“La gente debe tomar conciencia de que un crédito se asume desde el momento de la compra”

Secciones
revistagestion

“La gente debe tomar conciencia de que un crédito se asume desde el momento de la compra”

Febrero 17, 2019 - 20:02

Según las estadísticas oficiales, la banca entrega gran parte de sus créditos al sector de consumo con tarjeta de crédito, 22,80% del total. Si bien este producto financiero brinda una modalidad de pago más flexible sin la necesidad de dinero en efectivo, su mal uso puede generar una deuda mucho más alta que la inicial. En el marco de la resolución que pretendía cobrar los intereses de los consumos desde el día de la compra, y que fue derogada días después por la Junta Monetaria, GESTIÓN conversó con Bertha Romero, experta en finanzas personales del programa de educación financiera Tus Finanzas, quien explicó los beneficios de una tarjeta de crédito bien utilizada, así como las cautelas que se deben tener con ella.

 

¿Qué debemos conocer de una tarjeta de crédito?

La tarjeta de crédito es un producto financiero que te permite hacer compras que puedes pagar posteriormente, es decir, cuando compras algo estás tomando dinero prestado de la compañía que emitió tu tarjeta. Es un producto bastante ofertado en el sistema financiero y cada vez más gente tiene acceso, pues resulta bastante útil siempre y cuando sea bien usada. Si bien te ofrece flexibilidad y seguridad, al sustituir grandes cantidades de efectivo, la gente debe educarse sobre su uso, porque la flexibilidad puede también ser un arma de doble filo. Si una persona tiene unas finanzas sanas y bien planificadas y hace uso de la tarjeta, está bien; pero si sus finanzas son desorganizadas, obviamente se empieza a hacer un mal uso de la misma.

 

¿Qué beneficios ofrecen las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito tienen dos tipos de uso. Una persona puede usar su tarjeta de crédito como un medio de pago, significa que al hacer nuestra planificación mensual (gastos en alimentación, educación, diversión, etc.) vamos a realizar nuestros consumos y a fin de mes recibiremos nuestro estado de cuenta en detalle y procedemos a pagar esas compras. Otra forma de usar la tarjeta es como una línea de crédito, es decir, la tarjeta es un crédito que te da una institución financiera o entidad que emite la misma. Así, uno como consumidor tiene que ser consciente de que se está endeudando. Además, cuando adquieres una tarjeta se te asigna un cupo, que nos muestra el tope máximo de deuda, por ejemplo, si ganas $ 1.000 tendrás un cupo de $ 2.000.

 

¿Cuáles son los errores que comete la gente al usar su tarjeta de crédito?

La gente al recibir la tarjeta de crédito asume este escenario: si yo gano $ 1.000 y tengo un cupo de $ 2.000 significa que tengo $3.000 para usar en el mes, y no es así. La gente comete el error de creer que el cupo es un ingreso adicional que tiene, cuando no lo es. Entonces, el uso que se le dé a ese crédito depende de una buena planificación y de darse cuenta de si me encuentro en una buena situación para endeudarme. Tener una tarjeta es una decisión que la gente debe tomar consciente sabiendo si se puede endeudar o no.

Otro error es cuando acumulas tarjetas. La gente asume que si llegas al tope de una y empiezas a usar la otra tendrás más dinero disponible para usar en el mes, cuando no es así. El uso de tus tarjetas tiene que tener concordancia con tus ingresos, no con todas las líneas de crédito que tengas. Lo que se recomienda es tenar máximo dos tarjetas, una puede ser para consumos locales y otra para internacionales, en caso de que viajes, pero no más de eso porque al final la idea es tener bajo control tus finanzas y tus deudas.

 

¿Qué modalidades de pago puede ofrecer una tarjeta?

Las modalidades de pago son en base a las dos funciones que tiene la tarjeta. Tienes la modalidad corriente, que quiere decir que tienes el dinero para pagar tu tarjeta a fin de mes, la otra modalidad es un pago diferido, que significa que vas a endeudarte con tu tarjeta. Aquí hay que enfocarse en un punto importante porque uno tiene de decidir cuándo diferir y cuando no. La lógica es diferir de acuerdo a la vida útil o a la duración del bien que estoy comprando, por ejemplo, compro una refrigeradora que me va a durar muchos años, entonces está bien si la difiero a 12 meses y pagas en cuotas. Aquí entra el error de mucha gente, porque se endeuda en cosas que consume inmediatamente y difiere a tres o seis meses, un claro ejemplo son las compras del hogar. Tú vas al supermercado y el cajero te pregunta ¿corriente o diferido? Y la gente difiere algo que se va a consumir casi de inmediato, esa deuda continuará cada 15 días que realice las compras. La idea no es recargarnos de una deuda innecesaria porque luego puede salirse de control.

