La pandemia hirió al emprendimiento, pero no de muerte

Secciones
Revista Gestion

La pandemia hirió al emprendimiento, pero no de muerte

Revista Gestión
Julio 24, 2020 - 05:00

Si bien Ecuador tiene un alto nivel de emprendimiento, con aproximadamente 3,6 millones de emprendedores, la pandemia golpeó duramente a muchos pequeños empresarios que se enfrentaron a la imposibilidad de sostener sus negocios en medio del confinamiento. Así lo corrobora el Reporte GEM, por sus siglas en inglés (Global Entrepreneurship Monitor) de la Escuela de Negocios de la ESPOL (ESPAE). De acuerdo con sus datos, casi 25% de los encuestados cesaron sus negocios por la pandemia. Pero no todo está perdido, aún existen oportunidades en medio de la crisis.

Estos son los resultados de una encuesta realizada por el equipo GEM Ecuador a 150 dueños de negocios. De este grupo, 37 participantes indicaron haber cerrado sus negocios durante los meses de la pandemia. 113 encuestados representan a negocios pequeños o medianos de diferentes sectores de la economía, teniendo mayor representatividad los emprendimientos del sector de información y comunicaciones (22%).

Evidentemente, debido a las diferentes medidas restrictivas, la demanda de bienes y servicios ha disminuido drásticamente en Ecuador; 24,67% de los encuestados cesaron sus negocios, indicando como principal razón la pandemia. A esto se puede sumar que 69% sufrió un efecto negativo con la emergencia y 23% manifestó haber sido fuertemente afectado por la crisis, existiendo el riesgo del cierre de sus negocios.

De igual forma, aproximadamente 30% de las firmas indicaron que, de continuar las mismas restricciones, sobre todo aislamiento y el distanciamiento social, podrían sobrevivir hasta tres meses más.

REACCIONES FRENTE A LA PANDEMIA

El análisis revela que la medida más común tomada por las firmas ha sido la de aumentar esfuerzos de marketing (61,1%) y con relación a esto 57,5% indicó que se encuentran ofreciendo nuevos productos o servicios que antes no ofrecían. Esta nueva oferta podría ser en parte un resultado de las actividades de marketing. Un 37,2% intentará refinanciar sus deudas bancarias.

Otro ámbito de reacción es la gestión del talento humano, 46,9% indicó que ha implementado el teletrabajo como su modalidad de trabajo. Sin embargo, 46,9% indicó que la mayoría de sus empleados no pueden laborar en esta modalidad. Finalmente, debido a la disminución de la demanda y la recesión causada por la pandemia, 13,3% de los encuestados ha despedido personal, 32,7% manifestó haber reducido horas de trabajo, y, en la misma línea, 16,8% recurrió a la disminución de salarios, como se muestra en el Gráfico 1.

Gráfico 1

Medidas implementadas por la pandemia

 

APOYO REQUERIDO POR PARTE DE LAS FIRMAS

Para los encuestados, es importante que el gobierno contemple ciertas medidas de alivio, que les facilite su pronta recuperación pospandemia. Según muestra el Gráfico 2, el apoyo se puede agrupar en tres grandes rubros:

  • Disminución de impuestos. Esto compila la reducción de impuestos para activar el consumo, exenciones tributarias, y aplazamiento para el pago de los impuestos.
  • Recursos financieros para mejorar la operatividad de los negocios. Dentro de este rubro se encuentran los subsidios para los arriendos comerciales, aplazamientos de impuestos y la creación de servicios financieros con crédito productivo a tasas de interés más bajas.
  • Ayudas por desempleo. Estas ayudas permitirían que el consumo no se contraiga tanto y que circule dinero en la economía, permitiendo las actividades de los emprendimientos y de las firmas.

Gráfico 2

Principales políticas a implementar

 

PERSPECTIVA DE LAS ORGANIZACIONES DE APOYO AL EMPRENDIMIENTO

Los expertos de las organizaciones de apoyo señalan que existen diversas oportunidades que la pandemia ha causado y que pueden ser explotadas por los emprendedores, por el gobierno y en general por el sector empresarial.

Dentro de las principales se encuentran: 1) masificación del uso de servicios digitales; 2) implementación de estrategias en las organizaciones que incluyan nuevas tecnologías de forma continua; 3) desarrollo de nuevos sectores como salud, teletrabajo, educación en línea, y todos los procesos de apoyo relacionados; 4) desarrollo de nuevos modelos de negocios que integren la sostenibilidad y la transformación digital como pilares críticos en los mismos; y 5) adopción de nuevas políticas públicas para acelerar el emprendimiento, entre otros.

Así mismo, los expertos manifestaron que Ecuador cuenta únicamente con dos grandes fortalezas que permitirán dinamizar el ecosistema: 1) el espíritu emprendedor desarrollado en el Ecuador y 2) la transferencia de tecnología y conocimiento que puede ser realizada entre la universidad y el sector privado.

De igual forma, indicaron que el ecosistema de emprendimiento tiene diferentes debilidades que necesitan ser mejoradas, con el objetivo de dinamizarlo. Entre las más importantes se puede señalar: 1) reducción de la operatividad de los emprendimientos y con ello pérdida de plazas de trabajo; 2) reducción del capital de riesgo y de las fuentes de financiamiento, impidiendo la apertura de nuevos emprendimientos; 3) dificultades en la transformación de las operaciones de las organizaciones debido a la escasez de servicios digitales asequibles; 4) baja capacidad de adaptación y reinvención de los emprendimientos comerciales; y 5) reducción del capital humano orientado hacia el emprendimiento.

Finalmente, los expertos coincidieron en que existen muchas amenazas latentes que necesitan ser tomadas en cuenta, destacando entre estas: 1) disminución o pérdida total de ventas en diferentes sectores como el turismo, entretenimiento presencial, transporte de personas, venta de bienes no indispensables o de consumo discrecional, entre otros; 2) crecimiento de negocios de subsistencia e informales; y 3) continuo debilitamiento de la articulación efectiva entre los actores de apoyo al emprendimiento.

LAS EXPECTATIVAS

En síntesis, la infraestructura física, los valores culturales respecto al emprendimiento y la educación se mantienen como fortalezas del ecosistema, mientras que las debilidades siguen estando en los temas de financiamiento, tecnología e I&D y las políticas de gobierno.

La Ley de Emprendimiento, aprobada en febrero 2020, es un primer paso. Sin embargo, sin una adecuada implementación, su impacto puede ser muy pequeño. Una señal de la vigencia de este riesgo es que a pesar de que la Ley establece un plazo máximo de 90 días para la emisión del reglamento -clave para implementación de varias de las políticas propuestas en la ley-, a la fecha de emisión de este reporte, no ha sido elaborado.

En un contexto de contracción económica y reducción del gasto público como el que vive Ecuador en el 2020, y con elecciones presidenciales próximas, se requiere identificar qué políticas públicas serán clave para dinamizar el ecosistema de emprendimiento del país. Y es que, de acuerdo con el Global Entrepreneurship Index 2019, Ecuador se ubica en el puesto 105 de 137 países, descendiendo nueve puestos con relación al año anterior.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

La construcción, un pilar de la economía debilitado por la pandemia

La pandemia precipita la caída del turismo y con ella la deflación

El sector automotor busca cómo sobrellevar el desplome de sus ventas

Alimentos y educación más baratos para no frenar el consumo

Financiamiento: el urgente reto de la economía ecuatoriana