“Esperamos cerrar 2018 con una producción de 540.000 barriles de crudo por día”

Secciones
revistagestion.ec

“Esperamos cerrar 2018 con una producción de 540.000 barriles de crudo por día”

María Belén Arteaga *
Septiembre 30, 2018 - 17:00

El ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables de Ecuador, Carlos Pérez García, habló con revista GESTIÓN sobre los principales proyectos que su cartera de Estado tiene en la mira, entre ellos, la electrificación del sector camaronero; la interconexión del sistema eléctrico petrolero al sistema nacional unificado; el mejoramiento de combustibles en la refinería de Esmeraldas; los proyectos de generación eléctrica con gas asociado en los campos petroleros, y las rondas petroleras para el incremento de la producción. Además, expresó la intención del Gobierno de alcanzar una producción diaria de petróleo de 540.000 barriles hasta fin de año, pues actualmente bordea los 520.000.

 

  1. ¿Cómo evalúa la situación del sector de la energía y los recursos no renovables en los últimos años?

Históricamente, el sector energético ha sido uno de los principales motores de desarrollo en el Ecuador. En los últimos años, las inversiones en este sector han sido captadas por el Estado mediante endeudamiento; actualmente, estamos trabajando para cambiar este modelo económico y así atraer inversión privada directa. Buscamos racionalizar estas inversiones para que se adapten a la realidad propia del país y así emplear los recursos de la mejor manera posible.

Actualmente, contamos con una matriz de energía eléctrica limpia que seguiremos mejorando para satisfacer la creciente demanda del país, una producción de hidrocarburos que esperamos cierre 2018 en 540.000 barriles de crudo por día y que buscamos incrementar, apalancándonos en la empresa privada para aprovechar de la mejor manera el potencial geológico existente.

Asimismo, contamos con un sector minero en crecimiento que esperamos para 2021 alcance una participación de 4% en el Producto Interno Bruto (PIB), convirtiéndose en el segundo rubro de exportación no petrolera. Por otro lado, se han evidenciado problemas técnicos y legales en algunos proyectos importantes que estamos solucionando para salvaguardar los intereses del Estado.

 

  1. ¿Cuál ha sido el comportamiento en lo que va del año del sector? ¿Se espera que crezca hasta finales de 2018?

Los precios del crudo en el mercado internacional han mostrado una recuperación, lo cual ha generado mayores rentas para el Estado. Hemos trabajado en la renegociación de los contratos petroleros de venta a largo plazo para poder recibir mayores ingresos por cada barril vendido, pero siempre respetando los contratos vigentes, esto debido a la necesidad de ofrecer seguridad a las empresas interesadas en invertir en Ecuador.

Hemos desarrollado acciones para reorganizar y transparentar el sector hidrocarburífero, logrando atraer inversión directa por más de $ 2.200 millones en lo que va del año. Seguimos trabajando en aumentar la producción de petróleo y avanzar en el sector minero, que será un pilar fundamental del desarrollo ecuatoriano.

En cuanto al sector eléctrico, para este último trimestre, está prevista la entrada en operación de dos nuevas centrales hidroeléctricas: Minas San Francisco (275 MW) y Delsitanisagua (180 MW), que aportarán con su energía en el periodo seco del sistema, permitiendo reducir el consumo de combustibles en esos meses de bajos caudales.

En 2018 se generaron importantes avances en la industria minera. Para este año se proyectan inversiones por $ 622 millones por los proyectos más representativos del sector.

 

  1. ¿Nos puede comentar cuáles son los proyectos de inversión que se están ejecutando desde el ministerio? ¿Cuáles son los proyectos considerados estratégicos? ¿Qué montos de inversión se tiene previsto para ellos?  ¿Cuál es el estado de los mismos?

El modelo de gestión que consideramos más apropiado es en el que las empresas públicas del sector sean las ejecutoras de los proyectos debido a sus competencias y capacidades, sin embargo, en el pasado, el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable ejecutó proyectos que se encuentran en marcha, como el proyecto de cocinas de inducción.

Todos los proyectos que son ejecutados por el ministerio a partir de la fusión, se encuentran en revisión para analizar, de forma técnica, cuáles deben continuar y cuáles deben ser reestructurados o transferidos a las empresas públicas del sector. Una vez terminado este análisis, tomaremos las acciones apropiadas para maximizar el valor agregado generado para el Estado.

 

  1. ¿Qué proyectos se tienen planificados realizar a futuro en el sector?

