En diez años la producción nacional mejoró, pero no cambió

Secciones
Revista Gestión

En diez años la producción nacional mejoró, pero no cambió

Diciembre 22, 2019 - 19:00

La economía ecuatoriana ha crecido en los últimos 10 años, como efecto de las necesidades del mercado mundial y en algunos años por el alza de los precios de los bienes primarios. Aunque la producción ha mejorado, sigue siendo igual que al inicio de la década, pues los datos muestran que a 2019 las industrias mantienen un peso relativo similar sobre la producción que en 2010. El petróleo y las minas han perdido relevancia en la generación de valor agregado, dando paso al desarrollo de nuevos sectores como la construcción y actividades relacionadas con los servicios financieros.

Si es que se busca en Google: “acontecimientos importantes Ecuador 2010”, los primeros titulares corresponden a los sucesos del 30 de septiembre. La web se refiere a aquel día como “la mayor crisis política en Ecuador de 2010”. Ese día la supremacía política de Alianza País (AP) se afianzó, y luego Rafael Correa estuvo siete años más en el poder. La llamada década tuvo pros y contras en materia económica afectados, además, por el contexto mundial.

Sin duda, la segunda década del siglo XXI generó cambios sociales y económicos. En esta ocasión, Revista GESTIÓN muestra cómo evolucionó el Producto Interno Bruto (PIB) durante los últimos 10 años.

LA ESTRUCTURA ECONÓMICA SIGUE SIENDO LA MISMA

El PIB es uno de los principales agregados macroeconómicos, sintetiza en términos monetarios toda la producción de bienes y servicios de una economía en un lapso determinado de tiempo –generalmente un año-. Como es obvio, una tasa positiva del PIB es beneficiosa, porque significa que la producción ha incrementado, aunque siempre hay que indagar en cuáles son los sectores ganadores y perdedores.

Entre 2010 y 2019, el PIB ha crecido en más de $ 38.000 millones, presentando una tasa en términos relativos de 27,9%. Pese al achicamiento previsto para 2019 de -0,5%-, la economía en promedio ha incrementado su producción a un ritmo de 2,79% (Gráfico 1). Los mejores años para el PIB fueron entre 2011 y 2014, periodo en el cual los precios del petróleo  ($118 por barril), la depreciación del dólar y el auge de los commodities favorecieron significativamente al crecimiento económico ecuatoriano. La situación cambia desde 2015, cuando la tasa de variación se desacelera, al igual que la economía mundial, conjuntamente con la baja de las improntas del crudo ($50 por barril).

Gráfico 1 PIB y tasa de variación  (2010-2019)

 

El Valor Agregado Bruto que se genera parte de la producción total y del consumo intermedio; el cálculo del mismo sirve para saber cuáles son las industrias que mayormente aportan al PIB. En los últimos nueve años nada ha cambiado, pues el peso relativo que mantiene cada sector sigue siendo parecido a lo que fue en 2010. El petróleo y las minas han reducido su peso en 5,1%, mientras que el sector de la construcción aumento en 1,7%. Las tres principales industrias al inicio de la década fueron las manufacturas, petróleo y minas y comercio, hoy el petróleo fue remplazado por el sector de la construcción (Gráfico 2).

Gráfico 2 Peso relativo por industria  (2010;2019)

 

La agenda del binomio Rafael Correa- Jorge Glas (2013-2017) tuvo como principal objetivo promover el cambio de la matriz productiva. Este cambio en la teoría económica se genera a partir de la diversificación de la producción, generando bienes con valor agregado, dejando de lado la dependencia de los bienes primarios agrícolas y mineros. Aunque este es un proceso que requiere mucho más que cuatro años, además de fuertes inversiones por parte del Estado para promover un ambiente más propició para el cambio, la estructura de producción no ha cambiado significativamente en la última década.

Elaborado por: Eduardo Cobos, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

2020 será aún más complicado para las finanzas nacionales

La confianza empresarial cae estrepitosamente

Las alianzas público-privadas, un terreno en exploración

Políticas públicas que sí podrían corregir el déficit fiscal

¿Cómo recuperar a un Ecuador lastimado?