“En Ecuador tenemos 8% de nuestra cartera de clientes”

Secciones
revista gestión

“En Ecuador tenemos 8% de nuestra cartera de clientes”

Octubre 6, 2019 - 19:00

El derecho al olvido es un tema que ha tomado relevancia en los últimos años, ¿pero qué es? Piense en una foto vergonzante o imagine una noticia falsa sobre usted, ¿no buscaría la forma de eliminar cualquier registro que apareciera en la web? ¿Más aún si es una injuria? A eso se dedica Eliminalia, a borrar –bajo pedido- cualquier rastro digital que le pidan. Pero, por supuesto, hay límites. A este servicio no pueden acceder quienes hayan cometido actos de violencia de género o contra menores. Así lo explica en esta entrevista a GESTIÓN Diego Sánchez, presidente y fundador de la compañía.

¿Cuál es el trabajo que ustedes hacen?

Nosotros somos la primera compañía a nivel mundial que se dedica a la eliminación de contenidos de Internet. Cuando hablamos de contenidos de Internet nos referimos a contenidos de todo tipo de Internet: contenidos injuriosos, contenidos negativos, contenidos inventados, contenidos de calumnias, cualquier tipo de contenido que pueda afectar a una persona o a un usuario, nosotros eliminamos ese contenido.

Es decir, ¿una persona o una empresa les solicita a ustedes que eliminen esa información y ustedes eliminan definitivamente todo el rastro del contenido?

Correcto, hemos tenido la posibilidad de trabajar para algunos gobiernos, también protegiendo lo que es la reputación de personas protegidas dentro de un gobierno, por ejemplo: presidentes, la familia del presidente… porque hay muchos usuarios que tienden a inventarse información  e incluso a amenazar. Entonces, cuando de repente estás amenazando, por ejemplo, a la hija de un presidente o a la hija de un empresario, investigamos quién ha colocado esta información. Procedemos automáticamente a la eliminación de esta información y a partir de ahí el cliente puede iniciar acciones judiciales si lo desea, contra el usuario que ha colocado esta información que está generando un daño en Internet.

¿Cómo hacen ustedes para eliminar la información?

Esa es una pregunta que nos hacen en muchas ocasiones y nosotros siempre respondemos lo mismo, y me da pena decírtelo, pero al final no deja de ser ese nuestro know how y es muy complicado explicar cómo lo hacemos. Lo que te puedo anticipar es lo siguiente: nosotros tenemos una serie de sistemas informáticos desarrollados donde tenemos la facilidad de eliminar la información de Internet, eliminar la información de las redes sociales y, sobre todo, de los buscadores. De tal manera que cuando teclees el nombre de esa persona en Internet, esa información que estaba haciendo daño a este usuario, no aparecerá.

Pero se dice que la información nunca desaparece, ¿entonces no es así?

Estamos muy acostumbrados a escuchar que se trafica con los datos de los usuarios y eso es verdad. Conocemos en muchísimas compañías que han salido a la luz o los escándalos de Facebook con el tema de la información. Es como cuando tienes una cuenta bancaria en un banco. Cancelas la cuenta bancaria y evidentemente intentas ir a la sucursal o la oficina, y al preguntar por tu cuenta bancaria te dirán que no tienes cuenta bancaria. Ahora, eso no significa que en la central del banco no guarden tus datos durante cinco años porque la ley les obliga.

¿En qué casos ustedes tienen más clientes?

Uno de los temas por los que nos han contratado mucho, sobre todo en Latinoamérica, es la destrucción de troll centers  que hay para temas políticos de retuitear. Este es un tema de auge en Latinoamérica. Va creciendo a una velocidad súper rápida. También es cierto que hemos tenido clientes de todo tipo, desde empresarios hasta entidades de Gobierno, centros de inteligencia. Cada vez son más clientes de grandes cuentas que clientes particulares. Al principio sí había muchos clientes pequeños. El particular quería eliminar una fotografía, para que esa fotografía que había subido cuando era pequeño, no le afecte en la obtención de un empleo. Porque esto se hace mucho ahora. ¿El director de recursos humanos qué hace? Busca información de esa persona que se presenta a un puesto de trabajo para ver si persona realmente cumple unas características.

¿Pero hay algún límite para aceptar a algún cliente, como algún tema criminal?

