“La seguridad social necesita un manejo técnico y no político”

Secciones
Revista Gestion

“La seguridad social necesita un manejo técnico y no político”

Maí Suárez *
Diciembre 22, 2021 - 05:00

Francisco Cepeda, actual presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en entrevista con GESTIÓN, aseguró que el fondo de salud y el fondo de jubilaciones presentan problemas críticos. El fondo de jubilaciones cubre únicamente el déficit de los próximos tres años, por lo que es urgente una reforma estructural del sistema. La reforma puede ser un nuevo cálculo en el monto de jubilación, aumentar la edad para jubilarse, entre otras. 

 

  1. ¿QUÉ INDICAN LAS CIFRAS DE AFILIACIONES CON RESPECTO A LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA Y EL EMPLEO ADECUADO EN EL ECUADOR? ¿EXISTE REALMENTE UNA MEJORA EN EL EMPLEO ADECUADO?  

Las cifras de afiliaciones han subido este año, estamos hablando de alrededor de 256.000 afiliaciones nuevas, de las cuales, 94.000 corresponden a afiliaciones voluntarias. Las afiliaciones voluntarias pueden ser o pueden no ser generación de empleo, pero sí hay síntomas de que la economía se está recuperando.  

Estamos llegando a niveles del 2019, pero todavía estamos en una época de estabilización, hay que considerar que la pandemia trastocó la mayor parte de los negocios. Lo que refleja la cifra de 94.000 afiliaciones voluntarias es que la gente sí valora el servicio que brinda el Instituto Ecuatoriano de Seguridad, sino no se estarían afiliando de forma voluntaria. Esperamos que esta cifra pueda ir mejorando porque hay más confianza en cuanto a desarrollar actividades económicas por efecto del exitoso plan de vacunación.  

La parte de afiliación voluntaria se está recuperando, ha crecido en comparación con el 2020. La contracción que hubo en 2020 fue muy fuerte, pero también hay  un porcentaje importante de empleos adecuados que está mejorando dado que se reinició la actividad. Estamos en el punto que son recuperaciones de empleo que se habían caído en el 2020.  

 

  1. UNO DE LOS NUDOS CRÍTICOS DEL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL ES EL FINANCIAMIENTO, ¿POR QUÉ ESTÁ DESFINANCIADO EL IESS? ¿CUÁNTO ES LA DEUDA DEL GOBIERNO CON EL IESS? 

El monto de la deuda a la fecha está en $ 8.175 millones, vale la pena aclarar que como esta deuda devenga intereses, va a ir cambiando. La mayor parte de la deuda se concentra en salud, el 54% de la deuda, de ahí tenemos que el 34% de la deuda está en jubilación.  

Existe un grave problema en el Seguro Social que se podría enfocar en dos seguros (el seguro social maneja seis seguros): el seguro de salud y el seguro de jubilación. De acuerdo con las normativas, cada uno de estos seguros cuenta con su propio porcentaje de contribución, que se divide del total de los aportes que hacen los afiliados, tanto de forma personal como de la forma patronal. Estos porcentajes se acumulan en fondos, y de ahí es de donde se pagan las prestaciones de cada uno de estos seguros.  

Normalmente, siempre se debe tener un fondo para cubrir contingencias, cualquier tipo de situaciones que se produzcan en el camino. El fondo de salud de este año queda con apenas $ 79 millones de reserva, es un valor insuficiente porque el déficit bordea alrededor de los $ 500 millones.  

Es un grave problema porque el seguro de salud ya no tiene de dónde desinvertir para poder cubrir este déficit que es lo que normalmente se ha venido haciendo los últimos años. Es una deuda que se ha venido acumulando prácticamente desde hace 20 años atrás, pues ninguno de los gobiernos ha efectuado pagos de la deuda y esto se sigue haciendo como una bola de nieve.  

En el caso del fondo de jubilación, que es otro tema preocupante, tenemos un déficit de más o menos $ 2.000 millones por cada año. Son 575.000 jubilados, nosotros tenemos aportes de más o menos $ 1.500 millones y el gasto supera los $ 3.500 millones de dólares. Entonces, cada año hay un déficit de $ 2.000 millones.  

Vale la pena comentar que para que un seguro de invalidez, vejez y muerte sea sustentable tiene que haber una relación adecuada entre el número de afiliados aportantes y el número de jubilados. La relación en este instante es de 5,14 afiliados por cada un jubilado. Una relación que es muy baja, la relación debería estar alrededor de 7 o 7,5 afiliados por cada uno de los jubilados.  

