La gente compra más autos en Ecuador, pero no de producción local

Secciones
Autos

La gente compra más autos en Ecuador, pero no de producción local

Revista Gestión *
Junio 26, 2022 - 13:00

El mercado automotor en el país crece considerablemente. En lo que va del año ya supera en 24% al año anterior y se encamina a sobrepasar los niveles pre-pandemia. Factores como mayor apertura comercial, descuento en el Impuesto a los Consumos Especiales y menores trabas en la importación han permitido la dinamización en las ventas de vehículos, menores precios, así como la entrada al mercado de nuevos competidores. No obstante, esto ha generado a su vez un detrimento en la producción y exportación local, afectando a las plazas de empleo y a la recaudación de impuestos. 

SECTOR AUTOMOTOR SUPERA EXPECTATIVAS DE CRECIMIENTO

De acuerdo con el reporte presentado por la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (AEADE), el mercado de vehículos en el país se ha recuperado de manera “formidable” en 2022, creciendo más del 24% respecto al año pasado e incluso superando las cifras pre-pandemia. 

La comercialización de 11.311 vehículos nuevos en mayo de 2022, si bien evidencia un decrecimiento mensual de 5,8% con relación al mes de abril (Gráfico 1), sigue siendo mayor a las ventas presentadas en años anteriores, por lo que se estima que, de continuar esta tendencia, al finalizar el 2022 la cantidad de vehículos vendidos será mucho mayor que en 2019.

Gráfico 1

Evolución de las ventas de vehículos (2021-2022)

Esta recuperación se ha dado gracias a diferentes factores, como el crecimiento de la economía en su conjunto, y la mayor apertura comercial que se ha dado en los últimos años. Adicionalmente, en mayo de 2021 la AEADE gestionó un descuento del 15 % en el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) para vehículos que cumplan con ciertas condiciones de seguridad y tecnología, lo cual generó un ahorro de $ 16,2 millones para el sector automotor. 

La irrupción de marcas chinas en el mercado ecuatoriano, ha contribuido en generar mayor competencia para las marcas ya consolidadas en el país, tanto en calidad como en precio. Los vehículos de origen chino continúan aumentando su participación de mercado, para el 2021 alcanzaron 31,7% de las unidades comercializadas en el país, fortaleciendo su posición como el principal país de origen, seguido de los vehículos ensamblados en Ecuador, con 16,1%, y Colombia, con el 11,3%.

De esta manera, hay una tendencia de reducción en los precios de los vehículos, que en 2017 alcanzaron su mayor cifra en dos categorías principales: los automóviles y las camionetas, con precios promedio de $ 23.805 y $ 39.382, respectivamente (Gráfico 2). Desde aquel año hasta 2021, los precios han ido bajando, especialmente en el segmento de SUV o Vehículo Deportivo Utilitario, por sus siglas en inglés. Estos son autos con aspecto resistente/todo terreno, diseñados para una conducción fuera de la ciudad y se han convertido en el tipo de vehículo más vendido en Ecuador debido a una oferta más accesible y a su funcionalidad.

Gráfico 2

Precio promedio por segmento de vehículo (2012-2021)

Para diciembre de 2021, la mayor parte de los vehículos circulantes (32%) sobrepasaba los 15 años, seguido por los vehículos nuevos -menores a 5 años de uso- con el 25%. Se espera que la edad promedio del parque automotor circulante disminuya en los próximos años, dada la recuperación y subsiguiente aumento de la demanda de vehículos nuevos. 

LA PRODUCCIÓN Y EXPORTACIÓN DE VEHÍCULOS VAN DESAPARECIENDO EN EL PAÍS

A pesar de presentar una recuperación en los niveles de comercialización, la participación de vehículos ensamblados en el país, y su exportación, cada año es menor, con un decrecimiento sostenido desde 2017 para la producción y desde 2014 para la exportación. Ambas actividades se han visto desplazadas por la importación de vehículos, la cual alcanzó la cifra de 95.775 unidades en 2021, seis veces más que la cantidad de vehículos ensamblados y exportados en el mismo año (Gráfico 3).

Gráfico 3

Producción, exportación e importación de vehículos (2010-2022)

Se genera así una disyuntiva entre el beneficio de los compradores y el empleo de las personas en este segmento productivo, ya que al ser el Ecuador un país con condiciones de competitividad mucho más bajas que los industrializados, le resulta muy difícil competir en precios con exportadores de vehículos que tienen economías de escala muy superiores a las locales como China, Brasil y México. De esta manera, menores trabas a la importación generan una caída en los precios, favoreciendo a los consumidores a expensas de un menor nivel de producción local.

No obstante, el sector de ensamblaje no es el único que genera empleo en la industria automotriz, ya que esta se compone de la venta de vehículos, motocicletas y autopartes, así como también del mantenimiento y reparación de los mismos, siendo este el subsector que más empleos generó en 2021, con un total de 87.107. 

En líneas generales, el sector automotor del Ecuador se encuentra conformado por 3.745 empresas, las cuales emplean a 155.943 personas (Gráfico 4). A su vez, de acuerdo con los datos del SRI, dichas empresas pagaron en 2021 $ 1.432 millones en impuestos del total de su facturación ($ 9.260 millones). 

Gráfico 4

Empleo generado y tributos del sector automotor (2016-2022)

Se puede observar de esta manera un leve detrimento tanto en las plazas de empleo generadas por la industria automotriz en su conjunto, así como en el nivel de impuestos que pagan las empresas importadoras y ensambladoras. Se infiere así que la caída en la producción de vehículos ha contrarrestado el dinamismo generado por las importaciones en los rubros de empleo y tributos.

Adicionalmente, la venta de vehículos ha impulsado el crédito comercial, siendo el subsegmento más importante, con el 27% del total ($ 596,97 millones) en el primer trimestre de 2022; esto significó un crecimiento del 22% frente al mismo período de 2021. El sector comercial  se consolida así como uno de los ejes clave en el desarrollo del país, representando el 10,8% del PIB y generando el 17% del empleo en el país.

En definitiva, los acuerdos comerciales y menores trabas en la importación de vehículos han logrado un mayor bienestar para el consumidor ecuatoriano, incrementando la variedad de vehículos en el mercado y reduciendo sus precios; a pesar de que estos sigan siendo en promedio superiores a la mayoría de países en la región. 

No obstante, la importación no constituye una actividad con tantos encadenamientos productivos como la producción y ensamblaje de vehículos, por lo que los niveles de empleo y los tributos generados por la industria automotriz se han visto contrarrestados por la disminución en la producción a pesar de que el nivel de ventas vaya en aumento. Es preciso, entonces, hacer una evaluación del trade-off generado en los próximos años entre una mayor satisfacción de los consumidores y el detrimento en los niveles de producción de la industria local, reemplazada por importaciones provenientes de países con mayor competitividad.

(*) Jorge Pérez, analista económico Revista Gestión.

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

La precariedad laboral en el campo, una explicación de la protesta

¿Por qué sube el precio del aceite vegetal en Ecuador?

La gestión del primer año de Lasso fue insuficiente para evitar el estallido social

La recuperación del PIB del Ecuador podría alterarse por la protesta