febrero. ¿Para a dónde se irán esos votos? Esa es la pregunta del millón. Y de igual forma, es lo que los candidatos tienen en cuenta.

Lasso arrancó su segunda campaña electoral en las dos provincias de la Sierra, Cotopaxi y Tungurahua, en las que en 2017 ganó frente al correísmo, pero en las elecciones 2021 se vio superado por Arauz y Pérez. Además, buscó reivindicarse con ciertos grupos marginados de la sociedad, por ejemplo, por primera vez dijo que promoverá una ética laica, especialmente en políticas de derechos sexuales y reproductivos, así como también tuvo un acercamiento con representantes del movimiento LGBTIQ+.

Entre sus otros muchos compromisos, Lasso ha propuesto cerrar las brechas entre los ecuatorianos de la zonas rurales y urbanas, poner en cero en la central de riesgos a los pequeños deudores, vacunar a 9 millones de ecuatorianos en 100 días, subir el salario básico hasta $ 500 dólares y eliminar todo tipo de violencia de género.

LASSO LE APUESTA A SUBIR EL SALARIO MÍNIMO HASTA $ 500 DÓLARES

Entre las propuestas más sonadas de Lasso está subir el salario básico unificado hasta los $ 500 dólares mensuales. “Me comprometo con los trabajadores ecuatorianos que subiremos el salario básico hasta $ 500 dólares para mejorar la economía de la familia ecuatoriana”, indicó en uno de sus recorridos de campaña.

El candidato por CREO ha hecho hincapié en la necesidad de inversión y fortalecimiento del sector productivo para un Ecuador próspero. Es por eso que dentro de su plan de trabajo hace un breve análisis del panorama económico y laboral del país, sus debilidades y cómo se podría mejorar.

Dentro del mismo, señala que uno de los grandes problemas que ha desembocado en un mercado laboral distorsionado con alta informalidad es la rigidez laboral, pues nos regimos a un Código de Trabajo promulgado en 1938. Además, indica que la legislación ecuatoriana restringe la libertad de contratación severamente ya que está prohibido contratar por horas y el contrato a plazo fijo. Para él esta es una de las principales barreras para que los jóvenes y las madres de familia puedan trabajar sin descuidar sus otras actividades.

Para eso cree necesario implantar algunos incentivos tributarios para aquellos que contraten a beneficiarios del Bono de Desarrollo Humano y a más de 10 trabajadores por cada nuevo emprendimiento. Además, plantea la incorporación de una regla técnica para el cálculo anual del salario básico unificado y el perfeccionamiento de las modalidades de contrato estacional y la contratación por tarea.

Sin embargo, resulta contradictorio querer incentivar a los empleadores mientras al mismo tiempo pretende incrementar el salario básico. ¿Cómo lo haría?

¿CÓMO SE DETERMINA EL SALARIO BÁSICO EN ECUADOR?

Según el Código de Trabajo, el salario y sueldo es la retribución mínima que debe recibir mensualmente una persona por su trabajo de parte de su empleador; cabe mencionar que dentro del salario no están incluidos los otros beneficios laborales, como el porcentaje por utilidades o el décimo tercero, décimo cuarto y otros.

La Constitución de la República reconoce y garantiza los derechos de los trabajadores. El artículo 328 indica que “la remuneración será justa, con un salario digno que cubra al menos las necesidades básicas de la persona trabajadora, así como las de su familia…”. Así también, se prohíbe toda forma de precarización laboral como la intermediación laboral y la tercerización, la contratación laboral por horas, o cualquier otra forma que afecte los derechos de los trabajadores.

El Estado se encarga de fijar y revisar anualmente el salarió mínimo establecido en la ley a través del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios, o por el Ministerio de Trabajo en caso de no existir el primero. En realidad, la revisión y modificación del salario es establecida por medio de una negociación entre el representante de los trabajadores y otro de los empleadores mediante la coordinación del Ministerio de Trabajo. Cuando no se llega a un consenso entre las dos partes, el ministerio define el salario.

Desde el 2020, el Ministerio de Trabajo creó una metodología técnica para determinar el salario con base en nueve variables macroeconómicas junto con la inflación. Entre estas variables está la inflación a través del Índice de Precios al Consumidor (IPC), y se añaden otros elementos como el factor de productividad laboral, la variación del empleo con respecto a la variación de los salarios (elasticidad del empleo), la variación de la informalidad con respecto a los cambios en el monto del salario (elasticidad de la informalidad), el porcentaje de variación del empleo global, entre otros.

EL ÚLTIMO GOBIERNO SOLO LOGRÓ SUBIR $ 25 DÓLARES AL SALARIO BÁSICO

El salario se determina a través de un análisis general de la economía, de esta manera, a medida que la economía sea más próspera los salarios también crecerán. Lo que se busca con el salario mínimo es asegurar la calidad de vida de las personas para que, al menos, puedan cubrir sus necesidades básicas como lo establece la ley. Es decir, mínimamente cubrir el costo de la Canasta Básica.

La brecha entre el salario básico y el costo de la canasta básica se ha reducido con el tiempo gracias al incremento salarial. El Cuadro 1 muestra la evolución del salario básico desde el 2011 y el costo de la canasta básica en enero de cada año, donde se evidencia una reducción en la brecha. Por ejemplo, en el 2011 se necesitaba 2,08 salarios básicos para poder adquirir una canasta básica, mientras que al 2021 se necesita 1,78 salarios básicos.

Sin embargo, desde la caída de los precios del petróleo en 2015 el Ecuador no pudo recuperar un crecimiento notable en su economía. El estancamiento económico se notó con más fuerza en el 2019 y luego aún más con la pandemia en 2020.