Ahí hay un problema que a futuro se va a sentir como una descapitalización del fondo que mantenemos en el BIESS. El fondo está más o menos alrededor de $ 5.800 millones, que nos permitiría cubrir durante los próximos tres años el déficit que tenemos en el pago de las jubilaciones anuales que hacemos por los afiliados.  

Entonces, en el corto plazo no hay ningún problema de pago, pero aquí hay que recodar un asunto que es bien importante, este es un fondo de largo plazo entonces nosotros deberíamos tener un cálculo para 40 años, y apenas tendríamos para 3 años.   

 

  1. POR LEY, EL ESTADO DEBERÍA CUBRIR EL 40% DE LOS GASTOS DEL IESS, ¿LOGRARÍA CUBRIR EL DÉFICIT EL IESS SI EFECTIVAMENTE SE PAGARA EL 40%?  

Creo que ha sido un problema el hecho de que el estado designe que siempre va a cubrir el 40%. Con eso realmente matemáticamente puede cuadrar, pero financieramente no, se ha venido acumulando la deuda al no pagarse las aportaciones que efectivamente dice la ley, tenemos que considerar que hay un problema también fiscal en los gobiernos y que hay un pedido que se pague estas aportaciones en forma cumplida y de ahí es el hecho de que se sigue acumulando la deuda

Con respecto a si lograría o no cubrir el déficit del IESS, hemos hecho cálculos actuariales y para que el gobierno cubra el 40% en 20 años debería llegar hasta el 70%, lo cual es una cifra que no tiene sentido. Es importante entender que tiene que haber fondos que generen rendimientos para poder hacer los pagos futuros que se necesitan para el fondo de jubilación. Por eso, algunos temas tienen que ser reformados ya de una forma estructural, porque tampoco es que el gobierno va a generar tantos recursos como para poder seguir cubriendo ese fondo.  

Un poco lo que se ha perdido en el tema del seguro es que estos manejos tienen que ser técnicos, tienen que ser cálculos actuariales. Tienen que decirle a la gente la verdad, y  desafortunadamente, de lo que yo he visto, esto se ha inclinado más por el lado político. 

Es muy interesante decir que vamos a cubrir a todos los menores de 18 años en el tema de salud, pero técnicamente eso es un asunto que no se puede dar en ningún tipo de seguro de salud privado, por ejemplo, lo lógico es que las aportaciones, las primas que hace un asegurado vayan de la mano de los beneficios que va a tener.  

Nos hemos olvidado que el seguro social es de los aportantes y se ha ido incluyendo a gente que no aporta, habría que regresar a los principios básicos del seguro. Se ha confundido este tema con la seguridad social, la seguridad social es la obligación que tiene el estado de dar una protección mínima a cada uno de sus ciudadanos.  

Si por ley se puede decir que el IESS va a cubrir esos gastos y que el estado va a pagar después, quien está financiando ese pago son los aportantes, y si es que el Estado no se paga esa deuda, ese hueco va a aparecer en algún momento

 

  1. ¿CUÁL ES EL RIESGO DE QUE APAREZCA ESE HUECO? EN ESE ESCENARIO, ¿QUÉ PASARÍA CON EL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL?  

Hay que tomar con mucha seriedad el tema de la seguridad social, porque estamos hablando de 575 mil jubilados, que yo creo que no hay como cambiarles las condiciones de jubilación, sería terrible cambiar las condiciones, eso no es factible.  

Si el seguro social colapsa, en los próximos años estaríamos hablando de una población de 600 mil jubilados que van a tener dificultades de cobrar en el futuro, eso es una cifra muy importante, y que está pasando con el seguro de salud. 

Nosotros tenemos prácticamente una cobertura de casi 8 millones de personas que están cubiertas, de las cuales 3,6 millones son aportantes. También hay que considerar que dentro de esto está el Seguro Social Campesino, que es otro seguro que fue creado con una buena intención, pero al IESS le genera un costo, un subsidio de $ 340 millones por año. El aporte del seguro social campesino por familia es $ 2,73 por mes, entonces, vamos a tener un hueco financiero terrible y todos los años eso se va acumulando, se va descapitalizando.  