Nosotros tenemos un código de ética súper duro con dos temas, uno de ellos la violación de los derechos contra las mujeres. Por ejemplo, en Ecuador un hombre mató a su mujer y estuvo rodeado de un montón de policías y no se le paralizó en su momento y terminó con la vida de una pobre mujer. Si este señor mañana quisiera limpiar su reputación, nosotros no lo aceptaríamos como cliente porque creemos que limpiar la reputación de Internet también tiene sus peligros. ¿Cuáles son estos peligros? Igual que te he puesto este ejemplo, te pongo el ejemplo de violadores, de abusos sexuales a menores o no menores. En cualquier tipo de violación hacia la mujer o cualquier tema relacionado con abusos sexuales entendemos que la ciudadanía tiene todo el derecho del mundo a saber quién está a su lado.

¿Y les ha pasado que gente con estos antecedentes les ha pedido y ustedes los han rechazado?

Sí, hemos tenido clientes que de repente se ha hecho viral un vídeo donde un señor lanzaba un gato desde un ático a la calle. A nosotros, cuando nos entra ese tipo de llamada, a mí personalmente me dan ganas de darles la orden a todos los comerciales de, por favor, cuando les diga esto ustedes grítenle, insúltenle, cuélguenle el teléfono. Pero es evidente que un señor que ha cometido este tipo de delitos, ya sea de violencia contra la mujer, contra niños o niñas menores de edad o contra animales, es totalmente indefendible.

Esto va muy vinculado al derecho al olvido que últimamente se discute e incluso ha habido casos internacionales…

Es más, el derecho al olvido está aprobado en la Unión Europea y es algo que está regulado en la Unión Europea. Sin embargo, en países de Latinoamérica no hay nada, absolutamente nada regulado. Están las pequeñas agencias de protección de datos, pero realmente son tan lentas y no te garantizan que se pueda eliminar la información, que el cliente tiene que recurrir a compañías como la nuestra.

¿Cómo ven el tema de la protección de datos y del derecho al olvido en Ecuador?

Creemos que Ecuador es un país en el que por desgracia no hay unas leyes duras contra la protección de datos. No hay sanciones duras contra la protección de datos y cualquiera puede publicar cualquier tipo de información. Ese tipo de acción requiere realmente de una reacción por parte de una administración, pero esa administración hasta la fecha no existe en Ecuador.

¿Hay algún país de Latinoamérica que esté llevando la delantera?

México para nosotros es de los más avanzados, pero tampoco. Sí es cierto que México ha puesto mucha fuerza en este tema. Argentina también en alguna ocasión, pero siguen siendo países demasiado pobres en la parte legislativa. Nosotros incluso hemos hecho algún decreto de ley en algún momento para algún país. Un decreto de ley es un borrador de ley que se debería aprobar en el Parlamento de los diputados, para regular todo el contenido de Internet. Para nosotros sería un placer crear un decreto de ley sin compromiso alguno, de manera totalmente gratuita para la República de Ecuador, para que las personas, los usuarios e incluso los periodistas puedan tener mayor protección con toda la información que se genera a nivel digital.

¿Cuáles son los derechos que se vulneran cuando existe este tipo de filtraciones de datos?

Las cosas que se vulneran mayoritariamente son los derechos personales de nombre y apellido. Cuando uno está diciendo, por ejemplo, que Diego Sánchez mató a tal persona. Es evidente que me estás imputando un delito que no he cometido. Entonces, las injurias y las calumnias, en este caso en Ecuador, es lo que más se lleva porque los usuarios saben que no va a haber ningún tipo de sanción por parte del Gobierno ni de ninguna administración.

¿Hasta qué tipo de archivos se pueden llegar a eliminar?

Nosotros hemos regulado contenido periodístico en medios de comunicación, hemos regulado en todo tipo de redes sociales y hemos regulado contenido en lo que es la dark y deep web, es decir, es esa parte de Internet que nadie ve a simple vista porque es la parte oscura. ¿Qué es el Internet oscuro? Es donde se venden armas, donde se venden drogas, donde se preparan o se habla de posibles atentados terroristas, etc. Nosotros estamos muy especializados en esa parte porque hemos tenido que dar apoyo a centros de inteligencia en la regulación y control de contenidos dentro de Internet.

¿Este servicio cuánto puede costar?

Por ejemplo, si hablamos de un usuario normal que quiere eliminar una fotografía, eliminar una fotografía de una red social le estaría costando unos $ 1.000. Si hablamos de grandes compañías, centros de inteligencia, gobiernos, estamos hablando de costos superiores a los $ 100.000.

¿Y hay gente que lo paga?

