La construcción, un pilar de la economía debilitado por la pandemia

Secciones
Revista Gestion

La construcción, un pilar de la economía debilitado por la pandemia

Julio 19, 2020 - 19:00

El sector de la construcción es uno de las cinco más importantes para el país. En 2019 representó 8,17% del PIB real nacional ($ 5.874 millones). También generó 6,1% del total de empleos y atrajo $ 69 millones en Inversión Extranjera Directa. Además, la construcción demanda anualmente más de $ 1.900 millones del sistema financiero tanto público como privado. Debido a la crisis por el coronavirus, los datos de los primeros meses muestran cifras desalentadoras, pero se espera una contracción mucho mayor.

Según la Escuela de Negocios de la ESPOL (ESPAE), el sector de la construcción comprende actividades de construcción de edificios, viviendas, ejecución de obras de ingeniería civil y construcción de carreteras, las cuales generan una significativa contribución a la economía en términos de inversiones, producción y nivel de empleo.

El sector de la construcción es un indicador de la economía en general, dado que su evolución es pro-cíclica, es decir, se mueve de la misma forma que la producción total. Además, se considera un sector de alta sensibilidad, principalmente porque es intensivo en mano de obra, es decir, emplea a una importante proporción de personas.

APORTE DE LA CONSTRUCCIÓN A LA ECONOMÍA DEL ECUADOR

El aporte de la construcción al PIB es altamente significativo, en cuanto a generación de valor agregado, atracción de inversión y creación de plazas de empleo. En primer lugar, es una de las cinco ramas que más aporta al PIB en términos reales. En 2009, la participación del sector construcción fue de 8,24% del PIB, en 2014 fue de 9,83% y en 2019 –aunque menor- acaparó  8,17% del PIB (Gráfico 1).

Gráfico 1 Principales sectores en Ecuador como porcentaje del PIB real

 

En el Gráfico 2 se aprecia el Valor Agregado Bruto (VAB) de la construcción. En términos generales, es un sector que llega a tener una participación de casi el 10% del PIB en algunos años. Entre 2010 y 2011 fue cuando más creció (17,6%). En contraste con 2019, que con respecto a 2018, decreció en -5,2%. En este último año se registró el VAB real de la construcción en alrededor de $ 5.874,7 millones.

Gráfico 2 VAB real de la construcción como porcentaje del PIB real (año base 2007)

 

De las 17 ramas de actividad de la economía ecuatoriana, la construcción, en 2019, fue el quinto sector que más aportó al PIB, con 8,17%. En el mismo año, el primero fue la manufactura (11,81%), sin considerar la refinación de petróleo; segundo, el comercio (10,16%); seguido de la enseñanza y servicios sociales y de salud (8,92%); en cuarto lugar se ubica el sector de petróleo y minas (8,91%). Estos cinco sectores representaron cerca del 50% del PIB del Ecuador en 2019.

SECTOR CONSTRUCCIÓN: UN PILAR EN EL EMPLEO DEL ECUADOR

Según el Observatorio de Derechos Humanos y Empresas, para 2018, a nivel mundial la construcción empleó a 7% de la fuerza de trabajo de todo el mundo. Esto se debe principalmente a que en la edificación de nuevas construcciones se emplea gran cantidad de personas. Además de que los encadenamientos (producción de bienes intermedios y servicios relacionados) que genera el sector, también tienen un impacto positivo en cuanto a la demanda de empleados.

En 2019, la construcción fue el sexto sector que más empleos generó para los ecuatorianos. El 6,1% de todos los empleados trabajaron ese año en la construcción de edificaciones carreteras e ingeniería civil.

Gráfico 3 Empleo en el sector de la construcción como porcentaje del empleo total

 

Aunque el sector genera una importante cantidad de empleo, la demanda se ha reducido con el paso del tiempo (Gráfico 3). Esta caída del empleo en la construcción se debe principalmente a que el número de edificaciones construidas por año se redujo desde 2011.

INVERSIÓN EXTRANJERA EN LA CONSTRUCCIÓN

Entre 2016 y 2019 ingresaron más de $ 247 millones por concepto de Inversión Extranjera Directa a la construcción en Ecuador (Gráfico 4). Solo en el año 2018 ingresaron $ 88 millones, esta cifra se redujo a $ 69 millones en 2019. En términos relativos, representó en 2019 el 7,39% del total de la inversión extranjera.

Gráfico 4 Inversión Extranjera Directa en el sector de la construcción

 

La inversión en el sector se relaciona directamente con que se incrementó el número de construcciones, especialmente entre 2014 y 2018 (Gráfico 5). Este proceso de disponibilidad de mayor cantidad de recursos, permite incrementar la demanda de empleo y en términos generales dinamiza la economía, aunque, el VAB real del sector se ha venido desacelerando. Y en 2019 decreció en -5,2%, dando una señal, en efecto, de que la economía del Ecuador se está frenando.

CONFIGURACIÓN DE LA ACTIVIDAD DEL SECTOR

El mercado inmobiliario que abarca la construcción de viviendas, locales comerciales e industriales, edificios, entre otros se analiza anualmente mediante la Encuesta de Edificaciones realizada por el INEC.