Nuestra meta es impulsar proyectos que generen beneficios económicos para el Estado. Algunos de estos proyectos son la electrificación del sector camaronero; la interconexión del sistema eléctrico petrolero al sistema nacional unificado; el mejoramiento de combustibles en la refinería de Esmeraldas; los proyectos de generación eléctrica con gas asociado en los campos petroleros; las rondas petroleras para el incremento de la producción…

Los proyectos de primera generación del sector minero están avanzando y esperamos que Fruta del Norte entre en fase de producción en 2019. Además, en el sector minero existen proyectos de segunda generación que se encuentran en la etapa de exploración inicial y avanzada en los cuales se esperaría una inversión por encima de los $ 10.000 millones como Cascabel (Imbabura), Llurimagua (Imbabura), Ruta del Cobre (Azuay), Cangrejos (El Oro), La Plata (Cotopaxi y Santo Domingo) y Curipamba (Bolívar). En 2018, la inversión ejecutada de estos proyectos será de $ 30,27 millones.

En cuanto al sector eléctrico, tenemos que desarrollar nuevos proyectos de generación para cumplir con el Plan Maestro de Electricidad y cubrir así la futura demanda del país. Para ello, vamos a promover la inversión privada mediante procesos públicos de selección. Serán nuevos proyectos hidroeléctricos, pero también proyectos eólicos, fotovoltaicos, de biomasa e incluso proyectos geotérmicos y de ciclo combinado. Debemos igualmente fortalecer las redes de distribución y transmisión de energía para llegar con la producción hasta los consumidores.

 

  1. ¿Cuál es el modelo de gestión utilizado para la contratación de estos proyectos de inversión -los que están en ejecución y los que se prevén a futuro-? ¿Alianzas público-privadas, cooperación internacional, etc.?

Se están preparando los proyectos para poder ofertarlos a inversionistas privados mediante concursos competitivos. Cada proyecto tiene sus características particulares y dependiendo de estas se elegirá la modalidad más apropiada. Posibles modalidades son alianzas público privadas, concesiones,  modelos BOT (build–operate–transfer), BOOT (build–own–operate–transfer), entre otras.

En el sector minero, el modelo de gestión está determinado en la normativa minera, la cual establece que el Estado suscribe contratos de explotación con los concesionarios mineros, luego de culminadas las etapas de exploración, en donde es posible determinar si el proyecto se considera económicamente factible para su explotación.

 

  1. Si existen proyectos bajo la modalidad de contratación con alianzas público-privadas, ¿nos puede comentar un poco más sobre el proceso, montos promedios de contratación, con quiénes se han realizado las alianzas, principales actores, etc.?

En este momento se está trabajando en impulsar este tipo de modalidades que sirven para concretar inversión privada directa. El equipo del ministerio junto con las empresas públicas del sector está trabajando en la estructuración de un primer proyecto bajo la modalidad de alianza público privada en el sector eléctrico, por un monto superior a los $ 1.000 millones.

 

  1. ¿Cuál es la prioridad en este momento para las inversiones del sector?

Es fundamental poder realizar las inversiones necesarias en infraestructura para satisfacer las necesidades del sector y del país, así como fortalecer los sectores que generan recursos para el Estado como el sector de hidrocarburos y minería.

Priorizaremos los proyectos que generen ingresos adicionales para el Estado y que potencien las sinergias entre los sectores energéticos y de recursos, como por ejemplo la interconexión del sistema petrolero al Sistema Nacional Interconectado.

 

  1. ¿Cuál es el monto de inversión previsto para proyectos de inversión del sector para 2018 y 2019?

En hidrocarburos se ha logrado cerrar acuerdos por más de $ 2.200 millones hasta el momento, esperamos que 95% de esta inversión se la realice durante los primeros cinco años de los contratos ya firmados. La inversión prevista para los proyectos del sector minero del país alcanza el monto de $ 853 millones para 2018 y $ 967 millones para 2019. En el sector eléctrico se están preparando licitaciones competitivas para nuevos proyectos de generación por un monto superior a los $ 1.000 millones.

Hemos visto gran interés por parte de los inversionistas, principalmente debido a la apertura que ha mostrado el Gobierno actual y esperamos que en el corto plazo podamos cerrar nuevas inversiones como las que estamos promocionando actualmente en la Ronda Intracampos, presentada a los inversionistas el 11 de septiembre de 2018.

 

  1. ¿Qué retos tiene a futuro el sector?

Debemos continuar el trabajo de transparentar el sector, agilitar procesos, buscar inversiones y reducir el gasto corriente. Es fundamental brindar seguridades a inversionistas e institucionalizar los procesos de atracción de inversiones.

De igual forma, fortalecer la planificación estratégica, que permitirá tener una hoja de ruta a largo plazo con sustento técnico para decisiones futuras. Queremos dejar las bases para los próximos 20 años, que permitan el desarrollo adecuado y sostenible del sector energético y de recursos.

 

*Periodista multimedia de formación con una maestría en Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional.

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

Economía crece aupada nuevamente por el consumo de los hogares

El prepago del crédito a China, una jugada para aliviar el peso fiscal

La fragilidad de las reservas internacionales: un problema heredado que el Gobierno sigue sin afrontar (OPINIÓN)

Ecuador está llamado a hacer un gasto público inteligente y dejar el cortoplacismo