Sí. Nosotros hemos formado parte de algún Gobierno, que no puedo comentarte el nombre, protegiendo la reputación de la presidencia, de los familiares de la presidencia. Esto no significa que el Gobierno o la presidencia estén cometiendo algún tipo de delito. Significa que por desgracia, simplemente por ser un personaje público, ya eres víctima de un montón de atentados digitales. Usted es presidente y automáticamente hay personas que están subiendo fotos en Internet, donde a su hija se le ve desnuda o donde a su hija se le ha puesto una horca en el cuello y se le amenaza con que se le va a atropellar. Si estas imágenes llegan incluso a estos familiares, a las hijas del propio presidente por WhatsApp, imagínate el shock psicológico que puede ocasionar.

¿Cómo están con referencia a sus competidores?

Somos la única compañía a nivel mundial con un capital social de 5 millones de euros. No te vas a encontrar ninguna empresa más en el mundo que el capital social de la empresa sea 5 millones de euros. ¿Qué significa el capital social? Significa que la empresa tiene una solvencia, una garantía que muchas empresas no han podido conseguir. Y para empezar uno tiene que saber cuándo aceptar un cliente y cuando no aceptarlo. Y segundo, tener suficiente conocimiento y preparación a nivel tecnológico para poder regular contenidos.

¿Y esto cómo se logra? ¿Se puede volver un mercado extorsivo? ¿Cómo se regulan estas empresas para asegurar que es un servicio ético?

Es evidente que en empresas como las nuestras, gracias a Dios, no hay una competencia, no hay un competidor con las garantías que te he indicado. Estas garantías se logran después de diez años de trabajo, se logran con la confianza de más de un Gobierno trabajando con nosotros, se logra retener más de 5.000 clientes. Nuestra empresa tiene más de 5.000 clientes a fecha de hoy, a nivel mundial. Todo este tipo de experiencia hace que una empresa no se corrompa en temas oscuros o temas grises. Igual que no aceptamos clientes de las categorías que te he indicado, no aceptaríamos clientes que pudieran ser un problema para nosotros porque tenemos la solvencia económica suficiente y porque no necesitamos entrar en una rueda de clientes negativos.

Para las empresas, ¿hay límites también?

En empresas es muchísimo más complicado, por la competencia desleal. Nosotros tenemos incluso cadenas de hoteles súper importantes a las que cuidamos su reputación porque de repente otros hoteles que están en la misma cuadra escriben comentarios negativos. Entonces cuándo decides coger una empresa o no cogerla, coger una cadena de hoteles o no cogerla. Evidentemente cuando estás en comunicación con el cliente, por la experiencia que tenemos, se sabe si el cliente te está engañando o no. Todos los clientes que nos escriben son inocentes, siempre te dirán: “no, a mí me condenaron, el Gobierno me tenía manía, claro como fui político pues ahora me quieren fastidiar”. Entonces, si tú le preguntas a un cliente ¿es verdad o no es verdad que robó?, nadie te va a decir que ha robado, todo el mundo te dirá que no robó. Ahí entras en una disputa en la que tienes que saber cuándo sí y cuándo no. Nosotros vamos con muchísimo, muchísimo cuidado.

¿Y cómo es el proceso? Por ejemplo, yo quiero borrar, acudo a ustedes y ¿ustedes evalúan a la persona que lo solicita? ¿Primero hacen una investigación antes de aceptar?

El cliente nos contacta a través de teléfono o formulario web. Una vez recibimos la petición, según del país que sea la petición, se deriva a la oficina comercial de ese país. Una vez se ha derivado la petición, automáticamente al país o comercial de ese país mete el nombre en un sistema que tenemos. El sistema nos dice cuál es la reputación del cliente. Cuando nos da 80% negativo hacemos clic y nos dice toda la información negativa que hay en Internet y a partir de aquí es cuando se contacta con el cliente y se escucha al cliente, se le pide información. Incluso en algunos casos hemos llegado a pedir documentación que demuestre que el delito que se le está imputando no es tal. Entonces, después de darle presupuesto y verificar que todo lo que hay en Internet en gran parte puede estar siendo una injuria, una calumnia y le puede estar afectando, se le da el presupuesto. El cliente firma un contrato y a partir de ahí, desde su móvil o desde su ordenador puede ir controlando la información que se está eliminando.

Ustedes también tienen una reputación que cuidar. ¿Han tenido alguna consecuencia legal o se han asegurado tan bien de sus clientes, que no han llegado a tener este problema?

