Horchata ecuatoriana de exportación: la historia de Waku

Horchata ecuatoriana de exportación: la historia de Waku

WAKU
revistagestion.ec
Agosto 23, 2018 - 10:30

Waku es una marca de alimentos y bebidas que busca compartir con el mundo entero productos naturales y saludables de los Andes. Las oficinas centrales de Waku están en Boston, Estados Unidos. Actualmente, cuentan con dos productos: horchata lojana embotellada con y sin azúcar.

La idea de Juan y Nicolás nació en un viaje que realizaron por carretera al sur del Ecuador, allí conocieron a don Miguel, un  agricultor local que les compartió una infusión de hierbas conocida por los lugareños como “el agua que cura”, una infusión compuesta con más de 20 hierbas y flores de los Andes.

waku
Foto: Waku.

“El agua que cura”, mejor conocida como horchata, está compuesta, entre otras plantas medicinales por escancel, grama dulce, pimpinela, flores, manzanilla, llantén, malva esencia, menta, toronjil, borraja, cola de caballo, congona, cedrón, violeta, ataco, hoja de naranja, shullo, orégano dulce, cadillo, hierba luisa, melva goma y linaza.

Esta bebida medicinal, convertida en una tradición de muchos años, aporta con varios beneficios: evita indigestiones, hinchazones del estómago y gases, es eficaz para tratar el insomnio y el estrés, evita los dolores de cabeza y las náuseas, y también es un energizante que ayuda a prevenir resfriados y catarros.

revistagestion.ec
Foto: Waku.

En Chuquiribamba, parroquia lojana en la que reside don Miguel, Juan y Nico no solo conocieron y disfrutaron de la horchata, sino que pudieron observar lo difícil que resulta para los agricultores ganarse la vida. Los ingresos que reciben por las hierbas y flores que producen son muy bajos, la mayor parte de la ganancia se queda en manos de los intermediarios.

Estas dificultades los inspiraron a crear una solución impulsada por el mercado. Su objetivo es crear una marca sólida y compartir la bebida de horchata con el mundo y con esto ayudar a que pequeños agricultores mejoren sus ingresos, incluyéndolos directamente en su cadena productiva.

Waku desde un inicio se preocupó por generar valor a sus productores, pues compran directamente la materia prima, sin intermediarios y pagando el precio justo. La idea es compartir las tradiciones del Ecuador, que su marca crezca y así tener un mayor impacto en más familias de agricultores y mejorar sus medios de subsistencia.

A pesar de que su centro de operaciones se encuentra en Boston, toda la producción se realiza en Ecuador bajo estrictas normas técnicas. Sus productos mantienen una alta calidad y un sabor insuperable, lo que les permitió rápidamente posicionarse en el mercado y desde entonces experimentan un crecimiento exponencial.

Pero no todo es color de rosa, precisamente el crecimiento del emprendimiento trajo consigo una de las mayores dificultades, el financiamiento. Para mantener un crecimiento sostenido de acuerdo con la demanda del mercado y para que sus productos pudieran abaratar costos gracias a la producción de volumen, se vieron obligados a buscar diferentes fuentes de financiamiento, tarea que no resultó nada fácil.

En su búsqueda de apoyo llegaron Fundación CRISFE, donde mediante el programa de impulso a emprendedores, Emprendefe, obtuvieron apoyo financiero reembolsable, lo que les ayudó en la realización de sus primeras producciones a gran escala y de esta manera redujeron considerablemente los costos unitarios del producto.

Actualmente, el reto principal al que se enfrentan es la necesidad de más recursos financieros para poder soportar el crecimiento acelerado que experimentan. Han logrado enfrentar la falta de recursos frenando su crecimiento, pues no es malo detener el crecimiento si esto obedece a una estrategia financiera saludable a largo plazo.

Hoy por hoy este emprendimiento brinda trabajo y compra materia prima directamente a más de 10 agricultores. Es un ejemplo de cómo los emprendimientos pueden empezar como una simple idea que surge en un viaje y que al llevarlos a la práctica con constancia y entrega, se convierten en realidades que generan impacto económico y social.

Waku no solamente vende horchata, dentro de sus botellas ofrece una tradición milenaria. No es un producto creado en un laboratorio, es un producto generado desde la naturaleza y los saberes ancestrales de un pueblo, que dicho sea de paso posee el récord de mayor longevidad. Waku es un producto lleno de salud y con identidad a Ecuador.

 

CRISFE
Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).