Oleoducto Transecuatoriano para sus operaciones como consecuencia del paro

Secciones
Petróleo

Oleoducto Transecuatoriano para sus operaciones como consecuencia del paro

Junio 23, 2022 - 16:27

El Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) es una de las principales arterias petroleras, con una capacidad de bombeo de 360.000 barriles diarios.

Al no contar con petróleo para transportar, el SOTE tuvo que salir de operaciones, informó el 23 de junio de 2022 Ítalo Cedeño, gerente de la petrolera estatal Petroecuador.

La decisión se tomó porque Petroecuador ha tenido que apagar 781 pozos petroleros, en medio del paro nacional, lo que ha mermado la producción petrolera estatal.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) convocó a las protestas el 13 de junio de 2022.

El SOTE es uno de los principales oleoductos del país, con una capacidad de bombeo de 360.000 barriles diarios.

El ducto recorre 497 kilómetros, desde su estación de bombeo en Lago Agrio en la provincia amazónica de Sucumbíos hasta el terminal marítimo de Balao, en la provincia de Esmeraldas, desde donde se exporta el petróleo.

Fuerza mayor

Una suspensión de operaciones de SOTE supone una situación crítica para Ecuador, que debe cumplir con contratos de exportación de petróleo con empresas extranjeras.

Petroecuador se anticipó a ese escenario y declaró la fuerza mayor en todas sus operaciones el 18 de junio de 2022.

Una declaratoria de fuerza mayor evita que el país enfrente multas por un eventual incumplimiento en los contratos de venta de petróleo.

Millonarias pérdidas

Las movilizaciones de comunidades amazónicas están dejando las mayores pérdidas en el sector petrolero estatal.

La crisis se ha ido agudizando para Petroecuador a medida que avanza el paro.

El 22 de junio de 2022, la producción de la petrolera estatal se ubicó en 222.683 barriles; es 154.950 barriles diarios menos que el volumen extraído el 13 de junio.

Entre el 13 y el 22 de junio de 2022, Petroecuador no ha podido extraer un acumulado de 468.133 barriles, lo que se traduce en una pérdida de USD 45 millones.

Sin energía eléctrica

Otros problemas que enfrenta Petroecuador son:

  • Paralización de 31 torres de perforación.
  • Apagado de varias centrales de generación que proveen de electricidad a los bloques petroleros y oleoductos pequeños.
  • Ataques continuos a campos petroleros.
  • Los trabajadores laboran con jornadas extendidas para no parar las operaciones.
  • Los bloqueos en las vías impiden el traslado de operarios y de insumos para su alimentación.

Bajo esas condiciones, Cedeño calcula que Petroecuador podría tener que paralizar todas sus operaciones de extracción de petróleo en tres o cuatro días.  

Fuente: Primicias