Por ser la compañía en Internet número uno y por ser la compañía que más clientes ha tenido, nosotros hemos tenido que aguantar, a veces, comentarios de que si somos hackers, que si somos troll. Esto es normal en cualquier compañía. Si mañana preguntas sobre la Coca-Cola habrá personas que te dirán que la Coca-Cola es buenísima y otras personas que te dirán que la Coca-Cola es malísima para la salud, que no se puede tomar todos los días, pero seguramente si le preguntas en casa al abuelo o la abuela, el abuelo te dirá que en sus momentos la Coca-Cola era un medicamento. Entonces ahí es donde entramos un poquito en un debate. Nosotros nunca hemos tenido ningún tipo de problema legal con ningún cliente y tampoco ningún partner, ningún medio de comunicación, porque como  te he dicho vamos con muchísimo cuidado de qué clientes aceptamos y cómo damos el servicio.

¿Cuál crees que va a ser la evolución del negocio? ¿Se espera que las leyes faciliten el trabajo de ustedes, elaborar marcos legales más fuertes?

A mí, personalmente, me encantaría poder colaborar con los gobiernos en la generación de marcos de leyes que realmente permitan regular de una manera ética y correcta, lo que es la vida en Internet, porque la vida en Internet hoy está más en nuestras vidas que otra cosa. Hoy nos levantamos, encendemos el iPhone. Vamos a comer, estamos con el iPhone. Estamos en casa, estamos con el iPhone. Estamos en el trabajo, seguimos con el iPhone. Entonces hablamos de encontrar ese punto de regulación que sea positivo para todo el mundo.

¿En Ecuador cuál es el número aproximado de clientes?

En Ecuador tendremos aproximadamente 8% de nuestra cartera de clientes. Es decir, hablamos de unos 250 clientes aproximadamente.

Eso es bastante. ¿Y qué tipo de información se pide borrar en Ecuador?

Es que hay de todo tipo. Tenemos políticos que ya no son políticos y pues simplemente quieren pasar al olvido, porque quieres seguir con su vida o con sus familiares o porque simplemente la situación política actual en Ecuador no les da ningún tipo de beneficio, ni les reporta ningún tipo de garantía. Lo mismo pasa con personas que han estado en este Gobierno y ya no están en este Gobierno. Hemos tenido empresas muy importantes de Ecuador, que simplemente nos han contratado para el control de la reputación actual de su marca en Internet. Eliminalia no solo elimina, también asesora y mejora la reputación del cliente.

Y esto a veces es incluso más eficiente que las relaciones públicas, porque como todo es digital, el trabajo que ustedes hacen puede completamente cambiar la perspectiva que se tenga de una marca, ¿verdad?

Totalmente, al 100%. Hemos tenido clientes que tecleabas su nombre en Internet y todo lo que te aparecía era negativo, porque le estaban acusando de una serie de delitos que no había cometido; había sentencia judicial que confirmaba que los delitos no se habían cometido, pero cuando una agencia lanza una nota de prensa, automáticamente otros periódicos copian esa nota de prensa porque el sistema es automático. Es decir, hay periódicos que están conectados con las agencias. Agencia EFE, agencia Reuters, entonces automáticamente cuando se publica en un sitio se publica en 100 sitios más y ese es un problema súper, súper grave, porque si tenemos una noticia de un posible delito no significa que se haya cometido el delito, pero ya se le ha tachado de delito.

Con la vorágine que hay es muy complicado controlar todo, ¿cuánto tiempo puede tardar borrar un historial?

Si hablamos de un empresario, el tiempo aproximado es de unos cuatro meses. Si hablamos de un cliente particular, en los primeros 30 días ya podemos tener toda la información eliminada y si hablamos de gobiernos en 24 horas la información se borra.

¿En las empresas toma más?

Sí, toma más por el tipo de reputación, porque hay que analizar muchísimo más la información. Se trata de una manera totalmente diferente y lo gestiona un departamento interno nuestro. Por ejemplo, para gobiernos trabajamos 24 horas al día, sin embargo, para clientes particulares trabajamos únicamente en horario comercial.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

Por cada 100 ecuatorianos existen 66,36 cuentas de internet

¿Cuántas horas de tecnología digital para la primera infancia?

La educación, única herramienta para sobrevivir al futuro laboral

Divorciarse por mutuo consentimiento gana espacio en el país

Biopolímeros: una alternativa a los plásticos derivados del petróleo