5 planes puntuales para prevenir el estrés financiero

Secciones
finanzas

5 planes puntuales para prevenir el estrés financiero

www.tusfinanzas.ec
Octubre 13, 2017 - 13:21

¿Te dan escalofríos cuando piensas en tus deudas? ¿Tratas de evitar ver el saldo total cuando llegan tus estados de cuenta de tus tarjetas? Si es así, posiblemente tengas ansiedad financiera, pero no estás solo, hay muchos que están en esta misma situación.

Sin embargo, el estrés financiero no es siempre malo, si no te preocupas por tus finanzas tampoco es muy sano.  Tener un cierto nivel de estrés te puede motivar a mejorar la administración de tu dinero,  a ver formas de incrementar tus ingresos y a ahorrar. Pero, es malo cuando afecta tu calidad de vida, a tu familia o tu desempeño profesional.

Entonces, ¿cómo hacer para encontrar el nivel justo de estrés que te permita vivir tranquilamente? Te damos algunos consejos:

  • Da seguimiento a tus gastos

Si sientes que tus finanzas están fuera de control, simplemente con conocer tus patrones de gasto de una manera regular, es decir, cada semana o cada dos semanas, es una forma potente de tener orden y estar más enfocado en el manejo de las finanzas.

Solo al conocer bien sobre tus gastos, podrás encontrar un plan de acción para gastar menos o generar más ingresos. Además, cuando conoces más sobre tus gastos y cómo estás manejando tu dinero, podrás tomar mejores decisiones financieras.  Es importante internalizar que tienes el control de tu situación financiera, el saber que tú puedes manejarlo te motivará.

  • Haz que crezca tu fondo para emergencias

Tener un fondo para emergencias (un ahorro de por lo menos tres meses de tus ingresos para imprevistos), será un aliciente para aquellas épocas de vacas flacas o cuando ocurra un evento inesperado. Contar con este fondo te dará confianza y tranquilidad, disminuyendo la ansiedad financiera.

Si no tienes un fondo para emergencias, comienza separando lo que puedas mensualmente para este fondo, hasta que al menos tengas un mes de ingresos ahorrado.

  • Comunica sobre tu estrés

Hablar sobre tus problemas financieros con tu familia o amigos no suele ser un tema de conversación, muchas veces tienes miedo que te juzguen por irresponsable o derrochador.  Sin embargo, algunos expertos recomiendan que puede ser mejor comunicar sobre tu situación, en el momento y lugar apropiados.

El apoyo social suele ser una de las mejores herramientas para el manejo del estrés. Compartir tus problemas con personas cercanas puede ser reconfortante, y muy posiblemente te encuentres con que no estás solo y hay otros con problemas similares.

  • Deja de compararte

Las redes sociales hoy en día son un medio que permite a las personas compartir lo que hacen, pero también tienen el poder de convencer que todos tus contactos está felices, viviendo la buena vida: fotos de tus amigos en sus vacaciones fuera del país, fotos en restaurantes caros o fotos de su casa nueva.

Es casi imposible no comparar la vida de otros con tu realidad financiera. Sin embargo,  uno de las verdades de las redes sociales es que la gente comparte sus mejores momentos y no la parte de su vida con problemas o malos momentos.  Estas comparaciones pueden generarte depresión y ansiedad. No te queremos decir que desactives tus redes sociales, sino que cuando las revises sea de una forma más objetiva. Tal vez tu amigo/a que está publicando constantemente sobre sus viajes, cenas en lugares caros, compra de ropa de marca, puede estar sumergida en una deuda inmensa que nadie conoce.

  • Recuérdate lo que significa para ti el dinero

Una gran parte del manejo del estrés financiero está en tomar control de tus finanzas. Sin embargo, esto no significa que tienes que privarte de todos los placeres de la vida para hacerlo. Darte ciertos gustos de vez en cuando te puede ayudar a recordar que el dinero no debe ser una fuente de ansiedad sino de oportunidad y buenos momentos.

Al tomar control de tus finanzas, el dinero se asociará menos con el estrés, y se vuelve algo neutral.  Tener esto en mente será crucial para tu bienestar y sentirás que no estás sacrificando demasiado. Trátate bien y date gustos de vez en cuando, eso sí, asegúrate que no te estás comportando de manera que te contradigas con tus metas a largo plazo.

www.tusfinanzas.ec