El ecuatoriano no quiere extender su jornada laboral

Secciones
TRABAJADOR

El ecuatoriano no quiere extender su jornada laboral

Mayo 22, 2019 - 07:00

El Código del Trabajo determina que las personas deben trabajar 40 horas a la semana, ocho horas diarias en promedio. Cuando se superen la cantidad de horas establecidas, el empleador debe cancelar valores extra al trabajador. Las reformas laborales, propuestas por el Gobierno y los empresarios, buscan modificar la distribución de las jornadas laborales a lo largo de la semana, así como extender las horas de trabajo diarias. Sin embargo, 78% de los trabajadores ecuatorianos no desea ampliar sus horas dedicadas al trabajo.

 

La Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu) es parte del Sistema Integrado de Encuestas de Hogares (SIEH), una herramienta importante para estudiar la situación del empleo y del mercado laboral, las principales actividades económicas y las fuentes de ingresos de la población ecuatoriana. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) realiza la Enemdu cuatro veces al año: marzo, junio, septiembre y diciembre desde el año 2007, con la finalidad de conocer cómo mejoran o se deterioran las circunstancias laborales. La metodología empleada en la ENEMDU se basa en el marco conceptual descrito en las Conferencias de Estadísticas de Trabajo (CIET) y son recomendadas mundialmente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Las reformas laborales que plantea el Ejecutivo mediante el Ministerio del Trabajo establecen la posibilidad de contratos eventuales, además de una jornada laboral de 40 horas en distintos días y la facilidad de contratación y despido por parte de emprendimientos.

Según los resultados de la Enemdu, 75% de empelados del Gobierno y 49% empleados privados trabajan 40 horas a la semana, es decir, se alinean con las normas establecidas en el Código del Trabajo. En la otra orilla están los patronos (28%), las personas que trabajan por cuenta propia (17%) y los peones (18%), quienes laboran más de 42 horas a la semana por las actividades y responsabilidades específicas que deben cumplir; en el caso de los peones muchas veces realizan jornadas extraordinarias para incrementar su nivel de ingresos (Gráfico 1).

Entre las ocupaciones que no alcanzan a cumplir las 40 horas de trabajo a la semana, y más bien laboran entre 1 y 21 horas semanales están los trabajadores del hogar no remunerados (50%) y los trabajadores no del hogar no remunerados (25%), lo que demuestra que las actividades del hogar no son visibilizadas dentro de la economía nacional y que las labores domésticas realizadas por personas externas al hogar no alcanzan a completar las 40 horas a la semana, por lo que se trataría de contrataciones eventuales y esporádicas.

Gráfico 1

Horas de trabajo según ocupación

LOS TRABAJADORES ESTÁN SATISFECHOS CON LAS HORAS ESTABLECIDAS EN LA LEY

Dentro de la Enemdu, se pregunta a los encuestados si desean o no trabajar más. Los resultados de marzo de 2019 demostraron que 78% de la población ecuatoriana no quiere trabajar más horas (73% los hombres y 81% las mujeres), mientras que apenas 9% desea tener más carga laboral en otro trabajo y un escaso 7% quiere tener una jornada más larga en su mismo trabajo (Gráfico 2). Cabe recalcar que las reformas laborales no buscan extender más de 40 horas de trabajo a la semana, sino distribuirlas de manera diferente.

Gráfico 2

Percepción sobre ampliar la jornada laboral

Por: Eduardo Cobos, redacción Revista GESTIÓN.