Cómo crear un presupuesto mensual en 6 pasos

Secciones
Revista Gestion

Cómo crear un presupuesto mensual en 6 pasos

www.tusfinanzas.ec
Agosto 8, 2020 - 05:00

Cuando tu cheque de pago llega, hay ese pequeño estallido de felicidad, ¡tu cuenta bancaria al fin está con dinero de nuevo! Pero luego llega el fin de mes y la situación es completamente opuesta. Ahí es donde entra en juego la creación de un presupuesto mensual. Te permite hacer un seguimiento del dinero que entra y sale de tu cuenta bancaria. Además, un presupuesto te ayudará a asegurarte de que puedes cubrir tus gastos diarios mientras sigues ahorrando para metas futuras como la jubilación o la universidad de tus hijos.

Si nunca has creado un presupuesto, o simplemente necesitas empezar de nuevo con uno que ya tienes, te damos los siguientes consejos.

  1. IDENTIFICA TU SALARIO MENSUAL NETO

Lo primero es lo primero: ¿cuánto dinero tienes disponible? Suma lo que ganas cada mes después de los impuestos y las deducciones de la nómina, porque quieres trabajar con el dinero que se deposita en tu cuenta bancaria. Incluye no solo los ingresos de un cheque de pago regular, sino también el sueldo que ganas en un trabajo a tiempo parcial, u otros ingresos como por el arriendo de un bien.

  1. SUMA LO QUE GASTAS EN GASTOS FIJOS

Estas son las cuentas y gastos que planeas, las cosas que necesitas regularmente. Incluyen los gastos esenciales que no están ya en tu sueldo, como la hipoteca o el alquiler, el pago del auto, servicios públicos, la factura del teléfono móvil o la guardería. También puedes incluir cosas como lo que gastas para alimentar a tu familia cada mes. Estos son básicamente los gastos no negociables que mantienen tu vida en marcha.

  1. SUMA LO QUE GASTAS EN GASTOS NO MENSUALES

Una parte del presupuesto que los individuos no suelen contabilizar son los pagos irregulares y no mensuales. Debido a que este tipo de gastos pueden desaparecer de tu radar, es importante tenerlos en cuenta en tu presupuesto.

Entonces, ¿cómo se hace eso? Suma lo que gastas cada año en cosas como impuestos, matrículas de automóviles, primas de seguros anuales, matrículas escolares y viajes. Lo que gastas en regalos para las vacaciones, bodas, cumpleaños, etc., también puede entrar en esta categoría.

Entonces toma ese total y divídelo entre 12: Esto es lo que debes guardar cada mes en una cuenta de ahorros separada para que cuando esas cuentas se acumulen, sepas que tienes el efectivo para pagarlas.

  1. SUMA LAS CONTRIBUCIONES A LAS METAS FINANCIERAS

Esta categoría incluye lo que estás poniendo actualmente para tus metas de ahorro, pago de deudas o cualquier otra meta financiera a largo plazo. Cada mes, los pagos que hagas para alcanzar estas metas te acercarán a la seguridad financiera al ayudarte a pagar cualquier deuda que debas y ahorrar para que puedas hacer las cosas que son importantes para ti, como ayudar a financiar la educación de tu hijo, tomar las vacaciones soñadas y jubilarte cómodamente algún día.

  1. SUMA TUS GASTOS DISCRECIONALES

El gasto discrecional es el dinero que puedes gastar en lo que quieras que no sea ya un gasto fijo o necesario. Es básicamente dinero extra que puedes usar para cosas como salir a cenar con amigos o tomar unas vacaciones de última hora durante un fin de semana largo.

Si no estás seguro de cuál debería ser esta cifra, mira cuánto has gastado en los últimos tres meses y úsalo para tener una idea más clara. O elija un mes que consideres un mes típico en cuanto a tus gastos discrecionales, y usa esa cifra.

  1. HAZ UN POCO DE MATEMÁTICAS SIMPLES

Toma el total de tu sueldo mensual que te llevas a casa y resta tus gastos fijos (incluyendo los gastos no mensuales) y la financiación de tu objetivo.

Lo que queda es cuánto tienes disponible para gastos discrecionales. ¿Es esta cifra más alta que lo que sumaste como tu gasto discrecional real? Entonces, felicidades, ¡estás viviendo dentro de tus posibilidades!

Pero si tu gasto discrecional real es mayor de lo que las matemáticas dicen que debería ser, significa que tienes trabajo que hacer. Tendrás que averiguar cuáles de tus gastos están consumiendo demasiado de tu presupuesto y dónde querrás recortar para asegurarte de que no se estás endeudando para poder pagar tu estilo de vida.

Sin embargo, incluso si no gastas demasiado, vale la pena echar un vistazo a las categorías de gastos para saber si estás contento con el destino de tu dinero en comparación con las metas que tienes para ti o tu familia.

Elaborar el presupuesto adecuado para ti significa encontrar un equilibrio entre poder permitirte tu estilo de vida ahora y ahorrar para tu futuro más adelante, sin sentir que te estás privando. Así que no tengas miedo de ajustar tus cifras a medida que tus objetivos cambien. Después de todo, tu vida cambiará con el tiempo, y también tu presupuesto.

 

 

 

Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Tres recomendaciones para cuidar las finanzas personales durante la pandemia

Gastos fijos que puedes cambiar o ajustar

Deja de hacer estas cosas si estás intentando pagar la deuda de tu tarjeta de crédito

Consejos para mejorar la administración de tu presupuesto en alimentación

COVID-19: las lecciones que nos deja en las finanzas personales