La banca ecuatoriana, con índices positivos a inicios del 2021

Secciones
Revista Gestion

La banca ecuatoriana, con índices positivos a inicios del 2021

Revista Gestión *
Febrero 12, 2021 - 05:00

En el primer mes del año, los depósitos y créditos, indicadores más importantes del desempeño de la banca, muestran una tendencia positiva, al menos en términos interanuales. Los depósitos totales alcanzaron $ 37.601 millones, un 10,6% más que enero del año anterior en el periodo prepandemia. Los créditos otorgados acumulan $ 29.565 millones. Se destaca el incremento de la participación del crédito productivo sobre la cartera total.

LEVE DECRECIMIENTO DE LAS CAPTACIONES EN ENERO 2021

A enero de 2021 las captaciones, medidas por los depósitos totales, se situaron en $ 37.061 millones (Gráfico 1). En comparación con diciembre de 2020, esto refleja un leve decrecimiento de -1,2%, debido a dos factores principalmente: 1) en diciembre se inyectaron en el sistema financiero $ 2.000 millones por el crédito recibido por el FMI; 2) diciembre es un mes que históricamente muestra un comportamiento estacional con altos depósitos gracias a la mayor dinamización de la economía.

No obstante, con relación a enero de 2020, se registra un crecimiento de $ 3.558 millones en los depósitos recibidos por la banca. Este es un importante indicador debido a que economía atraviesa por una crítica situación en todos los niveles como efecto del golpe de la pandemia; sin embargo, los depósitos en enero de este año han mostrado crecer respecto al año anterior.

Gráfico 1

Captaciones totales de la banca

 

 

Esta tendencia creciente en las captaciones de la banca evidencia la confianza de los agentes en el sistema financiero. Del total de captaciones de la banca, 31% corresponde a depósitos monetarios (en cuentas corrientes), 27% a ahorro y 37% a plazo fijo. De las últimas, los depósitos a plazo acumularon $ 13.823 millones, de los cuales, 75% se encuentra concentrado en un plazo de entre 31 y 360 días.

EL CRÉDITO PRODUCTIVO SE INCREMENTÓ MARGINALMENTE

En enero de 2021, la cartera bruta de la banca privada, es decir, los créditos otorgados, alcanzó los $ 29.565 millones (Gráfico 2). En comparación con diciembre de 2020 se contabilizó un incremento mensual de 0,1%. Y con respecto a enero de 2020, periodo prepandemia, creció en un 1,4% ($ 405 millones).

Gráfico 2

Colocaciones de la banca

 

 

Cabe destacar que la participación del crédito productivo sobre el total se ha incrementado, aunque marginalmente. En enero de 2020, 41% del total de cartera estaba insertado en crédito de consumo y el 59% restante era el crédito destinado a la producción. Pero en el primer mes de 2021, 40% corresponde a crédito de consumo y 60% a productivo.

Estos requerimientos de los agentes reflejan la reactivación económica post-pandemia. El crédito a la producción fue de $ 17.727 millones: $ 13.341 millones corresponden a crédito comercial/productivo, $ 2.352 a crédito para vivienda y $ 2.033 para microempresas.

El incremento del crédito productivo no únicamente es beneficioso a nivel macroeconómico, dado que inyecta liquidez a los negocios y permite invertir, también aumenta el nivel de cobertura bancaria.

La cobertura bancaria mide la relación entre las provisiones bancarias con respecto a la cartera improductiva. En enero de 2021, la cobertura bancaria se ubica en 287%, lo que se traduce en que las provisiones bancarias son 2,8 veces más que la cartera no productiva. Este es un importante indicador para medir el margen que tienen los bancos en casos de potenciales impagos.

LAS UTILIDADES DE LA BANCA SE REDUCEN PARA DINAMIZAR LA ECONOMÍA

La utilidad neta a enero de 2021 fue de $ 28 millones, y $ 27 millones si se deja fuera al Banco del Pacífico. Si bien las utilidades son positivas, fueron 45% ($ 23 millones) menores que las registradas en el mismo mes de 2020.

En diciembre de 2020, las utilidades alcanzaron $ 233 millones, con lo que se registra una gran caída en la utilidad en términos mensuales. En el mes de diciembre, la Superintendencia de Bancos informó que la banca tendría que reinvertir 100% de sus utilidades para dinamizar la economía y propiciar la reactivación económica.

A pesar de un largo periodo en pandemia, la banca ha demostrado ser un pilar sólido de la economía ecuatoriana, aunque sigue generando debate las tasas de interés y la apertura a bancos extranjeros, algo de lo que mucho se ha hablado en este periodo electoral. El 2021 es probable que implique un periodo de cambio en el manejo de la banca, principalmente por ser un año en el que se espera propiciar la recuperación de la economía y el crédito como un aliado.

 

(*) Por Karen Lucero, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

La banca digital, el nuevo aliado de la inclusión financiera

Agentes bancarios, en la vanguardia de la inclusión financiera

La banca, con más depósitos y créditos pero menos utilidades

Las cooperativas resistieron bien la pandemia

La economía de Ecuador perderá $ 10.659 millones en el 2020