En el último reporte, publicado en octubre de 2019, se presentaron los principales hallazgos de 2018 en la evolución de la construcción a nivel nacional. Como se aprecia en el Gráfico 5, la construcción de edificaciones entre el 2003 y 2011 tiene una tendencia a la alza, desde 2012 se desacelera rápidamente hasta 2014, año en que el número de edificaciones construidas se recupera. Como se abordó anteriormente, la reducción en el levantamiento de nuevas viviendas tiene repercusiones en el empleo.

Gráfico 5 Número de edificaciones y permisos de construcción

 

De todas las edificaciones, 84,1% corresponde a construcciones residenciales, 9,4% a no residenciales (como locales comerciales, locales para la industria, entre otros). El 6,5% restante son de carácter mixto, es decir, se destinan para residencia y para comercio y otro fin. Las dos provincias con mayor número de construcciones en 2018 fueron Guayas y Pichincha, con 25,73% y 17,14% del total, respectivamente.

Es claro que el financiamiento es una fuente importante de recursos para el sector de la construcción. En 2018 más de $ 1.900 millones se inyectaron en la industria de la construcción mediante préstamos de diversas entidades (Gráfico 6): el 56% se obtiene de bancos privados, 32% de otras entidades financieras, 7% del IESS, ISSFA o ISSPOL, y 2% de cooperativas, mencionando las entidades más recurridas para préstamos para la construcción.

Gráfico 6 Distribución del financiamiento para la construcción

 

PRINCIPALES EMPRESAS DEL SECTOR

De la Tabla 1 a la 3 se muestran las principales empresas constructoras, que se ubican en las provincias de Pichincha y Guayas. El ranking, desde el ángulo del patrimonio, activos y utilidades está dominado por la empresa Hidalgo e Hidalgo, cuyas utilidades fueron generadas por la construcción de vías y carreteras. La ganancia fue de más de $ 70 millones en 2019, empleando a 1.897 personas.

Tabla 1 Ranking de las empresas del sector construcción 2019 según patrimonio

 

Tabla 2 Ranking de las empresas del sector construcción 2019 según activo

 

Tabla 3 Ranking de las empresas del sector construcción 2019 según utilidad

 

En cuanto a empresas que son sucursales extranjeras en el país, se considera a China Cam Engineering ($ 15,7 millones de utilidades), China International Water & Electro Corp. ($ 9,1 millones de utilidades), CNO, China Road and Bridge Corporation, Corporación Celeste. Entre todas estas empresa extranjeras generan 593 plazas de empleo.

PANDEMIA Y LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN

Anteriormente, se evidenció que el sector de la construcción ya se venía desacelerando; en 2019 cayó a pesar de los incentivos presentados por el gobierno en octubre del 2018 mediante el Programa de Vivienda Social y Pública. Con la pandemia, se espera que los resultados de este año sean desalentadores. La CEPAL anunció que para Ecuador el sector de la construcción será “medianamente afectado” por las restricciones causadas por la pandemia.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios del Ecuador (APIVE) estima un decrecimiento del -45,5% en los primeros cuatro meses del año con respecto a 2019. El impacto principalmente golpea a Quito, en donde se contrajo en un -51,6% y a Guayaquil (-42%).

De igual forma, la colocación de crédito inmobiliario entre enero y mayo de 2020 fue de $ 321,3 millones de dólares, es decir, 56,5% menos que el año anterior ($ 417,8 millones).

La APIVE calculó que en el sector de la construcción en el primer trimestre del año se perdieron alrededor de 8.318 empleos. Lo que se traduce en un aproximado de $ 67 millones menos en remuneraciones.

Por otra parte, las cifras presentadas por el Banco Central sobre el resultado del primer trimestre en la economía ecuatoriana muestran desde ya estragos en el sector. Se considera que la Formación Bruta de Capital Fijo, es decir, la inversión cayó en -7,1% con respecto al primer trimestre del 2019.

A pesar de que el impacto de la pandemia no se ha medido estadísticamente, con los resultados preliminares hasta marzo, existe una idea de que el sector se ha venido ralentizando. Con el confinamiento y restricciones, se espera una caída profunda, con ello se verá socavado aún más el empleo formal generado por el sector.

El sector de la construcción es altamente sensible con relación a la coyuntura económica. Es decir, responde a las fluctuaciones de la economía y su desempeño es, de cierta manera, un indicador de la situación económica del país. En términos generales, es una fuente importante de empleo y hacia donde se destina una importante cantidad de recursos extranjeros. De igual manera, su desempeño está relacionado con varios sectores intermedios y también con las instituciones financieras. Las expectativas son negativas, sin embargo, la responsabilidad recae en la innovación y buscar formas de volver a operar, pero con las precauciones y medidas de bioseguridad óptimas.

Por: Karen Lucero, redacción revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

La pandemia precipita la caída del turismo y con ella la deflación

Exportaciones de sombreros, textiles y flores, las más golpeadas por la pandemia

El sector automotor busca cómo sobrellevar el desplome de sus ventas

La crisis golpea de a poco a la recaudación tributaria

El coronavirus puso al turismo contra las cuerdas