Cuadro 1

Salario básico en Ecuador 2011 a 2021 vs Canasta Básica

 

 

Las crisis ocasionan una caída en la demanda de bienes y servicios, por lo cual el mercado responde con una reducción generalizada de los precios (Gráfico 2), esto genera una disminución en la producción y, por ende, menor empleo, y así sucesivamente, como un círculo vicioso. Todo esto produce estancamiento o incluso pérdidas económicas reflejadas en el PIB nacional. No obstante, el salario básico ha crecido progresivamente, o al menos se ha mantenido constante (como en el 2020), por lo que el poder adquisitivo aumenta.

El salario depende de una serie de factores que responden al mercado. La situación económica ha sido tal que desde que llegó al poder Lenín Moreno solo se ha podido subir un acumulado de $ 25 dólares en los cuatro años de período. Mientras que Rafael Correa pudo incrementarlo en $ 57 dólares en su último periodo, gracias al alto precio del petróleo que tuvo hasta el 2015.

Gráfico 2

Evolución del PIB real y de los precios

 

Los resultados de la realidad económica aplicando la nueva técnica del ministerio indican que para el 2021 los salarios debían reducirse entre el -6% y -18%, pero por amparo de la normativa, eso no es posible.

ECUADOR TIENE EL TERCER SALARIO MÁS ALTO DE LA REGIÓN Y UN ALTO COSTO DE VIDA

Los salarios y las obligaciones laborales son indicadores de interés para los inversionistas. Mientras más rígido es un mercado laboral, los inversionistas consideran que es más costosa la mano de obra y prefieren invertir en otro país más competitivo. En el 2021, Ecuador es el país que tiene el tercer salario más alto de la región ($ 400 mensuales), luego de Chile y Uruguay, con $ 441 y $ 423 dólares mensuales, respectivamente.

Sin embargo, esto se debe también al costo de vida de cada país. Y es que, aunque Ecuador tiene un PIB per cápita de los más bajos de la región, está entre los más caros para vivir (Gráfico 3). Por ejemplo, Chile tuvo un PIB per cápita en 2020 de $ 14.896,5 dólares y su costo de vida está puntuado en 43,6 puntos, mientras que Ecuador tiene un PIB per cápita menor que el doble, de $ 6.183 dólares, pero su costo de vida es apenas menor, llegando a los 40,98 puntos.

El costo de vida suele elevarse cuando una economía crece y, por ende, el costo de los insumos, materias primas y mano de obra también crecen. Pero, por otro lado, un país también puede encarecerse por problemas de acceso a servicios públicos o menor competitividad en el ámbito formal, indicó el economista Marcel Ramírez para La República.

Gráfico 3

Salario básico por país en 2021

 

 

AUMENTAR EL SALARIO BÁSICO Y FLEXIBILIZAR EL EMPLEO

El incremento del salario básico tiene impactos a nivel general, según la teoría económica. Depende, entre otros factores, de la magnitud en que se incremente los salarios y la elasticidad de la demanda de trabajo. Si el salario establecido está por debajo de la productividad marginal del trabajo, es posible aumentar los salarios y el empleo; pero, si el salario está por encima de la productividad marginal, se puede aumentar los salarios, pero a costa de la pérdida de empleos o incremento de la informalidad.

La propuesta de Lasso de aumentar hasta en $ 100 dólares el salario básico en su periodo, resulta ser ambigua. Pues ni Correa en un periodo de bonanza y luego del estancamiento logró aumentarlo en más de $ 60 dólares. El contexto socioeconómico por el que atraviesa en estos momentos el país es aún más duro, pues nos encontramos en una profunda crisis y solo para recuperar el nivel económico pre pandemia se prevé que tomarán 3 años.

Si bien el fin es mejorar la calidad de vida de la población en forma sostenida, hay que considerar que no depende solo de la disposición de un mandatario, pues responde a las fuerzas del mercado. Todo esto lo sabe muy bien el candidato Lasso y aun así lo plantea, ¿por qué?

Como se mencionó en un principio, el postulante de CREO cree necesaria una reforma laboral, puesto que considera obsoleta y demasiado rígida la actual. Dentro de su plan de trabajo menciona claramente que se ampliarán las modalidades de contratación para facilitar la absorción laboral.

En otras palabras, Lasso pretende “flexibilizar” el mercado laboral y aumentar el salario básico, pues solo de esa manera podría llegar a subir $ 100 dólares sin afectar la productividad ni desincentivar a los inversionistas. Pero, para lograrlo, debería pasar no solo por una reforma laboral sino también constitucional ya que la Constitución rechaza explícitamente cualquier forma de precarización laboral.

Aunque la propuesta no sea del todo descabellada, ya que muchas economías desarrolladas se manejan bajo algunas de las modalidades de trabajo que prohíbe la Constitución del Ecuador, es complejo aplicarla en el país. Esto significaría una reforma normativa muy extensa y además una reforma estructural. Puede que sea una de las propuestas estrella de Lasso porque resulta ser bastante llamativa para la gente, pero los impactos y las formas que implicaría se quedan guardados. A menos que tenga tanta suerte como para aprovechar en todo su periodo del superciclo de materias primas y tener un shock de ingresos fiscales que le permita aplicar (insostenidamente) políticas como estas.

 

(*) Elaborado por Karen Lucero, redacción Revista Gestión.

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

Guillermo Lasso y su millón de empleos: expectativa vs. realidad

En las elecciones se juega la recuperación económica y social del país

El aumento de salarios deberá esperar, solo 8% de empresas prevé subirlos

2021: “Seguridad Jurídica y buen clima de inversión para reactivar la economía”

Vivir con $ 145 al mes, la realidad de los trabajadores informales