Gobierno mexicano lanza primer referendo sobre planta de energía que costó $1.000 millones

Secciones
revistagestion.ec

Gobierno mexicano lanza primer referendo sobre planta de energía que costó $1.000 millones

Febrero 8, 2019 - 14:47

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador lanzó la convocatoria a la primera consulta ciudadana de su mandato, sobre un gasoducto, un acueducto y una planta de energía termoeléctrica en el sureño estado de Morelos, que costó unos 1.000 millones de dólares y se encuentra paralizada por una protesta de campesinos.

"¿Está usted de acuerdo en que comience a operar la termoeléctrica La Huesca sí o no?", es la pregunta para el referendo que se realizará los días 23 y 24 de febrero.

En la votación participarán solo nueve municipios del central estado de Tlaxcala, de donde procede el gas, 15 municipios de Puebla, por donde cruza el gasoducto, y ocho municipios en Morelos, localizado en la ruta hasta el generador de energía y un acueducto a una planta de tratamiento de aguas, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

La planta de energía ya está terminada, costó 22.000 millones de pesos (1.100 millones de dólares) y es propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El gasoducto de 172 kilómetros comenzó a construirse por empresas privadas en 2009; en cambio, la planta de energía termoeléctrica de ciclo combinado, que operaría con gas y agua, fue construida con fondos públicos a unos 100 kilómetros al sur de la capital, en el municipio Yecapixtla , estado de Morelos.

La planta no opera porque está sin conexión en apenas 140 metros del acueducto, bloqueado por campesinos que se oponen a la termoeléctrica, lo que impide generar el vapor necesario para las turbinas.

El gasoducto se construyó atravesando los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos en el centro del país, pero el Gobierno anterior enfrentó protestas de campesinos "que fueron reprimidos y algunos fueron a la cárcel", dijo el mandatario.

Para enfrentar las protestas, durante la administración anterior "se cometieron una secuela de atropellos y arbitrariedades, por lo cual existe una legítima inconformidad y tenemos que decidir sobre esa planta que nos permite alumbrar a todo el estado de Morelos", reconoció López Obrador.

Morelos colinda con el sur de la Ciudad de México, tiene casi 5.000 kilómetros cuadrados y unos dos millones de personas, uno de los más pequeños del país.

Pero su capital es Cuernavaca, "la ciudad de la eterna primavera", lugar de veraneo favorito para los capitalinos por su clima cálido durante todo el año.

DIÁLOGO Y VERIFICACIÓN DE UNESCO

El Gobierno "ha decidido hablar con la gente afectada", que son campesinos cuyos cultivos están en la cuenca del río Cuautla, que abastecería de agua a la planta de energía.

La CFE ya realiza obras de mitigación del impacto ambiental, mejorando canales de riego "porque la planta tiene un proceso de aguas residuales que permite limpiar el agua", dijo el presidente.

Las autoridades federales anunciaron "un compromiso adicional" con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) "para que certifique la calidad del agua tratada en una planta que regresará a la cuenca del río Cuautla", dijo López Obrador.

Morelos es el único estado del país que compra el 100 por ciento de la energía que consume, con un costo de 150 millones de dólares anuales.

Los municipios por donde pasa el gasoducto tendrán un trato especial con la tarifa de energía eléctrica más baja del país.

"Es parte de la reparación del daño para poder operar la planta que nos hace falta para producir energía para todo Morelos", informó.

Si no opera la planta, "habría que comprar la energía a las empresas particulares extranjeras, para que lo tomen en cuenta los que enarbolan las banderas contra la planta, incluso por razones de tipo ideológico", dijo el presidente al dirigirse a los inconformes.

Esta será la primera consulta realizada por el nuevo Gobierno, que aún no ha determinado si la convocará el Instituto Nacional Electoral, como mandata la ley, dijo el presidente consultado sobre la organización del referendo.

Dos consultas anteriores fueron hechas en los cinco meses de la transición, entre las elecciones de julio y la toma de posesión presidencial del 1 de diciembre pasados, pero fueron organizadas por una fundación privada cercana al actual oficialismo.

Las consultas fueron para respaldar la cancelación de la construcción de un nuevo aeropuerto para la capital, y para apoyar un proyecto de construcción del Tren Maya en el sureste del país. (Sputnik)