Educación financiera para el bienestar familiar (OPINIÓN)

Secciones
revistagestion.ec

Educación financiera para el bienestar familiar (OPINIÓN)

Karina Díaz Coba *
Septiembre 29, 2018 - 06:00

La educación financiera ha ganado considerable interés en el campo de las políticas públicas del Ecuador. La Superintendencia de Bancos, en enero de 2013, dispuso la implementación de programas de educación financiera por parte de las entidades bajo su control. En el presente año, la Red de Instituciones Financieras de Desarrollo se encuentra liderando la primera mesa de educación social y financiera, la cual aglutina a varias organizaciones públicas y privadas, entre las cuales participa de forma activa Fundación Crisfe

Resultados de estudios como Findex 2017 demuestran que la población del Ecuador tiene escasos conocimientos sobre este tema, ante esta realidad es importante hacerse la pregunta: ¿es prioritario educar financieramente a los clientes, no clientes, usuarios de instituciones financieras y población en general?

En la actualidad, las iniciativas de educación financiera buscan beneficiar al conjunto de la sociedad, esperando como resultado que las personas seamos capaces de tomar decisiones más acertadas en la gestión de nuestras finanzas personales y familiares durante todo el ciclo de vida. De esta manera se espera, no solo reducir la exclusión financiera y el endeudamiento excesivo, sino mejorar el bienestar  financiero y social en general.

En el contexto internacional, el G-20[1] incluyó la educación financiera en su agenda de trabajo después de la crisis financiera global de 2009. En esa misma línea, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que agrupa a los países con los más altos estándares en políticas públicas, dispuso un programa especial sobre esta materia.

Existen buenas razones para que la educación financiera haya saltado a un primer plano. La crisis financiera de los años 2008 y 2009 dejó al descubierto una realidad que se venía gestando desde hace varios años atrás: la masificación de productos y servicios financieros complejos en ausencia de resguardos, generando condiciones desfavorables para los usuarios.

El comportamiento socialmente irresponsable de algunas entidades financieras y la falta de conocimiento de los usuarios generaron un ambiente propenso para el desarrollo de la crisis financiera, la que se ha transformado en una grave crisis económica, social y política.

En América Latina y el Caribe, los niveles de pobreza y desigualdad siguen siendo altos y la exclusión financiera continúa afectando a sectores, tanto de la población urbana como de la rural y urbano-marginal, lo que puede dificultar el futuro desarrollo económico y social. Existe la necesidad entonces de que las personas sepan cómo manejar sus finanzas personales  y beneficiarse de los mercados financieros más desarrollados. En este sentido, las iniciativas de educación financiera son un complemento importante de los procesos de inclusión financiera y las medidas de reducción de la pobreza.

Conocer la definición de educación financiera contribuye a contextualizar su importancia.

Veamos algunas definiciones

 

Para la Superintendencia de Bancos del Ecuador:

“Es un proceso mediante el cual la población aprende o mejora la comprensión de los conceptos, características, costos y riesgos de los productos y servicios financieros, adquiere habilidades para conocer sus derechos y obligaciones y tomar decisiones a través de la información y asesoría objetiva recibida a fin de actuar con certeza y de esta manera mejorar sus condiciones y calidad de vida”[2].

 

Para la OCDE:

  “Es el proceso mediante el cual, tanto los consumidores como los inversionistas financieros logran un mejor conocimiento de los diferentes productos financieros, sus riesgos y beneficios, y mediante la información o instrucción desarrollan habilidades que les permiten una mejor toma de decisiones, lo que deriva en un mayor bienestar económico.”[3]

 

Para Microfinances Opportunities es:

“Conocimiento de las personas de los conceptos financieros, así como de las habilidades y actitudes necesarias para traducir este conocimiento en comportamientos que resultan en buenos resultados financieros”.[4]

La importancia del tema radica en apoyar a la población en la formación de conocimientos en el campo financiero, de seguros y seguridad social y a la toma de mejores decisiones personales y sociales de carácter económico en su vida cotidiana.

En Ecuador, los programas de capacitación en educación financiera para la población son relativamente nuevos y escasos. Fundación Crisfe ha hecho esfuerzos innovadores que están surgiendo con metodologías lúdicas que se implementan en su mayoría en poblaciones vulnerables a fin de educar a los ciudadanos ecuatorianos y población en condición de movilidad, con el propósito de generar condiciones para una inclusión financiera con mayor profundidad y alcance.

La educación financiera es un aspecto estratégico que debe acompañar a un nuevo proceso encaminado a regular mejor el sistema financiero ecuatoriano, contribuyendo a tenerlo más sólido, seguro y transparente, con consumidores responsables y comprometidos en el desarrollo de sus capacidades financieras.

Para Fundación Crisfe, implementar un programa de educación financiera plantea un enorme desafío, pues busca incidir en transformar vidas a través de una gestión adecuada del dinero que se refleja en bienestar económico y social.

 

[1] El G20 es un foro informal que, originalmente, se creó en respuesta a las crisis financieras de las economías emergentes que tuvieron lugar a finales de la década de 1990.
[2] Resolución No. JB-2013-2393 de 22 de enero del 2013
[3] OCDE 2005, Observatorio de la Economía Latinoamérica
[4] Microfinance Opportunities 2006, Evaluación de los resultados de la Educación Financiera

 

 
* karina.diaz@crisfe.org
Revista Gestión no se responsabiliza por las opiniones ni comentarios publicados por sus colaboradores en este espacio, quienes son los responsables del contenido difundido. Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

Retos en el aula para enseñar emprendimiento

Cinco mitos sobre la jubilación

Lecciones que aprenderás si dejas de salir de compras por un mes

¿Cómo funciona el seguro de depósitos y en qué me beneficia?