Prácticamente, nueve millones de personas van a tener problemas en salud, y hay únicamente 3,6 millones de afiliados que van a sentirse lesionados porque para qué están aportando. No pueden quedarse en el aire. 

Este es un problema que tiene que ser solucionado, como sea tiene que ser solucionado, porque la gente, la sociedad civil, los diferentes sectores tienen que sentarse para encontrar soluciones que sean lógicas, regresar a un manejo técnico del seguro.  

 

  1. EN JULIO DE ESTE AÑO, EL PRESIDENTE LASSO PROPUSO EN UNA ENTREVISTA LA CREACIÓN DE UN FONDO CON ACTIVOS DEL ESTADO, PARA EL PAGO DE LA DEUDA CON EL IESS ¿EN QUÉ ESTADO SE ENCUENTRA ESTA PROPUESTA? 

El presidente Guillermo Lasso ha sido bastante claro en manifestar su intencionalidad  de que debemos encontrar una solución para el pago de la deuda, eso es una premisa fundamental porque hay una voluntad de pago. Ahora, yo creo que hay que ser mesurado en esa expectativa porque quizá a veces cuando estamos manejando el IESS nos perdemos un poco de las cifras, una deuda de $ 8.000 millones representa  8,1 u 8,2 puntos del PIB, eso es demasiado, quizá a veces nosotros no ponemos atención en ese porcentaje. ¿Qué organismo multilateral podría financiar 8.000 millones de dólares para cubrir esa deuda? 

La intencionalidad del presidente es que esa deuda empiece a tener un cronograma de pagos  y una estrategia para que se liquide. Este es un asunto que no es sencillo, muchos de los temas económicos tienen que pasar por la Asamblea, y desafortunadamente son temas políticos.  

El presidente había comentado, y nos había dado una instrucción en la cual trabajar, de crear un fondo, como un fideicomiso donde se vaya acumulando algún tipo de ingreso. Este puede ser del petróleo, de telecomunicaciones o de algo para que se pueda ir generando este fondo que liquide la deuda o parte de la deuda. 

Con el Ministerio de Finanzas hemos hecho algunas mesas de trabajo, más enfocadas, la verdad, en revisar la deuda de salud. Esperamos que hasta el cierre de este año tengamos ya alguna respuesta positiva de parte del Ministerio de Salud. 

También hay un tema que hay que resolver que son las auditorías de las prestaciones que nosotros hemos dado y que por ley tienen que hacerse. Es una deuda histórica, entonces algunos de los valores vamos a tener que llegar a algún tipo de acuerdo que tiene que ser validado por las diferentes instancias de control.  

El Ministerio de Finanzas no va a pagar algo que no tenga suficiente soporte porque es sujeto a la fiscalización de la Contraloría General del Estado y nosotros tampoco podemos dar de baja una deuda porque también estamos sujetos a la Contraloría General del Estado. Tenemos que encontrar una solución en la cual intervengan otros actores que son los órganos de control para que nos indiquen cómo proceder en este tema.  

 

  1. ¿CUÁLES SON LAS POSIBLES REFORMAS ESTRUCTURALES QUE SE PUEDEN HACER? ¿CUÁNDO SE PLANEAN PRESENTAR ESTAS REFORMAS?  

Para plantear las reformas que tienen que hacerse al fondo de jubilación, hay que concientizar a la sociedad civil sobre el problema. Por ejemplo, se indica que el cálculo de la pensión se hará sobre los cinco mejores años, si contamos que hay afiliaciones voluntarias, se ha dado una costumbre de pagar una afiliación alta cinco años y luego bajar la afiliación o subir cuando ya se está próximo a jubilarse. Este tipo de cálculos que hacen los que están próximos a jubilarse afectan porque la tasa de reposición es altísima, se va generando un hueco muy importante. 

Otra cuestión que es muy importante considerar es que los fondos provisionales se calculan en función de la esperanza de vida y, afortunadamente para la sociedad, la esperanza de vida ha subido, pero para los fondos esa no es una noticia muy halagadora desde el punto de vista financiero porque se tiene que cubrir años adicionales de jubilación que habría que recalcular.  

Por eso, deberíamos analizar la posibilidad de, en el futuro y a lo mejor en forma escalonada, ir subiendo la edad de jubilación o el número de aportaciones, para que el modelo quede de alguna forma cuadrado. 

