“Las organizaciones van a comprender muy rápido que la formación dual es una inversión en su futuro”

Secciones
revistagestion.ec

“Las organizaciones van a comprender muy rápido que la formación dual es una inversión en su futuro”

Katherine Espinosa S. *
Enero 20, 2019 - 20:00

La modalidad dual es un proceso de formación donde los estudiantes aprenden en dos entornos: el académico y el laboral. Este sistema, que rompe con las formas tradicionales de enseñanza, está escalando relevancia en Ecuador con el apoyo de Corporación Formados, un instituto donde aplican principios de autonomía y responsabilidad en sus estudiantes para que puedan enfrentarse al mercado laboral. GESTIÓN conversó con Jürgen Hollstein, gerente general del Curatorio de la Economía Alemana para la Formación Profesional Dual en Alemania, quien capacitó a miembros de Formados en el país. Hollstein comenta los beneficios de este tipo de formación y los retos que deben superarse respecto a la formación dual en la academia y la empresa privada.

 

¿Cómo se logró esta cooperación con Corporación Formados?

Actualmente soy gerente del Curatorio de la Economía Alemana para la Formación Profesional y me encargo de coordinar todos los intereses del lado empresarial en temas de formación profesional. En este cargo estoy desde hace ocho años, antes de ello estuve como parlamentario de uno de los estados federados en Alemania y en esta función política estuve de representante en el Concejo de la ciudad de Colonia y desde siempre me ha interesado y me he encargado de temas de formación y educación.

Ahora, para la formación profesional dual, nos encargamos de coordinar todos los intereses de la economía alemana para tomar las decisiones para el sistema o las carreras que se requieran.

Estuve muy contento de escuchar que en el Ecuador se conformó una institución parecida a la nuestra. Hace medio año conocí por primera vez su iniciativa, pues nos visitaron y nunca me imaginé que yo iba a tener el honor de estar aquí para compartir un par de experiencias y consejos.

El presidente actual de la Corporación Formados, Andrés Robalino, de la Cámara de Industrias de Cuenca, participó en junio del año pasado en un viaje de conocimiento en Alemania sobre formación dual, visitó a la corporación a la que represento y fue ahí que se formalizó mi participación para brindar capacitaciones en Ecuador.

 

formación dual
Foto: Corporación Formados. Estudiantes realizando prácticas en empresas como Friban y Fishcorp.

 

En el contexto latinoamericano, ¿cómo mira el desarrollo de la formación dual en la región y en Ecuador?

He notado que varios países se interesan en este sistema de educación, seguramente una razón para ello es que hay empresas alemanas que empezaron a difundir esta idea y ellos obviamente están convencidos de la formación dual. En Ecuador al parecer hay algunos proyectos que están teniendo éxito, hay mucho potencial para expandir pero es un trabajo muy difícil, principalmente porque debemos convencer a muchos actores y especialmente lograr que el Gobierno esté convencido de trabajar en conjunto con el sector privado.

Si partimos de una idea básica, la formación dual significa que los jóvenes están aprendiendo en el colegio o el instituto y en una empresa donde existe un entorno laboral real. Yo tengo la impresión de que hay muchas empresas que están interesadas, las mismas que están organizadas en varias cámaras del país y es trabajo de estas asociaciones crear las condiciones base para que se pueda dar esta formación práctica y lograr una buena formación de los jóvenes. Pero para esta formación hay una contraparte, pues el Estado y los institutos públicos deben aportar con su granito de arena y así complementar el sistema.

Para que la formación dual sea cualitativa, la mayor parte de esta es realizada en las empresas, podemos hablar de una relación de cuatro días en la empresa y un día en colegio, por ejemplo. Aquí en Ecuador hay variedades, por ejemplo, cuatro meses seguidos en empresa y dos meses seguidos en instituto.

Para la formación académica es muy importante que el instituto tenga la infraestructura necesaria, el equipamiento y, sobre todo, los docentes cualificados. Creo que Ecuador quiere lograr esto, pero no es tan fácil. De lo que he podido observar, la Corporación Formados puede ayudar y quiere ayudar a estos procesos para que la parte del Estado se pueda también conformar.

 

En Ecuador, muchas veces la educación técnica no es vista como una alternativa idónea frente a la obtención de un título universitario, ¿cómo cambiar esa percepción y hacer que este sistema funcione?

En realidad es una muy buena pregunta y es muy difícil de responder porque también en Alemania tenemos una discusión parecida pero a otro nivel. Puedo comprender muy bien que los jóvenes tienen el interés de proyectarse en una carrera universitaria para lograr posteriormente un alto cargo con un buen sueldo, pero la experiencia muestra que en la realidad no todos logran estos puestos. Por ello estoy convencido de que una formación profesional dual que sea de calidad ofrece también opciones de carrera profesional interesantes en cuanto al perfil profesional como al sueldo que se les reconoce. No conozco a fondo sobre la situación salarial en el país, pero sé que hay una necesidad de personal altamente calificado en cargos de mandos medios y mandos altos y la gran ventaja que tienen las personas con formación dual es que desde el primer día conocen la realidad  en la empresa y creo que eso es una gran ventaja frente a una persona que se ha formado en una universidad por tres o cuatro años y no ha pisado una empresa o no ha tenido tareas reales encargadas.

Las personas jóvenes en Alemania son muy diferentes, no todos están aptos para una formación, sobre todo teórica y académica. Hay muchas personas que prefieren un trabajo práctico y están felices en ese contexto y hay muchas tareas y responsabilidades para ellos. Desde la experiencia en Alemania, muchos jóvenes que salen de la formación técnica dual ganan al menos lo mismo que personas que salen de la universidad con títulos de economista, licenciado, etc.

