El desempleo y la menor educación intensifican la pobreza multidimensional

Secciones
revistagestion

El desempleo y la menor educación intensifican la pobreza multidimensional

Enero 23, 2019 - 05:00

La falta de empleo o el empleo inadecuado y el menor nivel educativo inciden en una mayor pobreza multidimensional, que se complementa con otros indicadores como el hacinamiento, la escasez de agua o de recolección de basura. A pesar de ello, este tipo de pobreza se redujo en 14,9% en nueve años, aun cuando Ecuador es el segundo país de la región que menos gasto social realiza, según la CEPAL. A diciembre de 2018, la pobreza multidimensional todavía afecta a 36,6% de la población nacional, especialmente al área rural.

Al año 2018, a nivel nacional, los principales factores que indicen en la pobreza multidimensional fueron: el desempleo o empleo inadecuado (16,1%), los logros educativos incompletos, la no contribución al sistema de pensiones y el déficit habitacional en los hogares. En el Gráfico 1 se observan cuáles han sido los resultados en cuanto a los distintos indicadores en el periodo 2009-2018.

 
Gráfico 1
Indicadores de pobreza multidimensional

 

La pobreza multidimensional a escala nacional se ha reducido en 14,9% en el periodo 2009-2018, esto se debería al alza de precios del petróleo y la incidencia del gasto público dentro de la economía, sobre todo en programas y proyectos con fines redistributivos y acciones para reducir la pobreza en los grupos más vulnerables del país.

 

LA RURALIDAD SIGUE SIENDO LA MÁS GOLPEADA

Sin embargo, el Gráfico 2 muestra que el sector rural aún es el más afectado por la carencia de un tercio de los indicadores señalados más adelante en la Tabla 1. Para 2018, la pobreza multidimensional a nivel urbano se situaba sobre 23,9%, mientras que para el sector rural en 63,7%, una diferencia de 39,8% entre ambos sectores. En 2009, esta brecha llegaba a 48,9%, tras 9 años se evidencia que esta disparidad se reduce en 9,1%.

 
Gráfico 2
La pobreza multidimensional golpea más al sector rural

 

En cuanto a la pobreza extrema multidimensional, que es la carencia de seis de los 12 indicadores señalados en la Tabla 1, a nivel nacional (2009-2018) se ha reducido en 14%, producto del contexto y las políticas sociales mencionadas anteriormente. En el año 2018 dentro del sector urbano, la este tipo de pobreza se sitúa sobre 5,8% y en el sector rural sobre 33,9%, evidenciando una brecha de más de 28% (Gráfico 3). En 2009, la divergencia se establecía en 44,4%. La diferencia de pobreza entre los sectores tras pasar casi una década se redujo en un 16,4%.

 

Gráfico 3
Pobreza extrema multidimensional

 

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) adoptó la metodología de Pobreza Multidimensional en 2015, y tiene por objetivo medir y monitorear la política pública realizada en cuanto a la reducción de la pobreza y garantizar los derechos del Buen Vivir, establecidos en la Constitución del 2008.

 

¿CÓMO SE MIDE LA POBREZA MULTIDIMENSIONAL?

El índice de pobreza multidimensional se compone de cuatro dimensiones y 12 indicadores que ponderan el cumplimiento mínimo al que deben acceder las personas. Es así que una persona se identifica como pobre cuando carece de un tercio (4) de los indicadores y pobre extremo cuando carece de la mitad de los mismos (6). En la Tabla 1 se presentan las diferentes dimensiones e indicadores de medición para la Pobreza Multidimensional.

 
Tabla 1
Aspectos pobreza multidimensional
pobreza
Elaboración: Consultora Multiplica.
Fuente: INEC 2018.

 

LA POBREZA POR NECESIDADES BÁSICAS INSATISFECHAS

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal) define a la pobreza por necesidades básicas insatisfechas (NBI) como una medida de pobreza que toma en cuenta cinco factores y ocho indicadores. Aunque la  pobreza multidimensional, vista previamente, abarca una mayor profundidad, la pobreza por NBI ayuda a complementar su comprensión (Tabla 2).

 
Tabla 2
Aspectos pobreza por necesidades básicas insatisfechas
pobreza
Elaboración: Consultora Multiplica.
Fuente: INEC 2018.

 

Como se muestra en el Gráfico 4, el sector rural tiene mayor porcentaje de población afectada por pobreza en cuanto a necesidades insatisfechas, con 59,52% para diciembre de 2018. Mientras que el sector urbano, para el mismo periodo muestra un total de 21,43%. En 2009 la brecha era de 44,47%, esto significa que a 2018 la diferencia entre sectores se redujo en 23,29%.

 

 

En la Tabla 3 se evidencian las diferencias absolutas entre diciembre 2017 y diciembre 2018 respecto a necesidades básicas insatisfechas. Según el INEC, ninguna de las variaciones, tanto a nivel nacional, urbano y rural son estadísticamente significativas. Esto significa que los cambios no fueron abruptos, siendo variaciones sumamente pequeñas a nivel de reducción o aumento de la pobreza por NBI.

 
Tabla 3
Diferencias de NBI
pobreza
Elaboración: Consultora Multiplica.
Fuente: INEC 2018.

 

El mayor aumento en el periodo 2017-2018 lo percibió nuevamente el sector rural, con un incremento de 3,39%. Mientras que dentro del sector urbano, la pobreza por NBI aumentó tan solo en 0,93%.

 

NIVEL DE GASTO SOCIAL

Ecuador es el segundo país en la región con menos porcentaje del PIB destinado a proyectos de gasto social efectuados por el Gobierno Central. En 2016 destinó 9,3% del PIB a programas con carácter social, mientras que en Chile para el mismo año realizó desembolsos por alrededor de 16,1% de su PIB. Como resultado, según la CEPAL y la base de Banco de Datos de Encuestas de Hogares (Badehog), en 2017 la pobreza en Ecuador se situó sobre 22,8% mientras que en Chile fue  10,7%.

 

 
Por: Eduardo Cobos, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

La concentración de vehículos en el país aumenta cada año

La mujer carga con más responsabilidades incluso en la ganadería

Efecto punitivo se borra en la Ley de Comunicación

Cómo la basura afecta al desarrollo de América Latina