 

¿Qué tiene que fijarse la gente al leer su estado de cuenta?

Estos son algunos puntos que necesitas revisar:

  1. Fecha de corte: lo recomendable cuando usas tarjeta de crédito es  llevar un buen registro de los gastos que haces con la tarjeta. Si sabes que tu fecha de corte es el 30 de cada mes, debes guardar los voucher entre en el 1 y el 30 para que sepas si todo lo que te va a aparecer en el detalle va de acuerdo a los consumos que hiciste, es tu respaldo.
  2. Cupo: te muestra cuánto puedes consumir con tu tarjeta. Te suelen poner el cupo autorizado, el máximo, cuánto has consumido del mismo y cuánto todavía tienes disponible.
  3. Total a pagar, saldo total: muestra cuánto es lo que tienes que pagar en ese mes por todos tus consumos. Y eso la gente no logra comprender, lo recomendable es pagar el total de sus consumos del mes, porque si no lo hace van a ver recargos por mora, por intereses y peor aún, si se acostumbran a hacer un pago mínimo, va a haber recargo por gestión de cobranza.
  4. Mínimo a pagar: es lo mínimo que te recomiendan pagar. Esto es un cálculo que hace cada institución financiera. No es recomendable pagar esta cifra, excepto en ocasiones que en realidad no se tenga el dinero a disposición.
  5. Cuota rotativa: es un saldo del mes anterior, es decir, si no pagaste el mes anterior todo el crédito. Es un cálculo de tu deuda actual con ese pendiente.
  6. Diferido: presenta el monto de diferidos que se ha hecho con la tarjeta, o cuánto de mi consumo es diferido.

Por otro lado, la resolución que modificaba cobro de intereses en tarjetas de crédito quedó sin efecto días atrás ¿Qué hubiera ocurrido si se mantenía?

Antes de la resolución y para explicarlo de mejor manera, por ejemplo, tú quieres comprar un auto y solicitas un crédito, no una tarjeta, solo un crédito ¿desde cuándo corren los intereses? Desde el momento que se hace la compra. El crédito y la compra están más o menos alineados. Lo que ocurría con las tarjetas de crédito es que el cobro de intereses partía desde tu fecha de corte, no desde que realizaste tu compra como funciona un crédito. De cierta forma tú tenías un período de gracia por default, porque tienes algunos días en los que no se te cobra intereses. El interés de consumo en Ecuador es 17,3%, porque aquí tenemos techos en las tasas de interés, el Banco Central identificó ciertos techos para todo tipo de segmento de crédito. Este de consumo es al año. Entonces, desde el consumo hasta tu fecha de corte no se te iba a cobrar nada, los intereses en ese tiempo son mínimos si haces el cálculo, pero como es período de gracia no pagas nada.

Cuando hubo el cambio en la normativa, la idea era que si la persona está adquiriendo un crédito debe pagar por los intereses desde la compra, no desde la fecha de corte. Esto iba a generar ingresos a la banca, es cierto, pero no era una idea tan descabellada porque a la final un banco es una institución que nos ofrece ese servicio: un crédito. La gente no hizo este análisis financiero y al acostumbrarse a tener este período de gracia, obviamente iba a existir preocupación. La gente debe tomar consciencia de que si se adquiere un crédito este debe ser asumido desde el momento de una compra. A la gente no le agradó nada de esto, pero si nos damos cuenta esto puede funcionar para motivar a la gente a tener cuidado con las deudas.

Si la norma se aplicaba, la gente podía entender que la tarjeta es un crédito, que si yo asumía mi deuda los intereses los pagaba desde el inicio y eso sucede en otros países, allá no existe un periodo de gracia. Hay que tener cuidado porque a la banca y a las instituciones financieras les satanizan, no es un sector muy querido en el país, entonces cualquier cosa puede molestar a la gente. Si esto hubiera sido mejor transmitido, si la gente tuviera un conocimiento más profundo en temas financieros, no me refiero a algo súper técnico, pero algo básico de entender cómo que los intereses diarios son mínimos, otra hubiera sido la reacción. Lamentablemente se volvió un tema politizado y tuvieron que revertir todo, no sé si fue la mejor decisión, pero sucedió así. Es necesario que el ecuatoriano se eduque en el manejo de la tarjeta de crédito para poder hacer un correcto uso de la misma, lo importante es darse cuenta de la falta de educación que tiene el ecuatoriano en el uso de estos productos.

 

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

Administra eficientemente tu sueldo

Organiza tus finanzas con una aplicación móvil

Consejos para manejar las deudas de las fiestas

Cómo aplicar nuestras múltiples inteligencias a las finanzas

Lo que puedes aprender si rastreas tus gastos por un mes

Cumple con tus metas financieras este 2019