Creo que el atractivo va a ir aumentando poco a poco con las primeras experiencias, entonces ya tenemos algunas de graduados donde 95% está empleado y mantienen esos trabajos con sueldos definitivamente superiores al salario básico y en cargos medios. Las empresas están muy satisfechas con el nivel de aprendizaje de los estudiantes y tienen el interés de mantenerles y darles la oportunidad de crecer.

 

formación dual
Foto: Corporación Formados. Estudiantes realizando prácticas en Continental de la ciudad de Cuenca.

 

En su experiencia, ¿cuáles son los perfiles que más buscan las empresas para contratar?

Lo que vemos es hay perfiles transversales que son sumamente interesantes en el sector industrial, donde tenemos mecánica industrial, electricidad industrial, mecatrónica y perfiles que apuntan a un tema de digitalización de la producción. Paralelamente, hay un interés en ciertas carreras comerciales como ventas y logística. Al momento son algunas de las áreas que más proyección parece que van a tener en cantidades de estudiantes graduados que se van a requerir. Sin embargo, los perfiles ya un poco más tradicionales tienen una gran demanda.

 

¿Qué tiempo es recomendable para que los estudiantes realicen su prácticas en empresas, y cómo hacer para que existan más involucrados?

En Alemania tenemos la experiencia de tener cuatro días de formación en la empresa y un día de formación en el instituto o hasta un día y medio, pero la mayor parte se hace en la empresa y si es necesario se divide el tiempo también en semanas. Con respecto a cómo conseguir que más empresas se involucren, yo veo un gran interés en la Corporación Formados, creo que las organizaciones van a comprender muy rápido que la formación dual es una inversión en su futuro. Por supuesto, eso implica trabajo y recursos, pero las empresas se darán cuenta de que con este sistema conseguirán una retribución rápida porque la gente bien formada es la que les va a generar los ingresos y crecimiento que necesitan. Según estudios en Alemania, sabemos que a partir del segundo año y hasta el tercero hay un impacto positivo desde el punto de vista empresarial. La formación dual siempre es una inversión y nunca es dinero botado.

 

Por otro lado, en el país las mujeres no tienen mucha representación en carreras técnicas ¿cómo lograr que ellas se sumen y se inscriban?

En Alemania también estamos luchando desde hace años y hacemos muchas gestiones y campañas propias para lograr que más mujeres hagan una formación profesional técnica en ramas industriales. No se ha logrado mucho, es una respuesta muy franca de nuestra experiencia, pero no es ningún argumento en contra de la formación dual. Cuando vemos los 500 mil jóvenes que cada año inician la formación dual en Alemania, tenemos un porcentaje mayor de mujeres, pero casi siempre mantienen ciertas carreras de preferencia que no se relacionan en gran parte con la parte industrial, tecnológica, etc. La profesionalización de las mujeres en este sistema es importante pues así mantienen su independencia a largo plazo y conseguirían más oportunidades laborales. No se niega que muchas veces la carga familiar influye, pero por esa razón existe una fase de planificación familiar donde se les plantea la pregunta ¿cuándo es momento de volver a trabajar? Una mujer con una formación dual tiene muchas más probabilidades de reintegrarse al mercado laboral.

En la Corporación Formados están implementando ocho carreras, desde mecánica, electricidad, manejo de plásticos, textiles… y lo que vemos es que hay un porcentaje alto, al menos un 50%, en todas estas carreras de jóvenes mujeres, vemos que el cambio ha empezado en ese sentido, pero más a allá de ello hemos empezado con la campaña “Dualízate”, que se trata de actividades de vocación profesional para todos los jóvenes para darles una orientación, explicarles que ofertas existen en el mercado, así como las oportunidades que pueden conseguir.

 

Finalmente, ¿cuántas cámaras están involucradas en esta formación y qué beneficios otorgan a sus estudiantes?

Contamos con alrededor de 13 cámaras asociadas (entre estos, CIP, AITE, CIPEM, CIG, AIMA, Aesoft) que se encuentran en ciudades como Cuenca Guayaquil, Quito y Manta. Cuenca es la ciudad que más ha captado estudiantes, pues existen alrededor de 10 a 15 empresas en esa zona que reclutan solo a través de formación dual. En la actualidad están registrados 520 alumnos y 115 empresas formadoras.

En cuanto a los beneficios, primero está la experiencia y un certificado que le ofrece la empresa avalando sus conocimientos. Adicionalmente, algunas carreras dan como beneficio a los estudiantes en Ecuador la certificación alemana, es decir, que reciben el certificado alemán que les daría la posibilidad de registrar su título en Alemania y tener acceso al mercado laboral en Europa. Aparte de que las empresas les auspician ese certificado, algunas les brindan otros beneficios como trasporte, alimentación, hospedaje… en caso de que un estudiante deba trasladarse a vivir en otra provincia, la empresa puede definir una compensación, porque los estudiantes no están bajo contrato laboral sino como calidad de estudiante. Por ejemplo, las empresas de plástico brindan una compensación de $ 200 mensuales a los estudiantes. Las empresas se enfocan en brindar la mejor experiencia para el crecimiento profesional de nuestros estudiantes.

 

*Community manager y redactora Revista GESTIÓN.

 

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

Primeros pasos para dar a conocer su empresa

Ciberseguridad en la era digital: tendencias y desafíos en el sector financiero

Enfóquese en el cliente para un 2019 de mejores ventas

¿Quiere emprender? No lo haga aún si presenta una de estas señales

Ser ecológico es un buen negocio: las empresas privadas se unen contra el cambio climático