Cubrir las necesidades básicas de los hogares es cada vez más difícil en Ecuador

Secciones
Canasta básica

Cubrir las necesidades básicas de los hogares es cada vez más difícil en Ecuador

Revista Gestión *
Enero 11, 2023 - 06:00

Según los datos del INEC, en diciembre de 2022 la inflación anual alcanzó 3,74% y registró el mayor incremento desde el 2012. Asimismo, se produjo un aumento mensual e interanual en los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, bienes y servicios, educación y salud. A su vez, el costo de la canasta básica alcanzó los $ 763,44 y creció en 0,3%. Con estos datos, el 50% de los hogares ecuatorianos será impactado con el encarecimiento de los productos debido a que no cuentan con los ingresos suficientes. Gran parte de las familias no puede comprar los productos imprescindibles para satisfacer sus necesidades básicas. Incluso, el 5% de hogares más pobres solo puede cubrir cerca del 20% de la canasta familiar.

LA INFLACIÓN REGISTRÓ SU VALOR MÁS ELEVADO DE LA ÚLTIMA DÉCADA

Durante diciembre de 2022, la inflación mensual fue de 0,16%, mientras que la inflación anual alcanzó un 3,74%, registrando el mayor aumento desde la última década. A su vez, el índice de precios al consumidor se ubicó en 110,23 y presentó el valor más elevado que ha obtenido el país. Por lo tanto, gran parte de los precios de bienes y servicios representativos para los hogares aumentaron en el último mes de 2022. 

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas registraron un crecimiento mensual en sus precios de 0,26% y una variación interanual de 7,60%. Los precios del alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles se redujeron en -0,02% con relación al mes anterior y crecieron de manera anual en 1,76%. 

Igualmente, la inflación de los bienes y servicios diversos (incluyen productos de higiene y cuidado personal) presentaron un incremento mensual y anual de 0,52% y 4,39%, respectivamente. Dicha tendencia positiva también se evidencia en los servicios de transporte, salud y educación (Gráfico 1). Por consiguiente, en diciembre de 2022 se produjo un aumento sostenido en los precios de los productos y servicios que influyen en el desarrollo y garantizan la calidad de vida de los hogares ecuatorianos.

Gráfico 1

Inflación según divisiones de bienes y servicios

EL COSTO DE LA CANASTA BÁSICA Y DE LA VITAL AUMENTÓ EN DICIEMBRE 2022

De acuerdo con el INEC, las canastas familiares básica y vital son un conjunto de bienes y servicios imprescindibles para satisfacer las necesidades básicas de hogares compuestos por cuatro integrantes con 1,6 perceptores de ingresos que reciben una remuneración básica unificada. Ambas canastas se contrastan con el ingreso mínimo mensual del tipo de hogar señalado, el cual es calculado por medio de las remuneraciones nominales y los sobresueldos mensualizados.

En diciembre de 2022, el ingreso familiar mensual fue de $ 793,33 y la canasta familiar básica alcanzó los $ 763,44, incrementando en 0,3% con relación al mes anterior. Al comparar ambos indicadores, se evidencia que la remuneración de los hogares cubre la canasta familiar básica y genera un excedente de 3,91% que equivale a $ 29,89. 

La canasta familiar vital está compuesta por la cantidad mínima de productos que una familia puede adquirir con el ingreso mínimo. Son productos de menor calidad y cantidad con relación a la canasta básica. La canasta vital registró un costo de $ 538,96 y aumentó en 0,11% en referencia al mes anterior. En este sentido, el ingreso mínimo mensual a diciembre de 2022 cubrió la canasta familiar vital y produjo un excedente de 47,20% que representa $ 254,37.

Gráfico 2

Ingreso familiar mensual y precios de las canastas familiares

¿QUIÉNES PUEDEN PAGAR EL AUMENTO DE PRECIOS?

Los hogares con ingresos iguales o mayores al promedio ($ 869) tienen la capacidad de pagar el incremento de precios en los bienes y servicios. Incluso, el porcentaje de inflación es mínimo con relación al salario de los hogares con una mayor capacidad adquisitiva. 

Por el contrario, las familias de escasos recursos son las más afectadas por el aumento en los precios generales y en el costo de las canastas básica y vital. Esto se debe a que el ingreso de los hogares más pobres no ha aumentado mientras que la inflación sigue creciendo. 

De esta manera, cada incremento en los precios disminuye aún más la capacidad de las familias con bajos ingresos para acceder a bienes de consumo necesarios.

En los últimos datos disponibles del INEC, se observa que para junio de 2022, el 50% de los hogares tenía un ingreso de $ 668, con lo que lograban cubrir la canasta vital en 123,94% y les restaba un excedente de $ 129,04. Sin embargo, la remuneración de las familias era inferior al valor de la canasta básica en $ 95,44. Como resultado, solo la mitad de los hogares del país contaba con los ingresos suficientes para consumir la cantidad mínima de productos imprescindibles para satisfacer sus necesidades básicas.

Durante el período señalado, los ingresos del 5% de los hogares más pobres únicamente cubrían cerca del 28% de la canasta vital y el 20% de la canasta básica (Gráfico 3). Igualmente, alrededor de 1,08 millones de ecuatorianos viven en hogares con ingresos entre $ 400,01 y $ 500,00, con lo que no logran cubrir ninguna de las canastas familiares. 

Por consiguiente, las familias en situación de vulnerabilidad económica no cuentan con los ingresos necesarios para acceder a productos que garantizan una vida digna. Cabe esperar la actualización de los datos de pobreza a diciembre de 2022 para ver si la situación ha cambiado o mejorado.

Gráfico 3

Ingresos del hogar por percentiles de ingreso y cobertura de las canastas familiares a junio 2022

Imagen

En conclusión, el aumento en la inflación mensual y anual junto con el incremento en los precios de bienes necesarios para el consumo de las familias ha limitado su capacidad para garantizar una vida digna. Este efecto es aún mayor en los hogares con escasos recursos dado que no logran cubrir más del 20% y el 28% de las canastas básica y vital, respectivamente. 

Asimismo, la mitad de las familias del país no pueden absorber el impacto del encarecimiento de los productos, ya que no cuentan con los ingresos suficientes. Además, el ingreso de los hogares más pobres se ha mantenido mientras que la inflación sigue creciendo. Por lo tanto, se necesitan mejoras en el empleo que permitan reducir los índices de pobreza nacionales y mejorar los estándares de vida de los hogares ecuatorianos.

(*) Gabriela Andrade, analista económica Revista Gestión. 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

¿Está logrando la economía ecuatoriana recuperarse de la pandemia?

Siete tendencias que marcaron el ecosistema de pagos en 2022

El 2023 empieza con un ecuatoriano desesperanzado 

¿Habrá incrementos salariales en 2023? Esto dicen las empresas