Actividad productiva se mantiene positiva pero no mejora ampliamente

Diciembre 4, 2018 - 14:51

Según el informe de PROestudios, el Índice Macroeconómico de Actividad Productiva  del país (IMACRO.ec) aumentó en 1,5 % en septiembre de acuerdo con la tasa interanual móvil acumulada (agosto 2017 - julio 2018); mientras que la tasa acumulada entre enero y septiembre 2018 alcanzó 1,1 %. Asimismo, estima que el PIB en 2018 crecerá en 0,9% y en 1,2% en 2019.

 

i

 

A pesar de que entre enero  y septiembre  la  economía creció, el informe muestra que en el tercer trimestre (con relación al segundo) solo lo habría hecho en  0,3 %, mientras que si se compara con el mismo periodo respecto a 2017, habría aumentado en  0,6 %.

 

i

 

En este sentido, la tendencia de largo plazo del índice de actividad productiva continúa descendiendo sistemáticamente, pues hace un año bordeaba 3%, mientras que en los últimos meses está alrdedor de 0,5%, haciendo evidentes los problemas estructurales de la economía.

ii

 

Adicionalmente, el informe indica que el valor agregado de las industrias de mercado no petroleras se ha aplanado a partir de mayo del presente año, llegando a una tasa de variación interanual del índice de actividad productiva de 0,8%, lo que indica un estancamiento relativo en el sector (barras amarillas). La actividad del Gobierno general también desciende y se desacelera.

i

 

Perspectivas de crecimiento económico a 2019

Presentada la proforma presupuestal 2019 a la Asamblea Nacional y sin llegar a ningún consenso sobre la reducción de la asignación en ciertos segmentos de gasto público, como el de la educación y salud, el informe de PROestudios hace hincapié en un reordenamiento urgente de las finanzas públicas, e incluso la necesidad inevitable de recurrir a multilaterales para conseguir financiamiento y evitar un colapso de la economía ecuatoriana.

Este bamboleo, tanto de la estructura productiva (exportadora) como de establecimiento de políticas económicas claras y de consenso, reflejan la inestabilidad por la que atraviesa el país, dando como resultado un desempeño económico pobre que mantiene su esperanza en los precios del petróleo.

Las variaciones positivas de la actividad económica para este año obedecerían al aumento  anual del índice de exportaciones, que a su vez se explica por el crecimiento del precio del petróleo, conocido como el principal producto de exportación.

Esta inestabilidad también se hace evidente en las variaciones de existencias (stock). Por ejemplo, si la coyuntura  de mercado  presenta dificultades, antes de disminuir  la producción, los empresarios tienden a aumentar el stock para evitar choques o externalidades negativas de contexto.

iiPara el caso ecuatoriano, la inexistencia de registros contables y estadísticos claros, así como la baja competitividad empresarial, ha generado incrementos en los inventarios, reflejando el problema coyuntural de la economía (tabla derecha).

Bajo este panorama, PROEstudios estimó que para este año la economía crecería en 0,9%, mientras que para 2019 crecerá en 1,2%, menor en 0,2% respecto a las previsiones del Banco Central.

Sin embargo, para que este crecimiento sea sostenido y tienda a las estimaciones (positivas), el informe recomienda una serie de acciones de corto plazo en materia de política comercial para facilitar, primero, el rescate  del esquema andino como proceso de integración regional, así como el eventual suscripción de otros acuerdos de libre comercio con el objetivo de sustentar el desarrollo moderno en el comercio exterior.

 

ii

 

Asimismo, para producir eficientemente, Ecuador debe pasar por tres fases fundamentales para el desarrollo de la competitividad. La primera, la incorporación de nueva tecnología en los procesos de producción, lo cual permite entrar en la siguiente fase para generar eficiencia de producción, reducción de costes, mejoras en calidad, en comercialización, en gerencia, etc., mientras que para la tercera fase es necesario combinar productividad y menores costos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen
Actividad productiva se mantiene positiva pero no mejora ampliamente