Un año de deflación interanual, ni las vacaciones alentaron el consumo

Secciones
revistagestion.ec

Un año de deflación interanual, ni las vacaciones alentaron el consumo

Septiembre 6, 2018 - 13:40

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) es un indicador que se utiliza para medir la inflación a través de la variación de precios en la economía. En agosto de 2018, el valor de este índice fue de 105,08 por lo que se puede observar que los precios continúan bajando respecto al año anterior, cuando el valor del IPC fue de 105,42, lo cual implica una variación en precios respecto al año anterior de -0,32 %. Con estas cifras ya son 12 meses de variaciones interanuales negativas (Gráfico 1), que no mejoraron ni durante el periodo de vacaciones.

Este fenómeno se inició en septiembre 2017, cuando el valor del IPC alcanzó 105,30 puntos. La situación muestra un estado de estancamiento de la economía, lo que concuerda con el hecho de que varias organizaciones, tanto nacionales como internacionales, se encuentren ajustando sus estimaciones de crecimiento para Ecuador apuntando un magro crecimiento que se calcula no supere el 1%.

 
Gráfico 1
Índice de Precios al Consumidor (IPC) y Variación anual del IPC
inflación
Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos.
Elaboración: Consultora Multiplica.

A pesar de esto, existe una leve mejoría respecto a meses anteriores, pues el IPC muestra respecto a julio que los precios subieron 0,27%, el mayor aumento en precios respecto al mes anterior en todo el 2018, lo cual revierte la situación de la inflación mensual acumulada (que se calcula como la suma acumulada de la inflación mes a mes) que había sido negativa por primera vez en la última década para el primer semestre del año (Gráfico 2), alcanzando un valor de 0,08 % en agosto de 2018.

 
Gráfico 2
Inflación mensual y mensual acumulada
inflacion
Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos.
Elaboración: Consultora Multiplica.

 

LAS VACACIONES NO MEJORARON EL CONSUMO

Al analizar las categorías de consumo, se observa que el periodo de vacaciones en escuelas y colegios en la región Sierra y Amazonía poco aportó a la dinamización del consumo en el país, pues en las categorías de restaurantes/hoteles y transporte, los precios bajaron respecto al año anterior (-1,85% y -1,02%, respectivamente) y mostraron crecimientos modestos respecto a meses anteriores, de 0,07% y 0,65%, lo cual denota un dinamismo muy bajo para estos rubros.

La inflación acumulada por categorías muestra que existen ciertos bienes y servicios de consumo cuyos precios sí han subido este año mes a mes, sin embargo, aún son menores respecto al año anterior. Este es el caso de las Bebidas alcohólicas y el tabaco, cuyos precios este año han subido 0,40% desde enero hasta agosto, pero si se comparan respecto al año anterior aún son 1,34 % más bajos (Tabla 1).

Por otro lado, existen categorías que presentan aumentos considerables de precios, este es el caso de Servicios básicos y combustibles, Salud y Educación cuyos precios presentan un crecimiento acumulado de 11,11%, 9,85% y 26,75%, respectivamente, frente al año 2017. Por otra parte, las categorías que presionan a la caída  de precios son Alimentos y bebidas sin alcohol, Prendas de vestir y calzado, Muebles y artículos para el hogar, Transporte, recreación y cultura y restaurantes y hoteles (Tabla 1).

 
Tabla 1
Inflación anual acumulada y mensual acumulada
inflacion
Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos.
Elaboración: Consultora Multiplica.

Se puede observar, por lo tanto, que la economía muestra signos de desaceleración pues para el segundo trimestre del año los precios disminuyeron o se mantuvieron constantes, mientas que en lo que va del tercer trimestre la situación no cambia significativamente, solamente en agosto se dio un aumento muy leve de precios.

Se continúa en un periodo deflacionario respecto al año anterior, por lo que al completarse un año de este fenómeno se debería tomar en cuenta qué categorías de consumo se encuentran estancadas para dinamizarlas de algún modo, de lo contrario muchas empresas se verán obligadas a vender sus productos a precios que ni siquiera cubren los costos de producción y correrían un potencial riesgo de cerrar si es que la situación no mejora.

 
 
Por: Sebastián Rodríguez, redacción GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original.

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

El justificado cierre, al menos comercial, de las embajadas en Angola, Argelia y Bielorrusia

Alto riesgo en el nuevo financiamiento de Ecuador con Goldman Sachs por $ 500 millones

CEPAL reduce en 7 décimas el crecimiento esperado para Ecuador en 2018

Las 500 mayores empresas del Ecuador 2017

En la Alianza del Pacífico, el reto de Ecuador será ir más allá del petróleo

Cae un escalón el rating de Ecuador de B negativo a B- estable, según Fitch