Interpol no da curso a pedido de difusión roja para capturar a Rafael Correa

Secciones
revistagestion.ec

Interpol no da curso a pedido de difusión roja para capturar a Rafael Correa

Diciembre 5, 2018 - 13:09

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) rechazó el pedido de Ecuador de difusión roja contra el expresidente Rafael Correa.

"Tras haber examinado detenidamente todos los elementos concernientes a la situación jurídica del Solicitante, la información disponible a la Comisión reveló que la retención de los datos en el Sistema de Información de Interpol no era compatible con la obligación de Interpol de Asegurar la efectiva cooperación entre autoridades policiales", dijo la Interpol, según un comunicado enviado por la Corte Nacional de Justicia.

La Corte dijo que la decisión de la Interpol se recibió este miércoles a las 10:35 en un oficio remitido a la jueza nacional Daniella Camacho, en el que "la institución internacional explica que suprime los datos del ciudadano ecuatoriano Rafael Correa Delgado, tras examinar los elementos concernientes a su situación jurídica".

Añadió que "la decisión de Interpol no cumple con los requisitos establecidos en el (…) estatuto y que está sujeta a revisión" y aclaró que la notificación roja y la extradición son trámites independientes.

Las notificaciones rojas son los documentos internacionales habilitantes que se utilizan para solicitar la localización y detención de una persona buscada por las autoridades judiciales de un país determinado o por un tribunal internacional con miras a su extradición.

El fundamento jurídico de las notificaciones rojas es la orden de detención o la sentencia judicial expedida por las autoridades judiciales del país interesado.

En julio pasado la jueza nacional Daniella Camacho acogió el pedido de la Fiscalía de la Nación de solicitar alerta roja contra el exmandatario una vez que se ordenó su prisión preventiva dentro de las investigaciones del secuestro del político opositor Fernando Balda, ocurrido en 2012, en Bogotá.

En noviembre la jueza negó un recurso de apelación presentado por los abogados de Correa, ratificó el llamado a juicio y lo declaró prófugo de la justicia.

La justicia ecuatoriana vinculó a Correa en la investigación luego de que los exagentes de Inteligencia y testigos protegidos de la Fiscalía Diana Falcón y Raúl Chicaiza señalaran en sus versiones que la orden de ejecutar el secuestro vino del propio Correa y de su director de Inteligencia, Pablo Romero.

El juicio contra Correa está suspendido hasta que sea detenido o se entregue voluntaria a la justicia pues no puede ser juzgado en ausencia.

Al momento, Correa -quien ha dicho que el juicio es una persecución política en su contra- reside en Bélgica, país de origen de su esposa. (Sputnik)