Tenemos pensado en el primer trimestre del siguiente año ya presentar un plan. Nosotros en el IESS tenemos un departamento actuarial bastante bueno, tenemos todo el tema matemático, ahora, esto no pasa por el tema matemático, esto  pasa por el tema de la Asamblea y primero se necesita que la gente esté consciente de que hay algunas variables de que tienen que entender. Todos quisiéramos jubilarnos con una cantidad de dinero impresionante, pero nuestro punto de vista es que la jubilación o la atención de jubilación es consecuencia de lo que hemos aportado.  

El problema es que si se lleva desde el punto de vista político, los aportes no van a alcanzar a sostener el fondo. Un caso concreto es el Seguro Social Campesino, el aporte de $ 2,73 no va a alcanzar en el fondo para cualquier pensión de jubilación que usted tenga. Solo con el hecho de que cubra salud ya estamos deficitarios.  

Tenemos que subsidiar ese seguro, yo estoy hablando solamente desde el punto de vista financiero, no desde el punto de vista social. No estoy diciendo que esto socialmente sea lo adecuado, por eso que hay que abrir mesas de diálogo para entender que existen estos vacíos.  

Si los aportantes del IESS financian el Seguro Social Campesino en $ 340 millones, por ejemplo, podría haber un apoyo para que el precio del diésel suba y parte de la subida de ese precio se vaya a ese seguro, por ejemplo. Entonces, grupos políticos como la CONAIE, si llegan a entender bien este tema, deberían ayudarnos a encontrar alternativas para cuadrar estos déficits, y eliminar este tipo de subsidios a través de un aporte directo de la sociedad, que en este caso consume diésel. Es un ejemplo, deberíamos buscar alguna otra medida.  

El tema clave es lo social, y por eso se necesita un tratamiento amplio de este problema para que se vea de todos los puntos de vista, matemáticamente todo se puede cuadrar, pero estamos hablando de personas. Por eso los jubilados que ya tienen su jubilación, para mí, debería ser intocables

De tres a cuatro años es lo que deberíamos tomarnos como un tiempo máximo para hacer las reformas del seguro de invalidez, vejez y muerte. Pero hay que considerar que tiene que haber un fondo. Los fondos son la razón de un cálculo provisional, si no tengo fondos de dónde saco, podemos comernos los fondos en los tres o cuatro años siguientes, pero llega eso y ya nos quedamos sin ningún tipo de respaldo, eso es algo que no se puede dar. Las reformas deberíamos tratar de hacer en el 2022.  

 

  1. OTRO NUDO CRÍTICO DEL SISTEMA ES LA COBERTURA, ¿EXISTE ALGÚN PLAN DE ACCIÓN PARA AMPLIAR LA COBERTURA DE LA SEGURIDAD SOCIAL?  

Se está dando cobertura a menores de 18 años, el problema ahí es que es sin ningún tipo de contraprestación, sin ningún tipo de prima. También tenemos el Seguro Social Campesino. El IESS es el seguro más grande que existe en el país, quienes están de alguna forma excluidos del acceso al seguro va a ser gente que está desempleada y gente que no quiere aportar de forma voluntaria.  

En teoría la aportación en forma voluntaria ya es un seguro que puede ser tranquilamente adquirido por las personas, el problema está en la capacidad adquisitiva de las personas, y ya no se podría hacer un seguro más bajo que ese.  

O quizá, y eso no hemos contemplado, generar un seguro de protección mínima. La gente que accede al seguro social está acostumbrada a que no existan ni copagos, ni deducibles, ni límites de cobertura. Usted puede entrar y tiene acceso a todo. Esto no sucede en el seguro privado, ahí de acuerdo a su aporte tiene un nivel de acceso a ciertos hospitales, a ciertas clínicas, a ciertas instituciones médicas y también tiene un tope de cobertura, lo que hace que los seguros puedan tener una salida financiera.  

El seguro social no tiene un límite de cobertura, en ese sentido, desarrollar algo como protección mínima sería una alternativa a considerar pero habría que hacerlo de una forma técnica, porque si no el hueco del seguro será cada vez más grande.  

(*) Analista económica de Revista Gestión. 

 

 

Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Formas en las que el estrés puede afectar tu desempeño laboral
El valor emocional y financiero del trabajo
Las brechas de género se profundizan con la desaceleración económica
Tener trabajo no siempre garantiza unas condiciones dignas de vida
En Ecuador, 40% de la población está en riesgo de caer en la pobreza